Colosio: 25 años
Este sábado se conmemora el 25 aniversario del asesinato del candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional, Luis Donaldo Colosio, un caso que aún permanece rodeado de sospechas y dudas a pesar de que han transcurrido tantos años; incluso en la actualidad la teoría del “asesino solitaro” sigue sin ser aceptada del todo. En el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “‘ya no estoy esperando nada de la justicia mexicana. Es un caso bastante manoseado, que cambió demasiado de manos, hubo mal manejo de información, contaminación de la cadena de custodia de muchas de las evidencias, entonces, no tengo grandes expectativas en el resultado, en caso de que llegaran a abrir el expediente […]’, me dijo Luis Donaldo Colosio Riojas, respecto al asesinato de su padre y la petición de la familia de Mario Aburto Martínez, único condenado por el crimen, de reabrir el caso; también por lo expresado por Andrés Manuel López Obrador la mañana de este viernes. Hace 25 años, la democracia mexicana tomó un rumbo inesperado. ¿Dónde estaba nuestro país en 1994? Eran tiempos de campaña para la sucesión presidencial, seis años después de aquélla, la elección de la caída del sistema […] México atravesaba un momento de claroscuros, el asesinato del candidato del PRI a la Presidencia, terminó por minar lo que ya había arrancado como un año convulso. Veinticinco años después, sólo hay un condenado. A la tesis del ‘asesino solitario’ nada la ha rebasado. Ahora, gracias a los documentos, fotos, audios y videos desclasificados gracias a solicitudes de información de Mexicanos contra la Corrupción e Impunidad, las tantas dudas que han sobrevivido podrían encontrar algunas respuestas. Aunque las más importantes, quién o quiénes y por qué, tal vez nunca sean respondidas, tal como lo piensa Colosio Riojas, hoy diputado local en Nuevo León. Porque éste ha sido el expediente más manoseado de la historia moderna de nuestro país. Tras el asesinato quedaron en el aire las mismas líneas de investigación, pero con ellas muchas otras suspicacias: ¿qué grupos o individuos sacarían raja de su muerte? ¿Fue más bien el narcotráfico en una muy adelantada inauguración de la era de la violencia en nuestro país? ¿Fue acaso la nomenklatura priista a la que Carlos Salinas de Gortari refiere en su libro México: un paso difícil a la modernidad, con aquellos personajes de la era echeverrista, enemigos todos ellos de la modernidad, y que veían en la apertura (y lo que hoy conocemos como “neoliberalismo”) la más peligrosa amenaza a sus intereses? Lo cierto es que, a la distancia, Luis Donaldo Colosio Murrieta es una referencia histórica del México contemporáneo, porque fue el primer político en reconocer y hablar sobre la brecha social tan grande que, aún hoy, 25 años después, hay en nuestro país: ‘Yo veo a un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley de quienes deberían servirla…’. Fue el primero”.

