Más de 9 mil seguidores de una secta religiosa se encuentran en cuarentena y bajo observación y se espera que el número de casos entre ellos siga aumentando.

Seúl, 24 feb (EFE).- Corea del Sur informó de 161 nuevos contagios y un séptimo fallecido a causa del nuevo coronarivus, que ya suma 763 casos en este país asiático, la mayoría de ellos centrados en los seguidores de una secta religiosa.

De las 161 nuevas infecciones, 129 corresponden a personas ligadas a la sede en la localidad de Daegu (230 kilómetros al sureste de Tokio) del culto Shincheonji, considerado actualmente el principal foco de infección del país.

De esos 129, 115 residen en la mencionada ciudad y otros 14 se reparten entre el municipio de Gwangju (suroeste), la provincia de Gyeonggi, que linda con Seúl, y las de Gyeongsang del Norte y del Sur, ambas regiones vecinas de Daegu en el sureste.

Más de la mitad de los casos de Corea del Sur afectan a miembros de esta iglesia, que computa en total 458 infecciones.

Más de 9 mil seguidores de la secta están en cuarentena y bajo observación y se espera que el número de casos entre ellos siga aumentando (el domingo más de mil 200 presentaban síntomas).

Además, hoy se han reportado otros 32 casos aparentemente no relacionados directamente con Shincheonji, informó el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC).

De nuevo, la mayoría de estos, 16 de los 32, se han confirmado en Daegu, mientras que el resto afectan a áreas de todo el país, como las dos principales ciudades surcoreanas, Seúl y Busan, y de nuevo las provincias de Gyeongsang del Norte y del Sur y Gyeonggi.

La séptima víctima mortal del virus en Corea del Sur, de la que se ha informado hoy, es un hombre de 62 años que estaba ingresado en el hospital Daenam de Cheongdo, condado que linda con Daegu.

Este hospital, donde estaban ingresados cinco de los siete fallecidos registrados hasta ahora, es otro importante foco de infección con al menos 111 afectados y se cree que el origen de la transmisión podría estar en las visitas de miembros de Shincheonji realizadas al centro médico para hacer labores de voluntariado.

Corea del Sur elevó el domingo al máximo su nivel de alerta para enfermedades contagiosas después de que en los últimos días el número de contagios se haya multiplicado por más de 20.

Este nivel de alerta permite a las autoridades adoptar medidas drásticas como cerrar el tráfico aéreo o cerrar colegios.

De momento el domingo se decidió retrasar el inicio del curso escolar una semana hasta el 9 de marzo para evitar la propagación del patógeno.