El anuncio más trascendente del lunes vino de la mano del propio consejero delegado de la compañía, Tim Cook, quien anunció que los ordenadores Mac dejarán de usar chips de Intel y pasarán a utilizar microprocesadores de fabricación propia, siguiendo así los pasos del resto de sus dispositivos.

Por Marc Arcas

San Francisco (EU), 23 de junio (EFE).- La multinacional estadounidense Apple dio este lunes el pistoletazo de salida a la primera conferencia de desarrolladores WWDC exclusivamente digital de su historia y lo hizo renovando el software de todos sus dispositivos y anunciando el uso de microchips de fabricación propia para los Mac.

La situación de la pandemia por la COVID-19 impidió que la 31 edición del evento anual se desarrollase en persona en el centro de convenciones de San José (California, EU) como es habitual, pero en lugar de cancelar el encuentro como hicieron Google y Facebook con sus respectivas conferencias, Apple la mantuvo en formato online.

El anuncio más trascendente del lunes vino de la mano del propio consejero delegado de la compañía, Tim Cook, quien anunció que los ordenadores Mac dejarán de usar chips de Intel y pasarán a utilizar microprocesadores de fabricación propia, siguiendo así los pasos del resto de sus dispositivos.

Cook calificó la jornada de “día histórico para el Mac”, aseguró que los chips de silicio que fabricará la compañía ofrecerán un mayor rendimiento y adelantó que el nuevo sistema operativo para ordenadores macOS Big Sur anunciado también este lunes ya está preparado para ser compatible con estos procesadores.

Apple viene usando chips de Intel para sus ordenadores desde 2006, cuando abandonó los procesadores basados en PowerPC que utilizaba hasta entonces. En esa ocasión, el cambio de proveedor de chips también se anunció en la conferencia WWDC de un año antes, en 2005.

La compañía de la manzana mordida ya utiliza sus propios chips basados en arquitectura ARM -la misma sobre la que se construirán los microprocesadores anunciados hoy- en sus teléfonos iPhone y tabletas iPad, con lo que con la inclusión del Mac, todos sus principales productos pasarán a depender de tecnología propia.

Aunque el primer modelo de Mac con los nuevos chips no se espera hasta finales de este año, la razón por la cual Apple procedió ya con el anuncio oficial es para dar tiempo suficiente a los desarrolladores para adaptarse y optimizar su software a la nueva tecnología, razón por la cual también cobraba mayor sentido realizar el anuncio en el marco de un evento como WWDC.

En cuanto a la actualización del sistema operativo para teléfonos iPhone, la firma de Cupertino (California, EU) reveló iOS 14, que introduce como una de las principales novedades un rediseño de la pantalla de inicio que agrupa aplicaciones por categorías automáticamente.

Esto se logra mediante la nueva App Library (biblioteca), con el objetivo de maximizar las opciones sin tener que deslizar con el dedo entre diferentes pantallas de izquierda a derecha o viceversa.

Otra novedad de la rediseñada pantalla de inicio es la inclusión de widgets que permiten obtener información de un sólo vistazo como la predicción meteorológica o la cotización bursátil, y que hasta ahora eran únicamente visibles en la pantalla de “Hoy”, pero no en la de inicio junto a las aplicaciones.

Además, iOS 14 permite en la aplicación de mensajes de texto marcar como destacados y subir a lo más alto de la lista contactos y conversaciones específicas; añade varios nuevos emoticonos (entre ellos uno con una máscara); e introduce en Apple Maps direcciones específicas para rutas en bicicleta o en vehículos eléctricos (estas últimas incluyen los puntos de recarga).

Como en el caso del iPhone, la última versión del sistema operativo para iPad -introducido el año pasado- también fue bautizada iPadOS 14, y básicamente es una adaptación de iOS 14 con algunas especificidades propias de la tableta como una funcionalidad de reconocimiento de texto manuscrito.

El reloj inteligente de Apple, uno de sus productos más populares de los últimos años, recibió también su pertinente actualización de software con watchOS 7, que presenta por primera vez una funcionalidad para “ayudar a dormir mejor”, según indicaron desde la compañía.

Esta opción permite al usuario fijar una hora para ir a la cama, tras la cual el dispositivo pasará a un estado de “no molestar”, activará aplicaciones de relajamiento y meditación, y durante las horas de sueño usará micro movimientos y medición de la respiración para elaborar informes diarios de la calidad del descanso.

EL iPHONE PODRÁ USARSE COMO LLAVE PARA ABRIR Y ARRANCAR VEHÍCULOS

La multinacional estadounidense Apple anunció este lunes que con el nuevo sistema operativo para iPhone iOS 14, los teléfonos podrán usarse como llave digital para abrir, arrancar y cerrar ciertos modelos de vehículo, empezando por el BMW Serie 5.

Esta opción será posible mediante un protocolo de comunicación de campo cercano (NFC, por su sigla en inglés), un estándar tecnológico que facilita el intercambio de datos entre dispositivos que se encuentran físicamente próximos entre sí a través del espectro radioeléctrico.

Para ello, el propietario del vehículo deberá vincularlo a la funcionalidad CarKey de un iPhone o un reloj inteligente Apple Watch y, una vez establecida la conexión entre ambos dispositivos, podrá especificar que también se requiera un reconocimiento biométrico (de la cara o la huella dactilar, por ejemplo) en caso de que desee mayor seguridad.

Una vez dentro del vehículo, bastará con que el iPhone o Apple Watch se encuentre también en su interior para arrancar el motor.

El primer automóvil compatible con este sistema será el BMW Serie 5 de 2021, que saldrá al mercado en julio.

Si el propietario del vehículo quiere permitir el acceso a un tercero, bastará con que le facilite a través de un mensaje de texto encriptado la llave digital, y podrá especificar durante cuánto tiempo puede tener acceso esa persona a la llave, tras lo cual esta dejará de funcionar.