Miguel Ángel Mancera y Héctor Serrano. Foto: Cuartoscuro

Miguel Ángel Mancera y Héctor Serrano. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 23 febrero (SinEmbargo).- Héctor Serrano Cortés, Secretario de Gobierno del Distrito Federal, es quien ha estado preparando el “terreno” con el cual el Partido de la Revolución Democrática (PRD) enfrentará a Andrés Manuel López Obrador, en la disputa por el principal bastión de la izquierda mexicana, con el aval completo del Jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera Espinosa, dijeron ayer los líderes de dos de las expresiones que quedaron rezagadas en el proceso interno electivo perredista.

Sin embargo, agregaron, la operación política de Serrano no es para beneficio del mandatario de la Ciudad de México, sino para su propio proyecto: todos los candidatos de Vanguardia Progresista, la corriente o “tribu” de Mancera, son sus incondicionales.

El reparto de la candidaturas del Sol Azteca locales y federales llevó a René Bejarano Martínez, líder de la tercer corriente más importante del partido Izquierda Democrática Nacional (IDN), ha acusar directamente a Serrano y a Eduardo Venadero, director de Servicios de Transporte Eléctrico del DF, de ser el cerebro (el primero) y el brazo operativo (el segundo) de Mancera Espinosa en la designación de cada uno de los candidatos.

“Héctor Serrano es el cerebro y Eduardo Venadero el operador. Ellos han estado preparando el terreno, esa es la idea justamente, pero lo peor que podría pasar no es que gane Morena [Movimiento de Regeneración Nacional], sino el PRI [Partido Revolucionario Institucional]”, contestó Bejarano a la pregunta si la operación de Serrano colocaba a Mancera en contra de López Obrador, quien ha cuidado siempre sus opiniones en torno al Jefe de Gobierno actual.

Para Bejarano la operación política de Héctor Serrano beneficiará al PRI, debido al bajo perfil de varios candidatos que eligió y palomeó él directamente.

Con Bejarano coincidió Agustín Guerrero Castillo, coordinador nacional de la corriente Movimiento Progresista, liderada por el ex Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard Casaubón.

“Nosotros ya lo habíamos advertido el viernes: se trató de un reparto de botín, orquestado desde las oficinas del Gobierno. Lo que hay es una propuesta donde todos son incondicionales a Héctor Serrano, no a Mancera, a Serrano”, aseguró.

Guerrero Castillo lanzó una advertencia al Jefe de Gobierno: “que se cuide Mancera, porque Héctor no es un hombre de lealtad a una persona, sino así mismo, a su propio proyecto. Le fue leal al anterior Jefe de Gobierno, hasta que Marcelo dejó la jefatura. Ahora aparece como el primer mancerista de la ciudad, pero eso se acabará cuando salga el actual Jefe de Gobierno”, aseguró.

El coordinador de Movimiento Progresista indicó que los candidatos que competirán en las elecciones intermedias de este año en el DF, son incondicionales a Serrano. Esto con miras a 2018.

“Es un primer andamiaje que está tejiendo con gente incondicional a Serrano, está construyendo hoy los apoyos en las delegaciones. Mancera está en una situación difícil, él no es perredista, no puede opinar, pero le dio todo su aval a Serrano para que lo haga por él”, afirmó.

El viernes Agustín Guerrero informó que los ocho consejeros de Movimiento Progresistas no participarán en las elecciones del Consejo Estatal del DF.

La expresión de Marcelo Ebrard no votó y tampoco propuso candidatos para la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) ni para la Cámara de Diputados.

Raúl Flores García, presidente del PRD en la ciudad, negó que Mancera Espinosa decidiera las candidaturas para el DF.

“Hemos escuchado al gerente de relaciones públicas de Marcelo Ebrard. No se vale denostar a una institución política que da oportunidad a sus militantes de tener participación política”, dijo.

Pero aceptó que hasta el viernes no se había instalado la Comisión de Candidaturas, argumentando que todo el proceso se realizaría en el Consejo Estatal.

El dirigente nacional del PRD Carlos Navarrete Ruiz también negó las diversas versiones del equipo de Marcelo sobre que el gobierno federal vetó al interior de su propio partido al ex mandatario al negársele una candidatura plurinominal el fin de semana pasado.

