Se conoce como Pharmajet y consiste en la inoculación del principio activo a través de un chorro de aire comprimido que introduce la cura en la piel sin la necesidad de pinchazos.

Ciudad de México, 22 de septiembre (AS México).- Australia está preparando ya los primeros ensayos en humanos de una vacuna contra el coronavirus. El remedio está basado en el ADN y la principal novedad radica en su forma de administración: a través de un novedoso sistema sin aguja.

El sistema se conoce como “PharmaJet” y consiste en la inoculación del principio activo a través de un chorro de aire comprimido que introduce la cura directamente en la piel sin la necesidad de pinchazos. Por ello, los investigadores que lo han llevado a cabo garantizan que se trata de un proceso indoloro.

“UN CHORRO TAN FINO COMO UN CABELLO”

Por el momento, se están reclutando a los 150 voluntarios que colaborarán con los expertos de la Universidad de Sidney. Para llevar a cabo este método, el Gobierno federal ha contribuido notablemente liberando dos millones de euros.

La doctora Ginni Mansberg, de Sunrise GP, explicó en el portal australiano 7news el efecto que notan aquellos que reciben la vacuna de esta forma: “Sientes un chorro que es tan fino como un cabello que penetra directamente en la piel que es el órgano del sistema inmunológico más grande del cuerpo, y creemos que las vacunas administradas por la piel tienen el potencial de mejorar”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS MÉXICO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.