Ruptura en el Senado y el portazo de Dante
En El Universal, el periodista Salvador García Soto, habla acreca de los desacuerdos que se suscitaron entre senadores por el debate de la reforma que permitirá la revocación de mandato, propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador: “la revocación de mandato y la obsesión del presidente Andrés Manuel López Obrador por aparecer en la boleta el día de las elecciones intermedias del 2021, hicieron que el martes pasado se rompiera toda posibilidad de acuerdo entre Morena y la oposición para lograr una mayoría calificada conjunta en el Senado. Ese día, en la Junta de Coordinación Política, los líderes de la oposición Mauricio Kuri, Miguel Osorio, Dante Delgado y Miguel Ángel Mancera le insistieron a Ricardo Monreal en la necesidad de convocar a parlamento abierto para revisar y modificar algunos temas de la minuta enviada por la Cámara de Diputados, pero una y otra vez el morenista dijo no: la fecha del 2021 es inamovible y no se cambia la facultad del presidente para convocar a la consulta de revocación […] La tensión llegó a tal punto que en algún momento, el coordinador de Movimiento Ciudadano se enfrascó en una discusión con Ricardo Monreal, según cuentan senadores presentes. Dante insistía en que se repitiera el esquema utilizado con la Guardia Nacional y se convocara a reuniones con especialistas, académicos y sociedad civil para analizar los términos de la Revocación de Mandato, y ante la reiterada negativa de Monreal, el senador veracruzano se levantó enojado de la mesa, recogió sus tarjetas y espetó: ‘Entonces así no se puede. Díganle a su presidente que no va a pasar su reforma reeleccionista’ […] Ahí se canceló cualquier posibilidad de acuerdos sobre esta iniciativa y es posible que el martes se apruebe sólo con el voto de Morena en comisiones, para ser llevado al pleno esta misma semana.
Y ahí vendrá nuevamente la guerra de los números porque a la bancada morenista con todo y sus aliados del Partido del trabajo, Partido Verde Ecologista de México y Partido Encuentro Social no le alcanzan sus 76 votos para lograr la mayoría calificada que necesita la reforma al artículo 41 constitucional, por lo que Ricardo Monreal y sus operadores tendrían que buscar convencer al menos a nueve senadores de la oposición para que, en lo individual, le dieran su voto a favor a la iniciativa de López Obrador”.

Construir confianza
En Milenio, el columnista Liébano Sáenz, escribe que: “En memoria de Luis Donaldo, ejemplo a seguir, herida que nunca cierra. Enrique Quintana, en su espacio de opinión en El Financiero del pasado jueves, con acierto se refiere a la diferencia entre la inversión financiera y la inversión productiva. Ambas son muy importantes para el país y el actual gobierno se ha manejado adecuadamente para atraer la primera, aquella que se refiere a la inversión en papeles, motivada por un cálculo en la coyuntura que tiene que ver con tasas de interés, tipo de cambio y situación económica y financiera de corto plazo. Una elevada tasa de interés con un tipo de cambio estable propician transferencias de capital importantes; parte de eso explica la revaloración de estos días del peso mexicano. Pero ante un escenario adverso, estos inversionistas pueden vender y salirse rápidamente de los mercados, minimizando sus pérdidas. La inversión financiera es necesaria para estabilizar los mercados, incide en la estabilidad macroeconómica, particularmente en mantener una tasa baja de inflación. En cambio, en la inversión productiva ‘los que invierten en fierros y en construcción’ deben apostarle al largo plazo. Es un cálculo diferente para este tipo de inversionista. La cuestión hoy es justamente cómo construir confianza para el recurso privado dedicado a la actividad productiva, un reto nada menor porque las inversiones no tienen patria, se dirigen hacia donde haya mejores condiciones de rentabilidad, y para ello son indispensables la certeza y la confianza en una visión que trasciende una gestión gubernamental […] El actual gobierno ha logrado quizá lo más difícil, al menos para muchos de los gobiernos del mundo y, desde luego, para los que antecedieron al del presidente Andrés Manuel López Obrador: confianza ciudadana. Se puede decir que hay un punto de quiebre en el ánimo social, y esto es importante no como un objetivo en sí mismo, sino como un medio para emprender transformaciones que incidan en un mejor gobierno y desde luego en una mejor economía. Como se advierte en el balance de este periodo, el Presidente ha logrado la confianza de los consumidores y de los inversionistas financieros, no así el de los inversionistas productivos, que resulta lo más importante para lograr el círculo virtuoso y para transitar de la estabilidad al crecimiento, objetivo de toda administración […] Son muchos los temas que afectan la confianza del inversionista. En mi opinión, la incertidumbre que genera el desdén de las autoridades en torno a la legalidad, es un factor que mucho contribuye a afectarla. Los mensajes del régimen sobre el cumplimiento estricto de la ley son, por decir lo menos, ambiguos, y en ocasiones, contradictorios, como en el caso de descalificar el concurso público internacional para la asignación de contratos, que es un triunfo del esfuerzo de la sociedad en favor de la transparencia, y optar por las invitaciones restringidas a unas cuantas empresas. A esto hay que añadir otro factor al que ponen mucha atención los inversionistas antes de decidir dónde invertir: la escalada de la inseguridad y la violencia, con expresiones todavía mayores a las del pasado inmediato.

