Los indicadores que presentan las autoridades han mostrado una tendencia a la baja, lo que representa una mejoría en México respecto a los contagios de COVID-19.

Ciudad de México, 23 de abril (SinEmbargo).- La Ciudad de México continúa en Semáforo Naranjahacia el amarillo” del 26 de abril al 2 de mayo, de acuerdo con la información presentada por las autoridades durante la conferencia de prensa de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

El número de personas que pide atención diaria es de 289 en los últimos 10 días, lo que muestra un mínimo desde octubre; mientras que los casos sospechosos o con leves síntomas del virus rondan entre los 47.

Respecto a la atención de urgencias, alrededor del 13 por ciento buscó apoyo con el 911 comparando esta semana con la pasada, lo cual representa una tendencia a la baja que también se ve traducida en el número de despachos y traslados de ambulancia a distintas unidades médicas.

El pasado 16 de abril hubo 2 mil 223 personas hospitalizadas en nosocomios públicos y privados en la Ciudad de México; en tanto, este viernes 23 se registró una disminución de 205 personas, la cifra total queda en 2 mil 118 pacientes, otro mínimo histórico desde inicios de la pandemia del coronavirus.

Además, la evolución diaria de la ocupación en hospitales públicos se establece en un 25 por ciento de utilización global, lo que deja 5 mil 936 camas libres; 22 por ciento de ocupación en camas generales y 31 por ciento en camas de intubación, por lo que al día de hoy quedan disponibles mil 459 lugares para pacientes intubados.

Esta semana hubo ingresos hospitalarios de mil 139 personas, una reducción similar a la del Valle de México.

En la zona metropolitana del Valle de México, la semana pasada se reportaron 3 mil 153 personas en hospitales y este viernes 23 hay 2 mil 764 pacientes, lo que exhibe una reducción de 389.

Las pruebas de positividad diarias se redujeron un total de 40 por ciento debido a que se cerraron los quioscos por Semana Santa. Al día de hoy, la Ciudad de México está cerca de las 10 mil pruebas diarias.

Sin embargo, se aclaró que sí existió un incremento después de las vacaciones, pero fue derivado de un sistema de comunicación y de la reapertura de cambio y ubicación de los kioscos.

“Posterior a la Semana Santa estamos en los niveles de estabilidad de pruebas. Cuando se baja el número de pruebas, también bajan los positivos, pues muchos de ellos son asintomáticos o con sintomatología leve que no se hicieron la prueba. El incremento de casos de la semana 14 tiene que ver con que redujimos pruebas, regresamos a nuestra estabilidad y por eso vemos más casos positivos, pero se puede ver que el número de contagios es menor semana con semana”, dijo Eduardo Clark García, director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública.

“Aún con el incremento de pruebas, estamos identificando mínimos de positivos día con día. Cerca de 500 o 600 en los quioscos de la salud”.

En promedio, el porcentaje de la positividad de pruebas sigue a la baja, pues con datos preliminares que otorgaron, la mejoría se refleja en el 7.5 por ciento, incorporando pruebas de antígenos y PCR.

Respecto a la vacunación, en el caso de adultos mayores, un millón 363 mil 229 (83 por ciento) han recibido la primera dosis, mientras que 578 mil 617 (35 por ciento) cuentan con el esquema completo de vacunación.

Por parte del sector médico, 180 mil 373 cuentan con la primera dosis, y 150 mil 350 ya tienen la segunda dosis.

ACTIVIDADES QUE SE REANUDAN

A través del programa “Reactivar sin Arriesgar”, las actividades que se reanudan son: oficinas corporativas privadas al 20 por ciento, baños públicos y vapores al 30 por ciento, así como la ampliación del programa de Ciudad al Aire Libre para las reuniones y capacitaciones de negocios, y fiestas infantiles, las cuales deben tener un máximo de 50 personas, realizarse en exteriores y bajo las medidas sanitarias correspondientes.

En el caso de oficinas es obligatorio el uso permanente de cubrebocas, filtros sanitarios, mantener divisiones físicas, ingresos controlados, un sistema QR para identificar contagios, mantenimiento continuo de sistemas de aire acondicionado, filtros y 40 por ciento de la circulación del aire debe provenir del exterior, y pruebas semanales de COVID-19.

Si hay citas en oficinas no se pueden ofrecer alimentos o bebidas ni se entregarán objetos que no se pueden limpiar fácilmente, se recomienda acudir sin acompañantes, no compartir objetos y no pueden llevarse a cabo reuniones con más de seis personas.

Además, se eliminan las restricciones de horario para las actividades permitidas con anterioridad en todos los sectores económicos, excepto para restaurantes, que deberán operar en interiores hasta las 21:00 horas y en exteriores cerrar a las 23:00.

Para la ampliación de actividades del Programa de Ciudad al Aire Libre de reuniones y fiestas familiares infantiles, se resalta que debe haber un registro de los asistentes para rastreo de contactos y no se permiten áreas de baile ni alcohol, y el horario de cierre es máximo a las 21:00 horas.

Respecto a los baños y vapores, se debe asignar escalonadamente los cubículos, habrá filtro sanitario a la entrada, desinfección frecuente de los espacios, ventilación continua e instalación señalética, pues son espacios de baja transmisión debido a la presencia de cloro y temperaturas.

Seguirán sin permitirse los eventos deportivos con público, las clases presenciales, spas y eventos masivos.

La Alcaldesa Claudia Sheinbaum destacó que el número de casos positivos sigue a la baja, así como las hospitalizaciones, sin embargo, pidió a la ciudadanía no bajar la guardia respecto a los cuidados y medidas sanitarias para prevenir casos de COVID-19.

“Aún cuando vamos muy bien, no dejen de seguir las medidas preventivas. Siempre hay riesgos de contagio, por lo que el uso de cubrebocas, la sana distancia y el lavado de manos es fundamental… Además, la probabilidad de que ocurra una tercera ola derivada de la época vacacional es bastante baja”, aseveró Claudia Sheinbaum.