La película está basada en la novela de Jonathan Lethem, Motherless Brooklyn. En 1999 Norton vio el potencial de la historia para llevarla a la pantalla grande, sin embargo, tuvieron que pasar dos décadas para que esto fuera posible. El cambio más significativo que realizó Norton es la época, el actor nominado al Óscar por American History X prefirió desarrollar el relato en los años cincuenta en lugar de los 90 como en el libro.

Ciudad de México, 22 de noviembre (SinEmbargo).- Este fin de semana llega a las salas de cine de nuestro país Huérfanos de Brooklyn, cinta dirigida, escrita, producida y protagonizada por Edward Norton que llevará a los espectadores a recordar el cine de detectives con autos clásicos, un caso por resolver y un narrador que explica cada paso.

¿De qué trata? La historia es protagonizada y narrada por Lionel Essrog (Edward Norton) un detective privado con síndrome de Tourette que tras el asesinato de su mentor Frank Minna (Bruce Willis) decide investigar para dar con el responsable. Al inicio cuenta con algunas pistas que parecen no llevar a ningún lado pero su mente obsesiva lo llevará verse involucrado en un caso más grande de lo que imaginaba en el que tendrá que lidiar con matones, corrupción y hombres poderosos.

La película está basada en la novela de Jonathan Lethem, Motherless Brooklyn. En 1999 Norton vio el potencial de la historia para llevarla a la pantalla grande, sin embargo, tuvieron que pasar dos décadas para que esto fuera posible. El cambio más significativo que realizó Norton es la época, el actor nominado al Óscar por American History X prefirió desarrollar el relato en los años cincuenta en lugar de los 90 como en el libro; aspecto que sin duda luce en el cine con los autos clásicos y al escuchar el jazz que acompaña la atmósfera de un Nueva York que vivía momentos de cambio.

Edward Norton ofrece una actuación destacada como Lionel Essrog o “Brooklyn”, un detective con síndrome de Tourette que va creciendo y ganando confianza a lo largo de la cinta. Por si fuera poco Bruce Willis, Alec Baldwin, Willem Dafoe y Gugu Mbatha-Raw completan el reparto regalando buenas actuaciones.

Póster Huérfanos de Brooklyn. Foto: Especial

La película tiene una duración de 144 minutos y aunque presenta algunos puntos flojos, la mayor parte del tiempo mantiene atento al espectador. Además, cuenta con una gran fotografía a cargo de Dick Pope y un soundtrack lleno del jazz que caracterizaba los bares del Nuva York de los años 50.

Huérfanos de Brooklyn es una gran opción para disfrutar en la pantalla grande este fin de semana y dejarse atrapar por una historia de detectives que recuerda aquellos clásicos con gangsters, policías y una investigación que poco a poco va revelará pistas e información para desenredar el caso en el que Lionel Essrog se verá envuelto tras la muerte de su mentor.