Intelectuales
En Reforma, el escritor Jorge Volpi, escribe que: “vanguardia de la sociedad. Voz de quienes no tienen voz. Referencias obligadas. Interlocutores privilegiados con la sociedad y con el poder. Intermediarios de primera línea. Respetados -y temidos- críticos del autoritarismo. Adalides de la democracia y la libertad. Al menos desde mediados del siglo XIX, México importó -y se apropió- el modelo del intelectual público francés, es decir, de aquellos escritores y artistas que, en vez de dedicarse sólo a su solitaria labor creativa, optaron por convertirse en una suerte de portavoces decididos a denunciar las injusticias y a erigirse como contrapesos simbólicos del poder real. Con Victor Hugo o Émile Zola como ejemplos paradigmáticos, los intelectuales latinoamericanos se dieron desde entonces a la tarea, mucho más ingrata que en Francia u otros países europeos, de oponerse a los regímenes tiránicos que se impusieron en la mayor parte de la región desde entonces y hasta hace apenas unos lustros […] En México, la situación fue un poco distinta: los gobiernos revolucionarios buscaron incorporarlos a la construcción del gran proyecto nacional, como demuestran los ejemplos, entre otros, de Vasconcelos, Reyes o Cosío Villegas. No obstante, a partir de la segunda mitad del siglo XX, la relación entre el poder y los intelectuales se volvió más tortuosa […] En este espacio restringido, los intelectuales mexicanos adquirieron un estatus único de interlocutores con el poder: éste a un tiempo los procuraba y los amenazaba de formas veladas, en un equilibrio muchas veces perverso. El 68 fue un claro punto de inflexión […] A partir de ese punto, Paz, Fuentes, Benítez, Monsiváis, Pacheco, Poniatowska y muchos otros ocuparon un lugar esencial en la crítica al poder y contribuyeron decididamente a la democratización del país. Paradójicamente, la propia transición a la democracia señaló el camino hacia su decadencia. Al expandirse por fin la libertad de expresión, los intelectuales dejaron de ser los únicos capaces de ofrecer interpretaciones válidas de la realidad. Especialistas y académicos, primero, y opinadores profesionales, después, los desplazaron poco a poco de esa posición central. Luego, la explosión de las redes sociales, sumada a la crisis de los medios tradicionales -en particular el periodismo escrito- anunció el fin de su predominio. Hoy, los intelectuales no son sino actores suplementarios en el concierto o desconcierto de la opinión pública”.

“Una pendejada no aprobar el revocatorio…”
En el Excélsior, el periodista especializado en temas parlamentarios, Francisco Garfías, escribe que: “el próximo jueves es el día D para el famoso referéndum revocatorio que el Presidente de la República quiere realizar simultáneo a las elecciones federales del 2021. Va al pleno del Senado. Todo apunta a que la minuta sobre el tema, aprobada por los diputados, correrá la misma suerte que las ternas enviadas por el Ejecutivo para cubrir los cuatro asientos vacantes en la Comisión Reguladora de Energía: no va a pasar. Y si los senadores no aprueban la minuta, el Instituto Nacional electoral no podrá organizar esa consulta. ¿Importa? En la 4ª T, no mucho. Las probabilidades de que AMLO de todas maneras convoque un revocatorio patito son altas. ¿No se canceló la megaobra del aeropuerto de Texcoco a partir de una dizque consulta organizada por Morena? ¿Y la de la termoeléctrica en Morelos no fue también patito? Hablamos del revocatorio con ”garganta parlamentaria.” Esto fue lo que nos dijo: “Es una pendejada que se opongan los legisladores al revocatorio. Si en dos años está mal el Presidente, si las expectativas no se cumplieron, no creció la economía, tienes la oportunidad de decir ¡fuera!”. Hoy, Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena, no tiene los números para sacar adelante la minuta. Necesita 85 de 128 votos (en caso de que todos los senadores asistieran). Se ve difícil. Los partidos de oposición no quieren ver a AMLO en la boleta electoral del 2021. Algunos sospechan que es un paso hacia la reelección en 2024, lo que francamente no vemos. No se perfila que los senadores del G4 vayan a ceder. El revocatorio tampoco pasará”.

