Author image

Fundar

23/01/2023 - 12:04 am

Las mineras canadienses acaparan ganancias y violan DDHH

Es inaceptable y totalmente falsa la afirmación del Presidente de la República cuando dice que “la mayoría de las mineras canadienses nos están ayudando a que no se destruya el territorio y que se cuide el medio ambiente”. Por el contrario, la mayoría de las empresas canadienses continúan enriqueciéndose a costa de las violaciones de derechos humanos y la contaminación del medio ambiente.

“Desde su apertura, la Mina Peñasquito ha tenido fuertes impactos ambientales y sociales, y violaciones de derechos humanos denunciados constantemente por las comunidades aledañas”. Foto: Alejandro Rodríguez, Cuartoscuro

Por: Sol Pérez Jiménez*

El pasado 19 de enero en la conferencia matutina, el ejecutivo afirmó que solo hay un caso controversial de una empresa canadiense en México, sin embargo, existen decenas de conflictos por compañías canadienses en México que muestran constantes violaciones de derechos humanos y múltiples impactos ambientales y sociales. Así mismo, la minería continúa siendo uno de los sectores con mayor opacidad y falta de transparencia. Por ello, como parte de la colectiva Cambiémosla Ya insistimos en la necesidad de hacer una reforma integral a la Ley Minera para frenar los abusos de estas empresas.

Las investigaciones nacionales e internacionales muestran que, hay decenas de conflictos por compañías canadienses en México. Por ejemplo, el Observatorio de Conflictos Socioambientales (OCSA) de la Universidad Iberoamericana ha documentado al menos 70 conflictos mineros en México, de los cuales 29 corresponden a compañías canadienses en nuestro país.[1]

Por otra parte, el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL) reporta 58 conflictos mineros en México.[2] Mientras que, el Proyecto Goliat de FACSO ha documentado 374 hechos conflictivos reportados en 134 proyectos mineros. Finalmente, el Atlas de Justicia Ambiental (EJAtlas)[3] de la Universidad de Barcelona, reporta 149 conflictos ambientales en México, de los cuales 32 corresponden a la actividad minera.

Pese a los múltiples impactos, las compañías canadienses extraen cada vez más minerales y ni siquiera existe información desagregada sobre cuántos impuestos pagan las compañías por cada mina. Para darnos una idea de la magnitud de las minas canadienses, del total del oro explotado en México en 2021, 16 por ciento fue extraído por la compañía mexicana Fresnillo en cinco minas, y otro 16 por ciento lo extrajo la compañía canadiense Newmont en Peñasquito Zacatecas.

De 2018 a 2022 se han extraído de la Mina Peñasquito 216 mil 902 kilogramos de oro (siete millones 650 mil 993 Au/Oz) y tres millones 305 mil 807.3 Kg de plata (116608921 Ag/Oz). Si comparamos este volumen con el precio del oro y la plata cada año, el valor de la explotación de estos metales (sin deflactar) asciende a cerca de 16 mil millones de dólares (15 mil 987 millones 907 mil 343 dólares). Recientemente, Newmont anunció que planea extender la vida útil de su mina de oro y plata Peñasquito en Zacatecas, más allá de 2040.

 Para hacer un recuento, la empresa estadounidense Kennecott Exploration Company comenzó a explorar Peñasquito en Mazapil Zacatecas en 1992. En 1998 la empresa junior con sede en Vancouver, Western Silver Corp (Amex:WTZ, antes Western Copper) compró los derechos de concesión del yacimiento por 39 mil hectáreas y fundó la filial Minera Peñasquito, S. A. de C. V. En 2006 se declaró el descubrimiento del yacimiento de oro más importante del país.[4]  La empresa canadiense Glamis Gold adquirió el proyecto por 1.2 millones de dólares;[5] ese mismo año, la también canadiense Gold Corp compró a Glamis Gold por ocho mil 600 millones de dólares, consolidándose como una de las mineras de oro más grande del mundo.[6]

En 2010 se comenzó a explotar oro y plata de la mina a cielo abierto Peñasquito. La canadiense Gold Corp explotó Peñasquito hasta 2019, cuando la minera canadiense Newmont Mining Corporation, compró a Goldcorp Inc por 10,000 millones de dólares.

Foto: Especial
Foto: Google Maps

Es prácticamente imposible saber cuánto paga de impuestos cada empresa minera. Como establece el Artículo 63 de la Ley federal de derechos, las compañías tienen que realizar el pago de derechos por las concesiones mineras. Y la ciudadanía no puede acceder a dicha información desagregada por mina o por empresa,  únicamente se reporta el total recaudado. Según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por el concepto de derechos mineros, la Federación ha recaudado de 2017 2022 un total de 14 mil 322 millones de pesos. Cifra que contrasta ampliamente por los 15 mil 987 millones de dólares ganados por solo una mina.

De acuerdo con el último Informe de Transparencia de Industrias Extractivas EITI, en 2019 se recaudaron dos mil 170 millones de pesos en derechos sobre minería.[1]  Pese a que NewGold es la compañía que más oro y plata extrae del país, como el reporte EITI es voluntario para las empresas, el informe no incluye la desagregación de los pagos realizados por esta empresa.

