El Presidente de México destacó que el país ha enfrentado la crisis provocada por la COVID-19 ayudando a las personas que cuentan con menos recursos. 

Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo).– Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, habló ante del avión presidencial, la crisis económica, la pandemia de la COVID-19, y de la llamada Cuarta Transformación ante la Asamblea General número 75 de la Organización de las Naciones Unidas.

“Represento a un gran país, a México, que tiene una historia y una tradición cultural como la de otros pueblos del mundo. Podría aquí hablarles de las grandes civilizaciones que fueron parte de lo que ahora es nuestro gran país. Hablo de civilización, de culturas, porque los que conquistan siempre tratan de justificar sus atrocidades, descalificando a los pueblos originarios. No es el caso de México, de nuestro pueblo, como tampoco de otros del mundo que fueron conquistados y colonizados. Nosotros tenemos una extraordinaria historia de lucha”, dijo el mandatario mexicano.

“Hay tres grandes transformaciones en la historia de México. Primero la Independencia. Dos curas rebeldes encabezaron un movimiento para lograr la Independencia de México. Ellos proclamaron la abolición de la esclavitud. Luego tuvimos la segunda transformación, el movimiento de Reforma, encabezado por Benito Juárez García. Se le conoció como el Benemérito de las Américas. Luego vino una tercera transformación: la Revolución mexicana. Se luchó por la democracia. Se padecía de una dictadura. Se lucho para que se garantizaran las libertades. Se luchó por la justicia”, añadió frente a jefes de Estado.

López Obrador señaló que “apenas estamos dando los primeros pasos para que en México haya una auténtica democracia. Por la falta de democracia se fue echando a perder la vida pública en el país. Empezó a imperar la corrupción. Nuestro país, con muchas riquezas naturales y un pueblo noble, no podía avanzar por la corrupción que imperaba. Nosotros luchamos por un verdadero cambio y así lo decidió el pueblo de México. Nos hemos propuesto realizar la cuarta transformación”.

“Lo estamos logrando a pesar de enfrentar dos crisis. Enfrentamos la pandemia del coronavirus y lo que desató la pandemia, una crisis económica. Pero vamos saliendo. Estamos avanzando. Va disminuyendo el efecto nocivo de la pandemia. Lo que más nos importa es salvar vidas. No aplicamos la estrategia de rescatar a los de arriba. ¿Qué hicimos? Estamos apoyando al pueblo. Es de abajo hacia arriba. Estamos destinando recursos fruto del combate a la corrupción y de la austeridad republicana, ya no hay lujos en el Gobierno”, expuso.

Durante el encuentro con la ONU, el mandatario contó que “había un avión presidencial, ya lo rifamos y todavía vamos a venderlo. Este avión es como un palacio en los cielos, algo insultante para nuestro pueblo, un avión de lujo para 240 pasajeros adaptado para 80, con sala de junta, con recámara. Algo ofensivo. El Presidente de México se traslada por carretera, en vehículos y aviones de línea”.

“Desapareció el cuerpo de élite que cuidaba al Presidente. Se llamaba Estado mayor Presidencial. Y así se han terminado los lujos. No puede haber gobierno rico con pueblo pobre”, agregó.

“La fórmula es no permitir la corrupción y ahorrar. Todo lo que estamos reuniendo con la fórmula lo destinamos a apoyar a la gente humilde, a los desposeídos. Todos los adultos mayores tienen derecho a pensión, también niños y jóvenes con alguna discapacidad”, dijo.