Cancún, Q.Roo., 23 Feb. (Notimex).- Agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) detuvieron al presunto asesino del policía Pedro David Vega López, muerto a tiros la madrugada del sábado en inmediaciones del poblado de Caobas, en las cercanías de Chetumal.

En conferencia de prensa, el procurador de Justicia, Gaspar Armando García Torres, informó que se tiene identificado a Sael Gerónimo García, de 75 años de edad, como presunto responsable de matar a balazos al agente.

Según dijo, se inició la averiguación previa 112/2014 contra el imputado, así como de otras tres personas, quienes fueron puestas a disposición del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), para ser investigados, por su presunta participación en los hechos.

En el expediente iniciado, se indica que elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) hacían su recorrido de vigilancia en el tramo señalado, lugar en donde escucharon una detonación de arma de fuego, y observaron a dos personas del sexo masculino quienes huyeron corriendo hasta internarse por la maleza.

En su declaración, los agentes federales, explicaron que al retornar a su unidad, escucharon una segunda detonación por lo que solicitaron apoyo de la Policía Judicial y Estatal, quienes llegaron al sitio antes mencionado.

Los elementos policiacos fueron informados de que en una vivienda, ubicada en un rancho denominado El Cedralito había una persona armada con una escopeta, por lo que se que desplegó un operativo conjunto.

El procurador estatal informó que como resultado del operativo se logró la detención de Sael Gerónimo García, originario de Huimanguillo, Tabasco, de oficio velador del mencionado rancho, como presunto responsable de haber dado muerte al policía estatal.

Al detenido se le aseguró una escopeta calibre 16, con un cartucho encasquillado en el arma y dos cartuchos útiles y no fue establecido el móvil del asesinato.

Dentro del mismo operativo se detuvo a Óscar Arturo Gutiérrez Cortés, de 30 años de edad; Oswaldo César López Chávez, de 39 años de edad, ambos originarios del Estado de México y de Benjamín López Díaz, de 51 años de edad, originario de Michoacán, quienes fueron puestos a disposición del MPFC, para el deslinde de responsabilidades.

A su vez, el gobernador Roberto Borge Angulo lamentó en un comunicado el deceso del policía primero, Pedro David Vega, al tiempo que instruyó a la PGJE solicitar la pena máxima para los autores de su muerte.

“Ordené a la Procuraduría de Justicia del Estado solicitar al Poder Judicial la pena máxima para los autores de este lamentable deceso de un agente policiaco”, señaló el gobernador de Quintana Roo y garantizó todo el apoyo de su gobierno para la familia del agente.

En ese sentido, agregó que en el combate a la delincuencia su gobierno no dará tregua alguna para garantizar la seguridad de los quintanarroenses y visitantes, y aseguró que la procuraduría llevará a la cárcel a los autores de este suceso.