Por otra parte, de acuerdo con el estudio “Evasión en el sector de minería” publicado por la Universidad Autónoma de Coahuila en conjunto con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el sector de la minería evadió un estimado de 19,134 millones de pesos en el periodo comprendido entre 2016-2019.[2] 

Haciendo referencia a otros casos de estudio, la investigación “El impacto de la minería canadiense en América Latina y la responsabilidad de Canadá”[3] reporta entre los principales impactos, la vulneración del derecho al territorio y la autonomía, así como a un medio ambiente sano. La apropiación que realizan las empresas canadienses de los recursos mineros en los territorios campesinos e indígenas ha generado una serie de impactos, entre los cuales está la destrucción del hábitat, el agotamiento de agua subterránea, la contaminación de cuencas y mantos freáticos, la desarticulación del tejido social, y el aumento de enfermedades.

Desde su apertura, la Mina Peñasquito ha tenido fuertes impactos ambientales y sociales, y violaciones de derechos humanos denunciados constantemente por las comunidades aledañas. Esto se ha reportado tanto en notas de prensa como en una multitud de investigaciones académicas, además, el caso ha sido documentado por los principales observatorios nacionales e internacionales de conflictividad minera. El observatorio de conflictos mineros de Zacatecas[4] ha documentado ampliamente los conflictos por acaparamiento de agua y tierra por parte de las empresas canadienses en el estado, múltiples casos de contaminación y violaciones de derechos humanos.

Uno de los principales problemas ha sido el despojo y contaminación de agua por parte de la minera canadiense. En 2020, pobladores de Mazapil, Zacatecas, lograron que la empresa minera Newmont renunciara a cinco millones de m3 de agua al año que afectan el abasto de sus comunidades.

La Ley Minera, en su artículo 6 establece que, la minería tiene acceso preferente al territorio, y el artículo 19 señala que las compañías mineras pueden “obtener preferentemente concesión sobre las aguas de las minas”. En la actualidad, de acuerdo con la base de datos del Registro Público de Derechos de Agua (REPDA) la minera tiene concesionado un volumen total de 35 millones 247 mil 380.70 m3 de agua anuales.

Concesiones agua minera Peñasquito (REPDA 2022). Foto: Especial

La minería no puede ser preferente sobre cualquier uso del territorio, esto contraviene los derechos humanos de pueblos y comunidades. Así mismo, en un escenario de crisis climática y déficit hídrico no tiene sentido dejar que estas empresas acaparen volúmenes tan exorbitantes de agua y otros recursos.

Es inaceptable y totalmente falsa la afirmación del Presidente de la República cuando dice que “la mayoría de las mineras canadienses nos están ayudando a que no se destruya el territorio y que se cuide el medio ambiente”. Por el contrario, la mayoría de las empresas canadienses continúan enriqueciéndose a costa de las violaciones de derechos humanos y la contaminación del medio ambiente. Por ello, como parte de la Colectiva Cambiémosla YA, hemos llamado a las autoridades a modificar la Ley Minera para poner en el centro la protección de los derechos humanos, la naturaleza y las finanzas del país.

# Cambiémosla Ya[1]

* Sol es investigadora en el programa de Territorio, Derechos y Desarrollo de @FundarMexico.


[1] Conoce más sobre el Colectivo Cambiémosla YA en: https://cambiemoslaya.org.mx

[1] Informe EITI México 2019. https://eiti.transparenciapresupuestaria.gob.mx/es/eiti/datos_documentos/_rid/13/_mto/3/_mod/descargar?tipo=documento_archivo1&id=197

[2] Evasión en el sector de la minería http://omawww.sat.gob.mx/cifras_sat/Documents/Evasi%C3%B3n_sector_de_miner%C3%ADa.pdf

[3] Grupo de Trabajo sobre Minería y Derechos Humanos en América Latina https://www.dplf.org/sites/default/files/informe_canada_resumen_ejecutivo.pdf

[4] Observatorio de conflictos mineros de Zacatecas https://www.facebook.com/OCMZacatecas/

[1] Conflictos mineros México OCSA, https://ocsa.ibero.mx/ocs/?Tipo+de+despliegue+del+capital=Extractivismo%2520minero#resultados

[2] Conflictos de mineras canadienses en México, OCMAL. https://mapa.conflictosmineros.net/ocmal_db-v2/conflicto/lista/02024200

[3] Conflicto Peñasquito Ej Atlas https://ejatlas.org/conflict/penasquito

[4] Inauguran la mina más grande de oro del país http://www.2006-2012.economia.gob.mx/eventos-noticias/sala-de-prensa/comunicados/6354-inauguran-la-mina-mas-grande-de-oro-del-pais

[5] La estadounidense Glamis Gold (Nyse, TSX: GLG) y la canadiense Western Silver anunciaron la firma de un acuerdo definitivo https://www.bnamericas.com/es/noticias/glamis-y-western-silver-firman-un-acuerdo-definitivo

[6] Goldcorp completes acquisition of Glamis Gold  https://www.marketwatch.com/story/goldcorp-completes-acquisition-of-glamis-gold

Fundar
Centro de Análisis e Investigación, para la capacitación, difusión y acción en torno a la democracia en México.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas