El músico argentino dijo que la violencia es un tema mundial, no solamente mexicano. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

El músico argentino dijo que la violencia es un tema mundial, no solamente mexicano. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

El músico argentino afirmó que le duele cuando los artistas extranjeros llegan a Argentina, opinan sobre la situación del país y luego se van tan campantes. “Llevo a México siempre conmigo”, dijo en conferencia de prensa

Ciudad de México, 22 de octubre (SinEmbargo).- “Esa es una pregunta tendenciosa que prefiero no responder”, dijo el cantautor argentino Fito Páez en el marco de una conferencia de prensa en el Teatro Metropolitan, de esta capital, donde el 7 y el 8 de noviembre próximos ofrecerá sendos conciertos.

“Cuando Argentina estaba mal, me dolía mucho cuando los artistas extranjeros opinaban sobre la situación y luego se rajaban [se iban], total, qué les importaba. Por eso no quiero hacer lo mismo, dijo el autor de “El amor después del amor”, quien ha invitado a la argentina Fabiana Cantilo y al brasileño Paulinho Moska a compartir escenario en nuestro país.

Serán dos conciertos con los que el artista sudamericano, de 52 años, conmemorará tres décadas de venir a México –“un país que llevo en mi corazón a todos lados”, dijo- y que servirá a la vez para estrenar mundialmente su reciente disco, Locura total, que hizo en colaboración con el brasileño Moska y del que ya rola el primer sencillo “Hermanos”.

Páez es uno de los pocos argentinos, junto con Charly García, que ha podido ingresar desde hace muchos años en el cerrado mercado discográfico de Brasil. Recientemente, el cantautor Omar Giammarco, el músico argentino preferido de Lila Downs, ha lanzado un trabajo junto al brasileño Arthur de Faria, que fue elegido disco del año en ambos países latinoamericanos.

“No sé si es una tendencia, esto de que los argentinos se junten con los brasileños para hacer discos. Lo que sí creo es que hay desde hace unos cuantos años una gran comunicación entre las músicas populares de Latinoamérica y en ese sentido Brasil es muy poderoso”, afirmó Fito Páez.

"México me regaló a Jaime Sabines, a la Revolución Mexicana, el primer mezcal en Huatulco", reveló. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

“México me regaló a Jaime Sabines, a la Revolución Mexicana, el primer mezcal en Huatulco”, reveló. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

“Sería muy saludable que se establezcan estos vínculos con Brasil, de una forma muy relajada y siento que el disco que hicimos con Paulinho es un eslabón más en esa larga cadena que une a la música brasileña con el resto de las músicas en español”, agregó.

A propósito de Rosario, la ciudad santafesina donde nació en 1963, dijo que “cada persona llega una casa adentro suyo, que es aquella donde nació y eso va a marcar tu vida para siempre”, al tiempo que consideró estar pasando por el mejor momento de su existencia.

“El mejor momento es ahora”, afirmó el autor de éxitos como “Mariposa teknicolor”, “Fue amor”, “Dos días en la vida”, “Ciudad de pobres corazones”, “Al lado del camino y tantos otros”, temas que sonarán en la caja negra y sobria que servirá de escenario a principios del mes próximo.

El músico argentino dijo que la violencia es un tema mundial, no solamente mexicano. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

Más que ser un hombre de izquierdas, Fito se dijo “un hombre de la música, de la palabra, del cine y padre de mis hijos”. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

“Últimamente no estoy echando mano del material audiovisual para vestir los conciertos, estoy tocando a caja negra. Por supuesto que uno tiene siempre esa fantasía de armar el combo con imágenes, pero hay un momento en que te concentras solo en la música. A ver si somos capaces de oír sin ver”, desafió.

Citando al recientemente fallecido actor y psiquiatra Eduardo “Tato” Pavlovsky (1933-2015), consideró que para ser artista “hay que saber entrar y saber salir de la locura, para no terminar citando palabras de otros”.

“No le deseo a nadie la locura, porque trae padecimiento, pero un artista necesita conocer esos mundos, para poder transmitirlos y no transformarse en una oveja”, agregó el músico, vestido de vaqueros y chamarra, con borceguíes negros y lustrosos, indumentaria de fajina que le permite andar cómodo por el estudio mexicano donde se encuentra mezclando un disco de música instrumental, grabado en julio en Argentina.

Cuando Argentina estaba mal, me dolía mucho cuando los artistas extranjeros opinaban sobre la situación y luego se rajaban (se iban), total, qué les importaba. Por eso no quiero hacer lo mismo, dijo. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

Cuando Argentina estaba mal, me dolía mucho cuando los artistas extranjeros opinaban sobre la situación y luego se rajaban (se iban), total, qué les importaba. Por eso no quiero hacer lo mismo, dijo. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

“CHARLY ESTÁ PERFECTO”

“Charly [García] está perfecto y está grabando un material excelente”, informó Páez al referirse también a su disco como solista Rock and Roll Revolution, un material “que Charly de alguna manera me dictó, desde todo lo que aprendí de él y está dedicado a él por esa fuerza que estuvo tan presente durante la grabación y la mezcla del álbum”, dijo Fito.

García, de 63 años, se recupera de una reciente operación de cadera. “Lo acabo de ver, está de excelente humor, así que las noticias son muy buenas en relación con Charly”, afirmó.

Recordó que vino a México hace 30 años, invitado por la cantante peruana Tania Libertad, cuando ambos estaban en el Festival de Varadero, Cuba.

“Éramos jóvenes y nos trajo Tania a dar un concierto con Maldita Vecindad. Fue maravilloso”, evocó, al tiempo de reconocer que “México es mi casa, tengo mis amigos aquí, mi historia aquí, amo este lugar, donde me siento querido y escuchado”.

“México me ha regalado a Jaime Sabines, a la Revolución Mexicana, a Pancho Villa, a Armando Manzanero, el primer mezcal inolvidable en Huatulco, muchos amigos. No pienso en mí cuando pienso en los lugares, pienso en los lugares”, agregó.

El músico aprovecha su estada en México para mezclar el próximo disco. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

El músico aprovecha su estada en México para mezclar el próximo disco. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo

De su país natal, donde este domingo se celebrarán las elecciones presidenciales, dijo que atraviesa un clima “tranquilo”.

“Se ve bastante bien todo. Es una democracia, cada cuatro años se renueva el voto, qué suerte que podamos estar en esas instancias”, precisó.

De la despenalización de la marihuana dijo que aquellos que se oponen “es porque tienen fuertes intereses para estar en contra” y consideró que se trata de un tema antiguo que ya no debería discutirse. “Estamos en el siglo XXI, muchachos, hay que legalizar el consumo”, dijo Páez.

Se llamó hombre de izquierdas, pero antes “un hombre de la música, de la palabra, del cine y padre de mis hijos, básicamente”, concluyó.