Walmart, quien es el tercer minorista en Brasil, anunció a través de sus redes sociales de ese país que dejaría de comercializar huevos de gallinas enjauladas. Foto: The Humane League

Walmart lo vuelve a hacer y deja de lado a México en cuanto a bienestar animal se refiere. Mientras en Estados Unidos, Canadá y ahora Brasil cuentan ya con compromisos de comercializar huevos libre de jaula, en México seguimos esperándolos.

El gigante de los supermercados, con control del 25 por ciento del mercado en los Estados Unidos, anunció hace 3 años que exigiría a sus proveedores de huevo en Estados Unidos y Canadá que adoptaran estándares para un mejor trato a las gallinas ponedoras; siendo este compromiso monitoreado por un tercero y con una fecha límite de cumplimiento del 100 por ciento para el 2025.

A inicios de este mes, Walmart, quien es el tercer minorista en Brasil, anunció a través de sus redes sociales de ese país que dejaría de comercializar huevos de gallinas enjauladas. ¿Y México cuándo?

Han pasado muchas cosas buenas para las gallinas en México desde hace 2 años, cuando The Humane League inició su campaña exigiéndole a Walmart que dejara de tener un doble estándar con México y también anunciara su compromiso, como lo han hecho tantas otras empresas en nuestro país. Hay 3 hechos innegables que indican que el uso de jaulas para la producción de huevo en México ya es una práctica del pasado. El primero es el número de empresas que ya hicieron su compromiso: hoy tenemos que hay casi 70 empresas mexicanas y extranjeras con operaciones en México han hecho un compromiso de abastecimiento de huevo libre de jaula. La opinón del consumidor sí cuenta y las empresas lo están entendiendo muy bien.

El segundo es que ya hay granjas que se certificaron o están en proceso de obtener su certificación con estándares internacionales: este año tuvimos la primera granja mexicana de huevo que cumple los estándares de bienestar animal Certified Humane. Rancho Dos Aguas cuenta con el sello de esta certificadora internacional que garantiza que cumple con especificaciones como densidad de población, manejo y capacitación, administración, alimentación, luz, eutanasia, entre otras cosas que brindan mayor bienestar a las gallinas que producen huevo. Lo cual significa que hay productores de huevo que están ocupándose por alejarse de los sistemas convencionales de crianza y confinamiento que provocan dolor y estrés, y a su vez están dispuestos a comprobar que su producto se adecúa a lo que exige el bienestar animal.

El tercero y último es que en México ya existen al menos 75 granjas con producción libre de jaula que están surtiendo a las empresas que hicieron sus compromisos. Dejando en claro que son las empresas un enorme factor de cambio en el bienestar animal, si no fuera por sus compromisos y por su trabajo con los productores de huevo esto no sería una realidad.

El abastecimiento de huevo libre de jaula en México no pasará de la noche a la mañana, es comprensible que es un proceso que tardará años. Es por ello que los compromisos que las empresas están anunciando son de transiciones graduales para cumplirse en un 100 por ciento en el 2025 o antes. La adopción de políticas de bienestar animal de las compañías ha dado como resultado un incremento en la transición de la producción de huevo a huevo libre de jaula tal y como está sucediendo en otros países como por ejemplo en los Estados Unidos. De acuerdo a United Egg Producers durante el 2018 la producción de huevo libre de jaula representó el 18 por ciento de la producción total de huevo.

Walmart lo vuelve a hacer y deja de lado a México en cuanto a bienestar animal se refiere. Foto: The Humane League

Los pretextos deben terminar. La crueldad animal no es buen negocio. Walmart en México puede dar un buen ejemplo para los demás supermercados en este país al anunciar su compromiso por el bienestar animal tal y como ya lo hicieron en Estados Unidos, Canadá y hace unas semanas en Brasil. Y si tú quieres ayudarnos a que esto suceda FIRMA ESTA PETICIÓN para que los ejecutivos de Walmart vean la preocupación de los mexicanos por tener un mundo donde se elimine el abuso de los animales.