Cabe recordar que durante el 2020 se mantuvieron varias protestas por la desaparición de los fideicomisos, de los cuales algunos estaban destinados para proyectos científicos que se promueven en México. El Presidente ha argumentado que no se dejará de apoyar a la ciencia, sin embargo, consideró que a través de estos se perdía mucho dinero debido a funcionarios corruptos.

Ciudad de México, 23 de febrero (SinEmbargo).– La Universidad de Veracruz envió una carta al Presidente Andrés Manuel López Obrador solicitándole que impida el recorte de apoyos a investigadores de la ciencia que pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Por medio de la misiva, que también fue dirigida a la doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces, la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt); y al doctor Mario A. De Leo-Winkler, director del propio SNI, la Universidad señaló que en los últimos días ha circulado información sobre cambios radicales en el Sistema, con los que se haría un recorte de apoyos a la ciencia.

Bajo esa suposición, la cual destacó la institución educativa que no ha sido corroborada ni desmentida por la Conacyt, los docentes investigadores de la Universidad Veracruzana se mostraron preocupados por la reducción “arbitraria y sin consenso de las áreas de conocimiento, que las humanidades queden relegadas, o que desaparezca el nivel ‘Candidato’, posición que sirve de apoyo a los investigadores más jóvenes”.

“Preocupa la cláusula que nos obligaría a renunciar a los estímulos que las universidades otorgan a nuestra producción académica, a fin de estar en condiciones de pertenecer al Sistema Nacional de Investigadores. Una medida como ésta sería inaceptable toda vez que los salarios nominales han sufrido una depauperación constante e insostenible en las últimas décadas”, se lee en el documento.

Aquí la CARTA ÍNTEGRA: 

carta SNIs UV

CONACYT DEFIENDE EXTINCIÓN DE FIDEICOMISOS

El pasado 23 de octubre, María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora general del Conacyt, aseguró que para lograr la transformación estructural de las políticas nacionales, es necesario erradicar vicios y malas prácticas que favorecían la ineficiencia administrativa.

En un comunicado, destacó que desde el inicio de la presente administración, el Conacyt empezó el proceso de cancelar fideicomisos, ya que generaban un gasto de 500 millones de pesos anuales, pero propiciaban opacidad y corrupción.

“Tras hacer un análisis de los sujetos de apoyo de los fideicomisos del Conacyt, encontramos que sólo 20 de éstos, es decir, el uno por ciento de los dos mil 496 beneficiarios, recibieron el 40 por ciento de las ministraciones. Esta concentración de apoyos en ‘unos cuantos’ es inadmisible y contradice los principios de equidad y justicia social de la Cuarta Transformación, para asegurar el beneficio de las mayorías, del pueblo de México”, explicó.

El Conacyt, dijo, está convencido de que la extinción ya aprobada de fideicomisos será positiva para el desarrollo de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación (HCTI), ya que los apoyos provenientes del erario público se entregarán de manera directa a los beneficiarios, sin intermediación de entidades financieras privadas. Por ello, habrá mayor transparencia, ya que realizarán auditorías en la gestión de los recursos.

Álvarez-Buylla puntualizó que están garantizados los apoyos para los becarios del Conacyt, en las modalidades de especialidad, maestría doctorado y posdoctorados, tanto nacionales como en el extranjero. Adelantó que preparan más apoyos para grupos sociales históricamente excluidos, como las mujeres indígenas, madres jefas de familia y personas con discapacidad.

Además, los estímulos para miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) se entregarán en tiempo y forma. En una fecha próxima, mencionó, anunciarán los resultados de la más reciente evaluación.

“Se mantendrá el Programa Cátedras. Las y los jóvenes catedráticos son una valiosa y prometedora cantera de talento, por lo que seguirán recibiendo recursos y continuarán colaborando en las instituciones en las que han sido asignados”, subrayó.

En el mismo sentido, los 26 Centros Públicos de Investigación (CPI) seguirán recibiendo los recursos necesarios para su funcionamiento. En suma, los recursos propios, contenidos en sus fideicomisos, se integrarán en sus cuentas patrimoniales.

También señaló que están garantizados los recursos para los proyectos aprobados en la Convocatoria de Ciencia de Frontera 2019, los cuales se encuentran en proceso de formalización y ministración.

Del mismo modo, están aseguradas las ministraciones de proyectos con aprobación técnica asociados con los Programas Nacionales Estratégicos (Pronaces) y de los Proyectos Nacionales de Investigación e Incidencia (Pronaii). Los proyectos aprobados en la convocatoria Acceso Universal al Conocimiento igualmente recibirán las ministraciones, afirmó.

“También, se seguirán apoyando y recibirán los recursos, en tiempo y forma, todos los proyectos que estén amparados por un Convenio de Asignación de Recursos (CAR), así como los Acuerdos aprobados por los Comités Técnicos y de Administración (CTA) de los distintos fideicomisos públicos del Conacyt, siempre y cuando cumplan con los procedimientos habituales de ceñirse a los compromisos técnicos y administrativos a los que están obligados, no impliquen opacidad de metas, desvíos millonarios a la iniciativa privada o a algunas otras instancias, porque en esos casos se cancelarán”, expuso.

El Conacyt defendió que, sin la mediación de fideicomisos, se harán ahorros sustantivos y simplificarán el proceso de administración. Por ello, habrá más apoyos y más eficacia.