En el acuerdo se establece la reducción de porcentajes de cobro de estas aplicaciones en beneficio del sector restaurantero de la ciudad, sin afectar a consumidores o repartidores.

 Ciudad de México, 23 enero (SinEmbargo).- Las aplicaciones telefónicas de entrega de alimentos reducirán hasta un 50 por ciento el cobro de comisiones a restaurantes de la Ciudad de México, en apoyo a la industria ante la emergencia sanitaria por COVID-19.

Luego de que los pasado 11, 13 y 22 de enero el Gobierno capitalino y la Secretaría de Economía (SE) realizaran una serie de reuniones con ambos sectores de la industria y evaluaran las distintas alternativas, se logró llegar a un acuerdo con las tres principales aplicaciones telefónicas de entrega de alimentos a domicilio (Rappi, Uber Eats y Didi Food).

En el acuerdo se establece la reducción de porcentajes de cobro de estas aplicaciones en beneficio del sector restaurantero de la ciudad, sin afectar a consumidores o repartidores.

La principal demanda de la industria de comida señalaba que las comisiones de las aplicaciones no eran rentables para los negocios en la condición que se encuentran debido a la pandemia.

Restauranteros, aplicaciones, Gobierno de la ciudad y SE realizaron asambleas para llegar a un acuerdo. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

Dado el señalamiento, las aplicaciones accedieron a reducir hasta un 50 por ciento el cobro de comisiones.

El Gobierno de la CdMx agradeció la disposición de ambos sectores que permitieron el diálogo y empatizaron con las dificultades que la pandemia ha traído.

A esta acción se suman los apoyos otorgados por el Gobierno capitalino como: la condonación del impuesto sobre la nómina para el mes de enero para restaurantes que ascienda a un monto aproximado de 20 millones de pesos; el Apoyo Emergente, para trabajadores de restaurantes formales e informales; el acceso al Fideicomiso; y la facilidad de operar con el programa “Ciudad Al Aire Libre” bajo el esquema “reactivar sin arriesgar”.

RESTAURANTEROS PPIDEN AMPLIAR HORARIO DE CIERRE

Después de una semana de que los restaurantes de la Ciudad de México volvieran a abrir, a pesar de permanecer en Semáforo Rojo, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) solicitó extender el horario hasta las 22:00 horas.

“Si todo el mundo se va a las seis el transporte se satura, y aparte considera que el Metro no está funcionando al ciento por ciento. Estás provocando una concentración de gente brutal en un solo horario”, expresó Francisco Fernández, presidente de la Canirac.

La extensión del horario de cierre para los restaurantes se solicitó cómo una medida preventiva para evitar aglomeraciones, debido a que las 18:00 horas, horario de cierre actual, es un momento en el que se concentran grandes cantidades de personas porque también suele ser horario de salida de algunos trabajadores.

Tras un fuerte pulso entre el Gobierno y la iniciativa privada, la Ciudad de México reabrió parcialmente este lunes algunos comercios como los restaurantes, aunque la pandemia continúa desatada con cifras récord de casos de COVID-19 y los hospitales prácticamente llenos.

“Estamos dando todas las facilidades para que se pueda potenciar esta reactivación sin arriesgar, reactivar sin arriesgar”, consideró este lunes la alcaldesa de la capital, Claudia Sheinbaum, tras autorizar una apertura frente a la que se había mostrado reacia en las últimas semanas.

Sheinbaum, en su conferencia diaria, recordó que los restaurantes solo pueden abrir “si lo hacen en la banqueta (acera) y con ciertas orientaciones”, ya que el servicio en el interior sigue prohibido.

-Con información de EFE