Llamó a estas versiones una “telenovela” y aseguró que Ebrard no se acercó a “cabildear” con los consejeros su candidatura. Ni siquiera acudió al Consejo Nacional.

“Rechazo categóricamente las afirmaciones de un integrante del Comité Nacional que lo que ha construido es una narrativa justificadora del porqué su dirigente Marcelo Ebrard no fue elegido en el Consejo Nacional. Esta novela que se ha construido para decir que desde Los Pinos, desde el Zócalo se mandó, puede ser atractiva novelisticamente, pero se aleja de la realidad”, dijo.

Hasta el día de ayer, René Bejarano guardó silencio en torno al tema Miguel Mancera y la elección de candidatos. Decidió hablar después de que su corriente fuera rezagada por Nueva Izquierda (NI) o “Los Chuchos” y Vanguardia Progresista de Héctor Serrano.

LA OPERACIÓN SERRANO-VENADERO

El sábado por la noche se dio a conocer que Alejandro Fernández , Jefe Delegacional con licencia en Cuauhtémoc, así como el Diputado federal José Luis Muñoz Soria, abandonaron las filas de la corriente de Bejarano para sumarse a Vanguardia Progresista, corriente que opera Serrano y que, al menos hasta hoy, responde al interés de Mancera.

Sobre la ruptura, Bejarano dijo en una conferencia de prensa, que se debió a la cooptación que promovió el Gobierno de la Ciudad de México, a través de Héctor Serrano, “garantizándole una candidatura a José Luis Muñoz a cambio de que renunciara a la IDN”.

Explicó que la causa de la ruptura con algunos de los dirigentes de la Delegación Cuauhtémoc, encabezados por José Luis Muñoz y Alejandro Fernández, fue la precandidatura de la actriz María Rojo a la Delegación Cuauhtémoc.

Bejarano Martínez acusó que el propio Miguel Mancera habló con la también ex Jefa Delegacional de Coyoacán para pedirle que renunciara a esa precandidatura y aceptara una a Diputación plurinominal.

“Héctor Serrano tienen un estilo de cooptar, que ha venido haciendo de manera regular con varios líderes. Hizo que a cambio de que el Gobierno [de la Ciudad de México] cambiara su punto de vista y que Mancera dejara de apoyar a María Rojo y apoyara a Muñoz Soria, éste último y Alejandro Fernández renunciaran a IND y se incorporaran a Vanguardia Progresista”, detalló.

Con ello, impulsar la candidatura de José Luis Muñoz a la jefatura delegacional de Cuauhtémoc. René Bejarano denunció que se sacrificó una candidatura más competitiva “todo con la intención de venir atrayendo hacia su corriente, la de Mancera, la mayor cantidad de adeptos”.

Dijo que ese método no es algo nuevo, el cual “ha venido funcionando en el Gobierno de la Ciudad. En donde Mancera sin ser militante del partido se ha dedicado a fortalecer su corriente, aunque él diga que no la encabeza, porque opera Héctor Serrano, y Eduardo Venadero”, dijo.

Detalló que en una reunión que se llevó a cabo durante un receso del Consejo, “Los Chuchos” y Vanguardia Progresista hicieron acuerdos para quedarse con la mayoría de las candidaturas.

“Ahí hicieron un acuerdo entre ellos para distribuirse la mayor parte de las candidaturas, ideal método para excluir la representación correspondiente en prácticamente la mayoría de las delegaciones. Ante ese abuso, esa actitud incorrecta y falta de oficio político se dijo a varios compañeros que era en represalia en respuesta a las declaraciones que yo había hecho por la mañana que el Jefe de Gobierno se había molestado muchísimo y que entonces la intensión era excluirnos y no permitir que la IDN no tuviera su adecuada representación”, aseguró.

Bejarano dijo que las corrientes Nueva Izquierda, Alternativa Democrática Nacional y Foro Nuevo Sol hicieron la propuesta de conceder a IDN 3 candidaturas para Jefaturas Delegacionales y 6 para diputados locales de mayoría relativa.

Incluso se habla de que la corriente Bejaranista perdió fuerza en delegaciones como Magdalena Contreras, Álvaro Obregón, Xochimilco y Tlalpan, demarcaciones que lideraba desde que el sol azteca comenzó a gobernar la Ciudad de México.

