El Presidente de la zona de Lacio, Nicola Zingaretti, firmó la ordenanza para que se instaure un toque de queda a partir del próximo viernes de las 24:00 horas a las 5:00 horas, con el fin de frenar los casos de la COVID-19 que se han disparado en la capital.

Roma, Italia, 22 de octubre (EFE).- La región de Lacio, cuya capital es Roma, han introducido un toque de queda que comenzará el viernes a las 24:00 horas y hasta las 5:00 horas como medida para frenar el contagio de coronavirus que se ha disparado sobre todo en la capital.

El Presidente de Lacio, Nicola Zingaretti, firmó anoche la ordenanza en la que también se introduce la obligación de docencia a distancia para la enseñanza secundaria superior, los alumnos mayores de 14 años edad, para al 50 por ciento de los alumnos, con la intención de descongestionar el transporte público en las horas punta.

También está prevista la remodelación de la red hospitalaria para llegar a las 3 mil camas dedicadas a los enfermos de COVID-19.

La medida del Lacio se une a los toques de queda desde las 23:00 a las 6:00 que ya han tomado Lombardía y Campania, las otras dos regiones más afectadas en esta segunda ola de la pandemia.

El toque de queda responde a que en la región de Lacio los casos se han disparado considerablemente. Foto: Emanuele Valer, EFE

A partir de la noche del viernes 23 de octubre, en esta región del centro de Italia con 5.8 millones de habitantes se prohíben los desplazamientos nocturnos por el territorio de la región, salvo viajes motivados por necesidades comprobadas (laborales) y por desplazamientos motivados por situaciones de necesidad o urgencia, o por motivos de salud, se lee en la ordenanza.

Toma de temperatura a un estudiante antes de entrar en el aula en Italia. Foto: Mourad Balti Touati, EFE

Se requerirá la autocertificación, ya aplicada durante el confinamiento nacional de marzo.

Según declaró este miércoles el asesor del Ministerio de Sanidad Walter Ricciardi, la pandemia de coronavirus está ya “fuera de control” en algunas zonas metropolitanas como Milán (norte), Nápoles (sur) y Roma, y por ello se requieren medidas más contundentes.

“Algunas áreas, como Milán, Nápoles y probablemente Roma, están ya fuera de control desde el punto de vista de control de la pandemia, tienen números demasiado altos para contenerlos con el método tradicional de pruebas y rastreo”, dijo durante una conferencia en la Universidad Católica, recogida por los medios locales.

Los contagios de coronavirus se han disparado en Italia hasta los 15 mil 199 en las últimas veinticuatro horas, una cifra nunca antes registrada, y 127 personas murieron, un dato que no se veía desde mayo, según el parte del miércoles del Ministerio de Sanidad.

La región más afectada es Lombardía (norte), con 4 mil 125 nuevos positivos, más del doble que el martes, y otra especialmente golpeada es Campania (sur), con mil 760 casos.