Solitarios, de fantasía, vintage… cada anillo es tan único como la novia que va a llevarlo. ¿Qué estilo te gusta más?

Ciudad de México, 23 de marzo (SinEmbargo/ El Huffington Post).- Según el lema publicitario, un diamante es para siempre, pero eso no quiere decir que no siga las modas. Así lo demuestra el video elaborado por la web Mode, que en menos de tres minutos recopila cómo han evolucionado los anillos de pedida desde 1910 hasta nuestros días.

En la grabación  se explica que el anillo de diamante solitario  siempre ha mantenido la posición número uno en términos de popularidad en los últimos 100 años. Lo que cambia es la forma en cada época elige para exhibir la piedra.

Con cada época han llegado los cambios que se reflejan en las alternativas de la forma de los diamantes, así como los montajes. Así pues, de 1890 a 1900, el anillo de diamante era el solitario clásico de corte establecido en un aro de seis clavijas de montaje, con oro amarillo de 14 kilates.

De 1900 a 1920′,  el encaje blanco se convierte en el punto de referencia de la época en la moda y en el estilo de la joyería del periodo eduardiano. Así mismo se pusieron de moda los anillos de platino con diamantes redondos con detalle de grano.

Luego se da una transformación mas o menos lenta, hasta 1970, que fue el período del set con diamantes en forma redonda o de fantasía. Para 1980 la reina suprema fue el solitario con baguettes en cada lado montados en platino.

Finalmente, para el 2010,  el “Halo” de montaje se convierte en el preferido, con un aumento en la demanda de diamantes coloreados. 

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE El Huffington Post. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.