25 años del magnicidio de Colosio y el PRI
En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “hoy se cumplen 25 años del magnicidio de Luis Donaldo Colosio, entonces candidato del PRI a la Presidencia de la República, sonorense al que muchos tricolores recurren para colgarse de su legado político. Nos dicen que la ceremonia luctuosa está programada en Magdalena de Kino, Sonora, donde la dirigente nacional del partido, Claudia Ruiz Massieu, encabeza una guardia de honor en memoria de don Luis Donaldo. Al margen de lo que hagan los priistas, vale la pena que usted vea en la plataforma digital de EL UNIVERSAL el rescate de dos spots de televisión que produjo hace un cuarto de siglo el talentoso Carlos Alazraki, que se quedaron enlatados por el asesinato de Colosio el 23 de marzo de 1994. Con el lema de “Bienestar para tu familia”, las piezas fueron terminadas tres días antes del atentado que conmocionó a México”.

AMLO y Monreal en desacuerdo
En Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “todo parece indicar que siguen sin ponerse de acuerdo Andrés Manuel López Obrador y el senador Ricardo Monreal sobre el tema de la reducción de comisiones bancarias, porque mientras el Presidente pidió ayer a los mandos de las instituciones financieras propiciar esa baja sin necesidad de interponer una ley, el segundo no quita el dedo del renglón en cuanto a promover una iniciativa. Mientras tanto, en su convención los banqueros escucharon atentos al mandatario y le ofrecieron invertir en todos sus proyectos de infraestructura, pero redujeron a “vamos a dialogar” el tema de las comisiones”.

Conflicto de interés
En el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “dice Armando Guadiana que desde el 2016 sus empresas no le han vendido carbón al gobierno. Sobre el tema, incluso hay quienes cuentan que, en su momento, se lo impidieron por su filiación a Morena y sus choques con los hermanos Humberto y Rubén Moreira. Aclara el senador coahuilense que sus gestiones para conseguir que la Comisión Federal de Electricidad que dirige Manuel Bartlett les compre ese mineral a los productores de su entidad fue porque ellos se lo pidieron. Y niega tener un conflicto de interés en ese asunto. Entre tanta aclaración lo que quizás el senador no tiene claro es que no se le acusa de beneficiarse con los contratos que gestionó. Lo que se le cuestiona es que lleve la triple cachucha -en su caso, sombrero vaquero- de empresario minero, presidente de la Comisión de Energía del Senado y gestor de los industriales del carbón. Porque un ‘conflicto de interés’ siempre es algo potencial. Cuando se convierte en acto… se llama tráfico de influencias”.

Con todos menos conmigo
En el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “este estribillo que recuerda a una canción le acomoda a la medida a Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral. Se pronunció a favor de reducir el financiamiento a los partidos, pero sin ‘cerrarles’ drásticamente ‘la llave’, porque ello los obligaría, quizá, a buscar dinero indebido. Para este año, el gasto destinado a los partidos llegará casi a los cinco mil millones de pesos. Rechazó una nueva reforma electoral, pues, aseguró, que el sistema electoral mexicano funciona, y existen otras prioridades que atender como el combate a la pobreza y a la corrupción. Menos dinero a los partidos y un amparo para que al propio consejero presidente no le bajen el sueldo, todo en la misma semana”.