Las candidaturas ofrecidas a IDN son en las delegaciones Azcapotzalco, Álvaro Obregón y Benito Juárez y en los distritos locales 18, 23, 29, 17, 20 y 25, en los tres últimos con poca probabilidad de ganar.

Hace una semana el PRD eligió a sus candidatos a diputaciones plurinominales y dio los mejores lugares de las listas de las cinco circunscripciones a militantes que fueron miembros del Consejo Rector del Pacto por México; a Luis Maldonado Venegas, creador de la “Ley Bala” en Puebla, que cobró la vida de un niño de 13 años en el municipio de Chalchihuapan; y a Jesús Valencia Guzmán, Delegado de Iztapalapa con licencia, quien chocó en una camioneta propiedad de la empresa Amexire, que cambió en varias ocasiones su versión sobre lo hechos y que supuestamente está bajo investigación.

Las diputaciones fueron acaparadas por la corriente de “Los Chuchos”, e incluso se dejó fuera al ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal Marcelo Ebrard Casaubón y a René Bejarano.

En esa ocasión Bejarano Martínez acusó: “Yo felicité a uno de los que ganaron una candidatura, uno de Puebla, Secretario de Gobierno, y le dije que ojalá que no reprima a los luchadores sociales con la ‘Ley Bala’, que no encarcele a dirigentes sociales, que no reprima a la gente ni ocasione la muerte de niños”.

Bejarano se refería a Luis Maldonado Venegas, Secretario de Gobierno de Puebla, quien creó la “Ley Bala” para el gobierno de Rafael Moreno Valle y que se estrenó en la represión de la población de Chalchihuapan, cuando protestaban por la falta de una oficina de registro civil.

Represión que terminó con la vida de un niño de 13 años que salía de la escuela y cruzaba por donde se encontraban los manifestantes, justo cuando el gobierno de Moreno Valle reprimía la manifestación.

Otros perredistas que consiguieron los primeros lugares de las listas plurinominales son los ex presidentes nacionales, el “Chucho” Jesús Zambrano Grijalva y Guadalupe Acosta Naranjo.

El primero fue acusado por varias corrientes perredistas de firmar el Pacto por México por su cuenta, en diciembre de 2012, y el segundo de formar, junto con Zambrano, parte del Consejo Rector del acuerdo que impulsó las reformas estructurales del priista Enrique Peña Nieto.

La Reforma Fiscal, donde los perredistas votaron a favor, la Energética, Educativa y la de Telecomunicaciones.

Zambrano Grijalva encabezó la lista de la circunscripción cuatro, en donde está incluido el Distrito Federal, Guerrero y Tlaxcala. Acosta Naranjo lidera a los candidatos plurinominales que van por la uno.

“Ganó la representación del Pacto por México: Jesús Zambrano Grijalva, [Guadalupe] Acosta Naranjo y todos los que estuvieron ahí. Ganó Enrique Peña Nieto, y el PRD perdió su oportunidad de recuperar un carácter de oposición y de contrapeso al PRI [Partido Revolucionario Institucional]. Ganó gente que ha estado negociando las reformas estructurales y esto da muestra clara de qué tipo de oposición será el PRD para la próxima legislatura”, dijo por su parte Agustín Guerrero Castillo.

El viernes Guerrero desmintió la versión de la dirigencia nacional sobre que Marcelo Ebrard no se acercó para solicitar la candidatura de una diputación plurinominal.

Se la prometieron, incluso Carlos Navarrete se reunió con Ebrard Casaubón en dos ocasiones para hablar sobre el número uno de la lista de la cuarta circunscripción, afirmó.

Pero al final, quien encabezó esa lista fue el ex dirigente nacional Jesús Zambrano Grijalva.

“Marcelo Ebrard se sentó con todos: platicamos con todas las corrientes para que Marcelo fuera en el lugar uno de la lista de la cuarta circunscripción y nadie nos dijo que no. Ya vimos lo que pasó. Pero sí se hizo ese trabajo con Foro Nuevo Sol, con Carlos Sotelo, con Navarrete, con Miguel Barbosa, con René Bejarano; Navarrete se reunió dos veces con Marcelo y le dijo que le parecía bien”, narró.–
Shaila Rosagel