México
EL SUR

Caso Ayotzinapa: Quema controlada o “incineradoras”, nuevas líneas de investigación

22/09/2021 - 4:30 pm

Una de las líneas de investigación que lideran la búsqueda de los 43 estudiantes de Ayotzinapa que desaparecieron en septiembre de 2014 es la quema controlada en Barranca de la Carnicería, donde fueron hallados restos óseos de los normalistas Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre y Jhosivani Guerrero de la Cruz.

Por Alejandro Guerrero

Iguala, 22 de septiembre (ElSur).– El Fiscal de la Unidad Especial de Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo indicó que una de las líneas de investigación que realizan en la búsqueda de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, es la quema controlada o “incineradoras” en la Barranca de la Carnicería, a unos 800 metros del basurero municipal de Cocula.

En la diligencia ministerial realizada este martes en compañía del Subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, y a la que fueron convocados sólo reporteros de medios nacionales para mostrarles el sitio en el que se desarrolla una de las líneas de investigación, el Fiscal especial del caso indicó que aunque en este sitio fueron hallados restos óseos con los que se identificó a los estudiantes Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre y Jhosivani Guerrero de la Cruz, aún no se cuenta con una narrativa de cómo llegaron a ese sitio.

“Una narrativa completa respecto al hecho donde fueron detenidos [los estudiantes] hasta el momento en que se encuentra depositado y encontramos a través de identificación genética, no la tenemos, porque la estamos trabajando”, explicó.

En declaraciones por teléfono, el abogado Vidulfo Rosales Sierra, que fue convocado a esta diligencia, informó que no fueron padres ni madres de los 43 muchachos desaparecidos, y consideró que esta diligencia con prensa nacional tendría que ver para descartar el testimonio de uno de los presuntos implicados miembros de Guerreros Unidos, Juan Miguel Pantoja, “El Pajarraco”, que en días pasado se filtró a la prensa y que insiste en la versión de la llamada “verdad histórica”.

“Yo creo que en esa dirección va, yo creo que lo que ellos quieren es ilustrar la inconsistencia del basurero de Cocula, que se sepa que sigue teniendo inconsistencias y que los nuevos datos de prueba apuntan a otro lugar”, expuso.

En la conferencia de prensa que ofreció en la Barranca de la Carnicería, Gómez Trejo informó: “seguimos investigando en los lugares en los cuales pudo haberse realizado una cierta quema en cuanto a fuego controlado”.

Detalló que de los cerca de 200 fragmentos óseos asegurados en la zona “muchos de ellos, no quiero decir la gran mayoría, pero sí muchos de ellos no presentaban exposición a fuego, sino lo que presentaban era atemperismo, es decir, que estuvieron expuestos a la intemperie”.

A pregunta de uno de los reporteros de cuántos puntos son los que se investigan en los que se hicieron los incendios controlados, Gómez Trejo dijo que hablan de “uno o varios” espacios en los que pudieron haberse realizado las quemas controladas o “incineradoras”.

Ante la insistencia de los reporteros del número de incendios “controlados” detectados, el Fiscal especial precisó “yo no estoy hablando de incendios, sino de lugares, espacios controlados de incineración, o sea, una incineradora”.

 

Dijo entonces, que están profundizando la investigación hacia ese lado “para ver cuáles son los resultados que tenemos, obviamente entenderán que han pasado casi siete años de que fueron posiblemente utilizados esos espacios, ¿qué hallazgos podemos encontrar? Posiblemente ninguno, pero de todos modos es una línea que mantenemos abierta para seguirla empujando”.

Informó que en esta área en la Barranca de la Carnicería en la que hallaron una costalilla con 187 fragmentos óseos, van a seguir trabajando y ampliaron la zona de exploración a cerca de ocho mil metros cuadrados.

Gómez Trejo puntualizó que con respecto a los hallazgos que se tuvieron en esta zona que derivó en la identificación de los restos de dos de los 43 normalistas, y ante las distintas declaraciones de cerca de una veintena de testigos que están colaborando con la narrativa.

