En esta ocasión te compartimos algunos datos de este artista plástico que hace unos meses fue nombrado director del Proyecto del Bosque y Complejo cultural Chapultepec que integrará 800 hectáreas en un espacio cultural y artístico.

Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo).- Gabriel Orozco es un mexicano destacado originario de Veracruz, autor de una amplia obra artística que incluye escultura, fotografía, vídeo, dibujo hasta instalaciones espontáneas. Orozco es considerado uno de los diez creadores más importantes, su obra es un imprescindible par los acontecimientos de arte contemporáneo.

En esta ocasión te compartimos algunos datos de este artista plástico que hace unos meses fue nombrado director del Proyecto del Bosque y Complejo cultural Chapultepec que integrará 800 hectáreas en un espacio cultural y artístico.

“Durante la década de los noventa, Gabriel Orozco desarrolló una obra contundente por la manera precisa y condensada de presentar sus asuntos, y por los asuntos mismos: inusitados, elocuentes”, escribió la crítica mexicana María Minera.

Gabriel Orozco nació en Xalapa, Veracruz, y creció en la Ciudad de México por lo que estudio en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y posteriormente en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

 

 

Su obra Mátrix Móvil Esta es una pieza de arte única en la que transformó un esqueleto de ballena gris de 696 kilos. Los huesos de la ballena muestran dibujos de círculos y elipses realizados con grafito que evocan el movimiento de las olas y las ondas sonoras. “La idea de tener un gran elemento flotando entre los libros y con movimiento propio, le dio el nombre de Mátrix Móvil”, según la página de la Biblioteca Vasconcelos en donde se encuentra la obra.

La escultura osea de la ballena gris ” Matrix Movil”, del artista Gabriel Orozco. Foto: Essene Hernández, Cuartoscuro

Mónica Manzutto y José Kuri fundaron la galería “Kurimanzutto” en 1999 sin tener un espacio fijo. Orozco les planteó un proyecto para apoyar a los artistas de la Ciudad de México debido a la falta de galerías dedicadas al arte contemporáneo en la capital que evidenciaban la necesidad de una plataforma para consolidar a los artistas emergentes.

Su característica itinerante permitió organizar muestras en lugares en los que no habían pensado, como “Economía de mercado” que estuvo abierta menos de 24 horas en un local rentado en la que los artistas pusieron a la venta piezas elaboradas con productos del mismo mercado. De acuerdo con su página oficial, en 2008 kurimanzutto abrió su espacio de exposición actual en la calle de Gobernador Rafael Rebollar No. 94.

Actualmente kurimanzutto representa a treinta y tres artistas. Foto: Facebook Kurimanzutto

Este artista abandonó la escultura de corte tradicional para responder a los contextos y situaciones de espacios públicos, con la intención de mostrar lo insólito en lo cotidiano; ha sido acreedor a diversos premios como el Blauorange Kunstpreis otorgado por la Deutsche Volksbanken und Raiffeisenbankende en 2006; el Cultural Achievement Award otorgado por The Americas Society en 2014 y el el REDCAT Award, otorgado por REDCAT CalArts’ downtown center for contemporary arts en 2015; además en 2012 fue condecorado como officier des Arts et des Lettres por el Ministerio de Cultura Francés.

Entre sus exposiciones están Gabriel Orozco: Asterisms, Deutsche Guggenheim, Berlín del 2012; Guggenheim Museum en Nueva York en el 2013; Gabriel Orozco – Inner Circles, MOT The Museum of Contemporary Art Tokyo (2015); Gabriel Orozco – Inner Circles, MOT The Museum of Contemporary Art Tokyo (2015) y Gabriel Orozco – Inner Circles, MOT The Museum of Contemporary Art Tokyo (2015); además de 2009 a 2011 su obra fue objeto de una exposición individual retrospectiva itinerante en Museum of Modern Art, Nueva York; Kunstmuseum Basel, Basilea; Centro Georges Pompidou, París; y Tate Modern de Londres.

En la Ciudad de México su obra se ha presentado en el Museo del Palacio de Bellas Artes y en el Museo Rufino Tamayo.

En el año 2017 abrió en la galería “Kurimanzutto” una tienda de conveniencia llamada “Oroxxo” que operó durante 30 días en la que propuso un juego de íconos en el que convivían el arte y los bienes de consumo cotidiano. La tienda contaba con 300 piezas intervenidas y buscaba provocar cuestionamientos acerca de los supermercados y de cómo el arte se expande al día a día de las personas.

“Gabriel Orozco emplea la metáfora del supermercado para revelar, en un microcosmo, ciertas funciones que constituyen a lo social. El supermercado de Orozco muestra de qué manera los sujetos humanos están poderosamente orientados por los objetos, utilizando las repisas como representaciones de las condiciones físicas de la infraestructura que vuele posibles la subjetividad y la sociabilidad”, se lee en la página oficial de la galería.

Entre los productos que seleccionó el creador estaban desde refrescos, cervezas, galletas, pan, pizzas y condones. Foto: Antonio Cruz, Cuartoscuro

Una de sus obras que más llamó la atención se dio durante la Bienal de Venecia de 1993 cuando el artista mexicano colocó una caja de zapatos vacía en el corredor principal, acto que se consideró como una ruptura de paradigmas cuyo objeto buscaba llamar la atención del espectador al colocar un objeto tan común y conocido en un ambiente vacío.