Trump anunció apenas ayer que se echa para atrás la Ley que permite a transgénero usar los baños de su preferencia en escuela. Anteriormente retiró los fondos para asociaciones pro aborto. Y este día, la Casa Blanca anunció que se pretende penalizar a los estados que han legalizado el cultivo recreativo de mariguana. Son ocho en ese país. Se consideraban de vanguardia.

Ciudad de México, 23 de febrero (SinEmbargo/AP/EFE).– El Secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, indicó que el gobierno de Donald Trump pudiera penalizar a estados que han legalizado el uso recreativo de la mariguana.

Spicer dijo en un encuentro con la prensa el jueves que el asunto está en manos del Departamento de Justicia. Pero dijo que “pienso que ustedes van a ver una mayor implementación de la ley”.

Añadió que se trata de “algo que pienso el Departamento de Justicia va a examinar más detenidamente”.

Como candidato, Trump dijo que respaldaba el uso médico de la marihuana, pues entiende perfectamente el “confort que ofrece el uso medicinal para calmar el dolor y el sufrimiento”.

Pero Spicer dice que hay una gran diferencia entre eso y el uso recreativo de la droga.

El Departamento de Justicia tiene varias opciones, incluyendo presentar demandas sobre la base de que las leyes estatales que regulan la mariguana son inconstitucionales porque son invalidadas por la ley federal.

Actualmente, ocho estados han ratificado la legalización completa de la mariguana (Alaska, California, Colorado, Maine, Massachusetts, Nevada, Oregón y Washington) y otros doce más solo el uso medicinal.

A su vez el mandatario estadounidense reveló en una entrevista con Reuters su intención de aumentar el arsenal nuclear de su país para garantizar que sea “el mejor de todos”.

De acuerdo con la agencia de noticias, el magnate reiteró que Estados Unidos se ha quedado rezagado en su capacidad de armas atómicas.

Sus comentarios marcan distancias respecto al Gobierno anterior del presidente Barack Obama (2009-2017), quien mostró su respeto ante la decisión de varios estados del país que aprobaron en las urnas la legalización del consumo recreativo.

Obama recordó que las leyes federales siguen considerando a la hierba como una droga ilegal, pero señaló que las directrices enviadas a su Departamento de Justicia no buscan revertir la decisión salida de las urnas en los estados que la han legalizado.

De la mano del estratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, el equipo del presidente Donald Trump alentó hoy a la plana mayor del conservadurismo en EU., ante quien aseguró que el multimillonario cumplirá todas sus promesas y ejecutará los cambios necesarios tras 8 años de poder demócrata.

Bannon, que no suele hacer apariciones públicas, participó hoy junto al jefe de gabinete del magnate, Reince Priebus, en la Conferencia anual de Acción Política Conservadora (CPAC) que se celebra estos días a las afueras de Washington, el mayor encuentro de la derecha estadounidense.

Aunque el propio presidente no hará aparición hasta este viernes ante la CPAC, Bannon, Priebus y, horas antes, la asesora presidencial, Kellyanne Conway, participaron en la jornada, para mostrar orgullosos los logros de Trump, enfrentado desde el comienzo de su candidatura a la vieja guardia del partido republicano que ahora le agradece haber recuperado el poder.

Conway fue contundente y aseguró ante los asistentes que antes de la llegada del multimillonario a la esfera política, el conservadurismo estadounidense estaba “esclerótico y polvoriento”, con una gran necesidad de renovación.