“La Barranca de la Carnicería para nosotros representó una esperanza de seguir trabajando en la búsqueda de los estudiantes. Es reivindicatorio de una mentira que en su momento se contó. Hemos terminado de trabajar en él, y de él hemos obtenido la identificación de dos de los estudiantes”, declaró el Fiscal especial.

Explicó que a más de dos años de las investigaciones y el hecho de encontrar un lugar diferente al basurero de Cocula en el que se centró la “verdad histórica”, “abre una línea de investigación completamente diferente que nos lleva por las distintas pruebas encontradas y con las que se ha venido trabajando, que son testimonios, peritajes y documentos”.

 

Afirmó que mucho de lo que se hizo para poderla sustentarla elaborada en el anterior Gobierno, “fue obtenido de manera ilícita, testimoniales de personas fueron obtenidas por tortura, privadas ilegalmente de la libertad, aisladas completamente de la protección de la Ley y después de eso, lo que hicieron fue reconstruir una averiguación previa armada con piezas procesales que a la documentación que hemos obtenido, muchos de ellos fueron elaborados ilícitamente”.

ESTÁ JUDICIALIZADA UNA AGENTE DEL MP QUE PERTENECIÓ A LA SEIDO

Señaló que a lo que están llegando dentro de las investigaciones en la Fiscalía General de la República (FGR) es que “hubo un conglomerado de funcionarios que actuaron de manera ilícita, aprovechándose de la posición de la que gozaban, y que en función de eso, desviaron toda una investigación”.

Mencionó que tienen judicializada a una agente del Ministerio Púbico que perteneció a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) y anunció que también lo harán con agentes de servicios periciales que “manipularon evidencias”.

Puntualizó que las implicaciones que generó esta irregularidad en las investigaciones fue negar el acceso a la justicia a las familias, negar la búsqueda de sus hijos y sobre todo, negar la verdad. Además, que se echó a perder o se ha perdido mucha evidencia.

Advirtió que la revictimización de las familias es algo que están persiguiendo penalmente “toda esa manipulación de la evidencia, toda esa recreación de ese andamiaje institucional, porque participaron distintas instituciones para poder recrear, ha sido una mentira y esos son los procesos de judicialización que estamos haciendo. Lo importante es que se entienda que toda esa historia que se creó en su momento, fue una falacia”.

El Fiscal para el caso Ayotzinapa reconoció que existe una demanda por tener mayores resultados, y dijo que el proceso de investigación está llevando su tiempo, lamentando las irregularidades que hubo en el proceso en la pesada administración, la pérdida y destrucción de evidencia, y el asesinato de muchos de los testigos que en su momento pudieron aportar elementos para poder avanzar más en la investigación.

MUESTRAN LA ZONA EN LA QUE FUERON HALLADOS LOS RESTOS ÓSEOS

El abogado de los padres, Vidulfo Rosales informó en declaraciones por teléfono que fue convocado ayer por la mañana por el Subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, para estar en la diligencia ministerial en la Barranca de la Carnicería, y dijo que no conocía el carácter de la diligencia.

Contó que con el acompañamiento de peritos y antropólogos forenses de la FGR, se hizo fue un recorrido con los reporteros al punto en el que hubo los hallazgos de restos óseos del año pasado, y ahí se informó que se logró dar con la Barranca de la Carnicería por la información de los testigos, presuntos implicados en los hechos, que indican el posible hallazgo de los 43 jóvenes, sitio que se mostró a la prensa.

Este año se cumplen siete años de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa. Foto: Cuartoscuro.

Narró que se informó cómo dio la FGR con esta zona, cuál fue el primer hallazgo en la Barranca, en el que localizaron un costal de rafia con los restos óseos y algunos tirados a la intemperie. Dijo que se informó que fueron un primer día a la diligencia pero no localizaron nada, y que al regresar al siguiente día hallaron la costalilla con los cerca de 200 fragmentos.

Señaló que el objetivo fue llevar a los medios de comunicación para que conocieran la zona en la que fueron recuperados los restos de Cristian Alfonso y Jhosivani.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EL SUR. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas