Author image

Ricardo Barbosa Ascencio

23/05/2022 - 12:02 am

Reformas laborales: ¿Qué, cómo, cuándo, por qué y hasta dónde?

“Coparmex vuelve a emplazar al Gobierno federal, antes de que sea tarde, a generar una agenda de trabajo común y coordinada para generar más y mejores trabajos para que los trabajadores de este país tengan vidas dignas (…)”.

“(…) desde Coparmex nos sumamos en que se preserven más y mejores condiciones de vida a los trabajadores (…)”. Foto: Graciela López, Cuartoscuro

En tiempos recientes, el mundo del trabajo en Mexico ha sufrido los cambios y modificaciones más importantes en los últimos 100 años.

Existe consenso en los sectores de que muchos de los cambios planteados en las reformas eran necesarios, pero cuestionable la celeridad, desarticulación, falta de consenso y dialogo al implementar estos cambios, generando un perjuicio colateral a los empleadores formales del país.

Es importante recordar y poner en el debido contexto la composición de los empleadores formales en el país, ya que estos no son grandes conglomerados industriales o transnacionales, como muchas veces se malinterpreta o se confunde. En el país, el 70 por ciento de los empleadores formales, aquellos que pagan sus impuestos y cumplen con las obligaciones de seguridad social con sus colaboradores son considerados MIPYMES, es decir, son micro y pequeñas empresas.

Los impactos económicos que generó la pandemia por la aparición y propagación del virus SARS-CoV2 (COVID-19), así como las disrupciones en las cadenas de suministro y los efectos de la implementación de las múltiples reformas laborales, trajeron como consecuencia una grave afectación en el mercado laboral ante la persistencia de la informalidad y la pérdida de empleos en el sector formal, golpeando brutalmente al sector de las MIPYMES,  ya que no hay que olvidar que el Gobierno federal determinó NO apoyar a los empleadores del país en pandemia.

Con base en datos precisados por el Banco de México (Banxico), parte de la afectación generada a las empresas mexicanas deviene del aumento de precios en sus insumos; esto se puede apreciar al observar que los precios al productor de bienes intermedios, de las actividades secundarias tuvieron un incremento del 19.36 por ciento en el año 2021, con alzas importantes a la electricidad y al gas.

Es menester recapitular los cambios y actualizaciones más importantes que, en materia laboral, se han incorporado a la Ley Federal del Trabajo, algunos de ellos derivados de los acuerdos asumidos por México en el marco del T-MEC, a saber:

-Garantizar el respeto a los derechos sindicales de libertad de asociación y negociación colectiva.

-Judicialización del sistema de impartición de justicia, privilegiando la conciliación como mecanismo de solución de conflictos, mediante la desaparición de la Juntas Locales y Federales de Conciliación y Arbitraje y la implementación de un nuevo sistema procesal laboral, tendiente a que los juicios laborales sean mas expeditos en sus resoluciones.

-Regulación del Teletrabajo como nueva modalidad, el cual puede desempeñarse en lugares diversos al centro de trabajo, privilegiando el uso de tecnologías de la información.

-Incremento del 22 por ciento al salario mínimo, respecto al año anterior.

-Prohibición de la subcontratación, regulándose la prestación de servicios especializados no relacionados con el objeto social ni con la actividad económica preponderante de la empresa beneficiaria.

Adicionalmente existen propuestas de modificación a la Ley Federal del Trabajo que por un lado pretenden promover la inclusión y erradicación de todo tipo de discriminación y violencia laboral, la promoción laboral de las personas con capacidades diferentes, la regulación del trabajo en plataformas digitales que implica el reconocimiento del vínculo laboral entre las aplicaciones y repartidores y conductores, la ampliación de las licencias de paternidad y, por supuesto, el incremento al periodo anual de vacaciones que actualmente se tiene establecido en la ley.

Si bien es cierto que estas propuestas de reformas promueven la mejora en las condiciones generales de trabajo, así como beneficios importantes para las personas trabajadoras, no menos cierto es que repercutirán en el sector de los empleadores en su conjunto de manera importante, pues estaremos ante el supuesto de que los costos laborales representaran una alta proporción en comparación al costo total de producción de las empresas, lo cual afectará su sustentabilidad y, por ende, el empleo de trabajadores formales.

Queda claro que, si la economía no mejora y el Gobierno no genera mejores condiciones para los empleadores, existe la posibilidad de que las empresas se vean obligadas a reducir su mano de obra, de tal suerte que los despidos y el desempleo serán inminentes ante tal circunstancia, afectación que se verá reflejada principalmente en las pequeñas y medianas empresas.

En razón a lo anterior, desde Coparmex nos sumamos en que se preserven más y mejores condiciones de vida a los trabajadores, lo cual se podrá lograr a través del diálogo y la negociación, brindando alternativas que garanticen el equilibrio entre los derechos de los trabajadores y las necesidades productivas del sector empresarial, mediante elementos que incidan de manera gradual y equitativa en la aplicación de la legislación laboral y que permitan impulsar el desarrollo de México.

Estamos perdiendo la oportunidad histórica y única en nuestra generación de suplir la rota cadena de suministros entre Asia y Estados Unidos de América. Es imperativo que el Gobierno federal genere de manera inmediata condiciones de certidumbre y propicias para la inversión y generación de empleos bien remunerados. La polarización de los temas en el país, tienen un gran perdedor: todos los mexicanos. Estamos a punto de perder una oportunidad coyuntural histórica.

No se puede hablar de mejores condiciones laborales en un país donde la informalidad representa más del 50 por ciento del PIB. Se debe de establecer un programa real y de largo alcance para combatir adecuadamente al mayor obstáculo de la generación de empleos formales y vida digna para los trabajadores. La informalidad es una competencia desleal contra las MIPYMES y esta no es combatida adecuadamente por ninguna instancia de Gobierno.

Coparmex vuelve a emplazar al Gobierno federal, antes de que sea tarde, a generar una agenda de trabajo común y coordinada para generar más y mejores trabajos para que los trabajadores de este país tengan vidas dignas, privilegiando el dialogo mediante acuerdos y reformas que se realicen de manera consensuada entre los sectores de la producción aplicándose de manera escalonada para no generar el efecto contrario al objetivo de las mejoras planteadas de los cambios necesarios. #OpiniónCoparmex

Ricardo Barbosa Ascencio
Presidente de la Comisión Nacional Laboral de Coparmex
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas