Web Analytics

Portada

Lo +

Lo +

Portada
Lo + Leído
Lo + Comentado

ADELANTO | El proxeneta y el oscuro mundo de los traficantes de esclavas sexuales

Puntos y Comas

La primera vez me quedé callado. De mi garganta, seca, no salió sonido alguno. Aunque lo deseaba con todas mis fuerzas, no conseguí articular palabra ni negarme ni pedir ayuda. El miedo y la culpa me cerraron la boca. Sobre todo la culpa. El creer que era yo quien provocaba todo aquello. Yo, que no era más que un muchacho de trece años, solo y asustado…

DESTACADAS | Sin comentarios
REGRESAR A LA NOTA

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Opinión en video