El restaurador tardó unos dos meses en llevar a cabo el proyecto, que requería meticulosos ajustes de imagen que se hicieron manualmente.

 Ciudad de México, 23 de mayo (RT).- El artista gráfico irlandés Matt Loughrey utilizó la máscara mortuoria del rey Enrique VII de Inglaterra, que falleció en 1509, para crear una imagen digital del monarca en color y con detalles muy realistas. “Es el ángulo de su mirada, casi puedes sentir lo que está pensando”, explicó a Live Science el restaurador, que agrega: “Todos queremos observar las caras y crear una historia detrás de ellas”.

Loughrey afirma que le llevó unos dos meses concluir el proyecto, que implicó el uso de una serie de softwares de algoritmos personalizados y requirió meticulosos ajustes de imagen que se hicieron manualmente.

View this post on Instagram

Huge thanks to @iflscience for featuring my transformation of King Henry VII. Here's a closer look once more. The death mask was created in 1509, so we are travelling 511 years back in time to get a very accurate look at the King's face. I didn't opt to move the right pupil which, somewhere during the mask's lifetime has been wrongly positioned, nor did I reconstruct the damage to the right orbit. The objective is to copy, authentically, the death mask. This is an extremely advanced method for escaping the confines of photography and paintings for image data. These are wormholes to past centuries and I will be taking you thru many more. #kingdom #royal #kinghenry #history #time #dna #family #historicpreservation #education #oldandnew #tbt #mask #reconstruction #restoration #colorized #research #accurate #art #instaartist #reality #england #royalty

A post shared by My Colorful Past (@my_colorful_past) on

Empezó con una imagen de alta resolución de la máscara de cera y luego utilizó un programa informático especial, llamado fotogrametría, para convertir en 3D la imagen 2D.

Después el artista coloreó la piel. “La coloración de la piel es básicamente pintura, todo se hace a mano en varias capas”, detalla. Luego, manualmente y con la ayuda de distintos algoritmos, añadió el pelo, las marcas faciales y la iluminación.

Loughrey es el fundador de My Colorful Past, un proyecto que restaura y colorea imágenes de archivos de diferentes figuras históricas. “Las máscaras mortuorias son como un salvoconducto hacia otra época, son como un agujero de gusano”, dijo el artista.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.