Investigadores de la Universidad de California descubrieron el “secreto” de la resistencia del caparazón del conocido como escarabajo diabólico acorazado, que es capaz de soportar 39 mil veces su peso; la resistencia se debe a élitros y que contienen más proteínas de lo normal.

California, Estados Unidos, 22 de octubre (RT).- Un equipo de investigadores de la Universidad de California en Irvine (Estados Unidos) descubrió el secreto de la extraordinaria resistencia del así llamado escarabajo diabólico acorazado, que puede sobrevivir al atropello de un automóvil, comunicó este miércoles la institución educativa.

Para comprender cómo funciona el caparazón del insecto, conocido también como Phloeodes diabolicus, los científicos realizaron una serie de análisis microscópicos y espectroscópicos de alta resolución. También emplearon técnicas de impresión 3D para crear sus propias estructuras del mismo diseño, como la “armadura” del escarabajo. Las pruebas revelaron que el insecto puede soportar una fuerza equivalente a unas 39 mil veces su peso corporal. Para un hombre de unos 90 kilos, esto sería como soportar un peso de 3 mil 500 toneladas.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que la supervivencia de este escarabajo depende de dos factores claves: su capacidad para hacerse el muerto de forma convincente y su exoesqueleto, “una de las estructuras más duras y resistentes”, cosa que se complementa con una conveniente elasticidad, reza un estudio publicado en la revista Nature.

Es una especie terrestre y por eso “no es ligero ni rápido, sino que está construido como un pequeño tanque”, explicó David Kisailus, profesor de Ciencia e Ingeniería de Materiales. “Esa es su adaptación: no puede volar, así que se queda quieto y deja que su armadura, especialmente diseñada, aguante el ataque hasta que el depredador se rinda”, agregó.

Imagen que muestra la sutura medial, que divide los dos élitros a lo largo del abdomen del escarabajo. Foto: Jesus Rivera, UCI vía RT

Además, su resistencia se debe a los élitros. En los escarabajos aéreos, los élitros son las alas anteriores, que se abren y cierran para proteger las alas de vuelo, mientras que los del escarabajo diabólico acorazado evolucionaron y se convirtieron en “un sólido escudo protector”.

La capa más externa del caparazón contiene más proteínas de lo normal y le otorga dureza. Por su parte, la sutura medial, que divide los dos élitros a lo largo del abdomen del insecto, conecta ambas partes para aportar la capacidad de deformación elástica.

En su hábitat desértico en el suroeste de Estados Unidos, este escarabajo puede encontrarse bajo las rocas o apretado entre la corteza y el tronco de los arboles.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.