La mujer viajó a Wuhan, provincia de Hubei, China, recientemente. En este momento se lleva a cabo el proceso de identificación del virus. 

Ciudad de México, 23 de enero (SinEmbargo).– Autoridades de Salud mantienen bajo observación a una mujer de 28 de edad que presentó síntomas relacionados con el coronavirus en la Ciudad de México.

De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Salud, en México se han detectado siete casos sospechosos de posible contagio. 57 por ciento de las personas revisadas son mujeres.

Uno de los casos ocurrió en la Alcaldía Miguel Hidalgo, donde la mujer mencionada presentó síntomas desde el 19 de enero. Ella estuvo recientemente en Wuhan, provincia de Hubei, en China.

De los siete casos, dos han resultado negativos; cinco más se encuentran en proceso de revisión.

Tres de los posibles casos se detectaron en el municipio de Tepatitlán, Jalisco; uno más en Tamaulipas; otro en Ciudad de México, y uno más en Michoacán. El primero detectado en la Ciudad de México ya fue descartado.

Autoridades de Salud mantienen bajo observación a una mujer de 28 de edad que presentó síntomas relacionados con el coronavirus en la Ciudad de México.

China tomó medidas para aislar a por lo menos tres importantes ciudades, con un total de 18 millones de habitantes, en una labor sin precedentes por contener un nuevo virus letal que ha enfermado a cientos y matado a por lo menos 25 personas, propagándose a otras partes del mundo durante las vacaciones por el Año Nuevo Lunar.

También se confirmó el primer fallecimiento fuera de la provincia central de Hubei, donde la capital Wuhan ha sido identificada como el epicentro del brote.

La comisión de salud en Hebei, una provincia del norte colindante con Beijing, dijo que un hombre de 80 años de edad murió después de regresar de una estancia de dos meses en Wuhan, a donde viajó para visitar a sus familiares.

La estación del tren y el aeropuerto de Wuhan fueron cerrados y se suspendió el servicio del ferry, metro y autobuses. Las calles, centros comerciales, restaurantes y demás espacios públicos en la ciudad de 11 millones de habitantes lucían desiertos. La policía revisó los vehículos que ingresaban a la localidad, pero no cerró los caminos.

El viernes se impusieron medidas similares en las ciudades cercanas de Huanggang y Ezhou. En Huanggang también se ordenó el cierre de teatros, cafés internet y otros centros de entretenimiento.

En Beijing se cancelaron de forma indefinida algunos grandes eventos, incluyendo ferias tradicionales que son distintivas de las festividades, para evitar que se propague el virus. La Ciudad Prohibida, un complejo de palacios que ahora es un museo de la capital, anunció que cerrará indefinidamente a partir del sábado.

–Con información de AP y Xinhua.