Presionó al alza la pérdida de fuerza de la tormenta tropical Beta a su paso por el Golfo de México, pero persisten las preocupaciones por el estancamiento de la recuperación económica en Europa, donde países como Reino Unido están reimponiendo restricciones para contener los contagios de COVID-19.

Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo/EFE).- El precio del crudo registró un modesto repunte este martes, al término de una jornada volátil en la que los inversores aprovecharon los bajos precios que dejó el desplome de la jornada anterior.

El temor a que el mal tiempo continúe interfiriendo en la producción en el Golfo de México contribuyó a contrarrestar las expectativas de que una segunda oleada de la pandemia de coronavirus golpee de nuevo a la demanda.

La mezcla mexicana de petróleo logró recuperar 18 centavos, 0.48 por ciento de avance, hasta los 37.44 dólares, después del fuerte descenso de la jornada anterior, equivalente a 4.39 puntos porcentuales, con los que cotizó en 37.26 dólares.

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en noviembre terminó hoy en el mercado de futuros de Londres en 41.74 dólares, un 0.75 por ciento más que al finalizar la sesión anterior. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un incremento de 0.31 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 41.43 dólares.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este martes con un alza del 0.7 por ciento, hasta 39.60 dólares el barril, ante la expectativa de que las autoridades de EU reporten mañana una caída semanal en las reservas de crudo. Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en octubre, que expiran hoy, subieron 0.29 dólares respecto a la sesión previa.

Los precios vieron un rebrote ligero tras las pérdidas de ayer, alimentadas por el aumento de casos de la COVID-19 y el temor por potenciales confinamientos que impacten de nuevo en la demanda.

Los analistas encuestados por S&P Global Platts esperan que mañana la Administración de Información Energética reporte una caída de 4 millones de barriles en los inventarios la semana terminada el 18 de septiembre, lo que contribuyó a una subida.

“La perspectiva de nuevos potenciales confinamientos en mercados como Reino Unido y EU aterra a los inversores, que ven otra vez frágil la demanda y dependiente de cómo progrese la pandemia”, explicó en una nota el jefe de mercados petroleros de la firma Rystad Energy, Bjornar Tonhaugen.

Asimismo, influye a la baja el restablecimiento de la producción de Libia que había estado bloqueada, aunque su Corporación Nacional de Petróleo (NOC, en inglés) ha indicado que será un comienzo moderado.

Por otra parte, los contratos de gasolina con vencimiento en octubre restaron un centavo hasta los 1.16 dólares el galón, y los de gas natural para entrega en el mismo mes apenas variaron, situándose en los 1.83 dólares por cada mil pies cúbicos.