A través de un comunicado, Kimberly-Clark informó que “durante 2019 le empresa invertirá alrededor de 3 mil millones de pesos y se estima que en 2020 sea una cifra mayor, contrario a lo que se publica en algunas notas periodísticas”.

Ciudad de México, 22 de octubre (SinEmbargo).– Kimberly-Clark aseguró que sí invertirá en México este y el próximo año y aclaró que la declaración de Pablo González Guajardo, director general de la empresa, “se refirió al contexto nacional e internacional”.

A través de un comunicado difundido en su página oficial, Kimberly-Clark informó que “durante 2019 la empresa invertirá alrededor de 3 mil millones de pesos y se estima que en 2020 sea una cifra mayor, contrario a lo que se publica en algunas notas periodísticas”.

Ayer, el diario El Economista publicó que el director general de la empresa, Pablo González Guajardo, declaró que el corporativo se mantenía a la expectativa debido a que las políticas del Gobierno federal no eran lo que les “gustaría” para invertir en el corto plazo en México.

“La economía se ha desacalorado significativamente y el consumo interno sólo esta creciendo un poco y, desafortunadamente, continuamos viendo anuncios de nuevas políticas por parte del Gobierno que podrían no ser lo que nos gustaría para comenzar a invertir en el corto plazo”, señaló González Guajardo.

Según declaró González Guajardo, Kimberly-Clark de México no realizaría inversiones en México en el corto plazo, debido a la desconfianza que mantiene con algunas decisiones del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y a las señales de desaceleración económica en el país.

Comunicado de Kimberly Clark.

El anuncio de la empresa, cuyo Consejo de Administración es presidido por el empresario Claudio X. González Laporte, se dio durante la presentación de los resultados económicos de su tercer trimestre.

La información publicada ayer provocó una reacción negativa contra la empresa en redes sociales, en donde usuarios llamaron a hacer un boicot para dejar de consumir los productos que comercializan.

Sin embargo, este martes, Kimberly Clark aclaró que la declaración de Pablo González Guajardo “se refirió al contexto nacional e internacional, por que se requiere mejorar las condiciones para atraer más inversión en el corto plazo. No se expresaron juicios particulares sobre políticas específicas”.

Kimberly-Clark de México fue dirigida hasta 2003 por Claudio X. González Laporte, quien hoy preside el Consejo de Administración de la compañía. En el año 2003 el empresario dejó la dirección en manos de su hijo Pablo González Guajardo.

Claudio X. González Laporte es uno de los líderes empresariales más importantes del país y ha sido un duro crítico del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

González también es miembro del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), un núcleo que reúne a varios de los empresarios más poderosos del país.

Su confrontación con López Obrador viene de tiempo atrás. Por ejemplo, a finales de 2017, el empresario declaró: “no queremos dar un paso para atrás, que es lo que nos propone uno de los candidatos, que quiere regresar al siglo pasado”.

Incluso, durante su campaña presidencial, López Obrador acusó al ex Presidente Carlos Salinas de Gortari y los empresarios Claudio X. González Laporte y Roberto Hernández Ramírez, presidente del Grupo Financiero Banamex, de creerse los “amos y señores de México” y “controlan” al PRI y PAN.

En la recta final de la contienda electoral el CMN se reunió con López Obrador y, según las declaraciones de ambas partes, “fue una reunión respetuosa y se limaron asperezas”.

Incluso, Claudio X González –quien ha sido consejero de múltiples compañías mexicanas y extranjeras como Telmex, Banamex, Alfa, Carso, Modelo, Televisa, Kellog Company y JP Morgan– declaró al salir del encuentro que él y López Obrador se abrazaron.

La empresa Kimberly-Clark de México lleva 93 años operando en el país con productos de consumo personal como toallas femeninas, pañales, servilletas, papel higiénico jabón y toallitas húmedas.

Actualmente cuenta con 18 marcas líderes en el mercado entre las que se encuentran Huggies, Kleen-Bebé, Evenflo, Kleenex Cottonelle, Depend, Kotex, Escudo, Suavel, Vogue, Pétalo y Depend.

Durante la administración de Enrique Peña Nieto, dicha empresa fue una de las más beneficiadas por la entrega de contratos de adjudicación directa. De acuerdo con una investigación publicada por SinEmbargo, durante el sexenio de 2012 a 2018 recibió un total de 2 mil 360 contratos, con un monto de 296 millones 115 mil 818 pesos.