El exsecretario General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana ha estado bajo sospecha desde hace 18 años por el Pemexgate, por el presunto traslado de fondos de la organización a la campaña del candidato priista Francisco Labastida Ochoa.

Ciudad de México, 23 de junio (SinEmbargo).- La última acusación por el llamado Pemexgate en contra de Carlos Romero Deschamps ya prescribió, con lo que el líder petrolero y exsenador quedó libre de ser juzgado por el delito de peculado.

Se trata de la acusación de la operación por el supuesto desvío de mil 500 millones de pesos del sindicato petrolero a la campaña de Francisco Labastida Ochoa, candidato presidencial del PRI en 2000. De acuerdo con El Universal la denuncia, ante la entonces Procuraduría General de la República (PGR), cumplió el tiempo límite para consolidar la acusación.

Las órdenes de aprehensión, amparos y apelaciones contenidas en las causas penales 106/2003 y 107/2003, obtenidos por el periódico de circulación nacional a través de solicitudes de información al Poder Judicial, concluyeron que Deschamps quedó libre por el polémico caso.

Carlos Romero Deschamps fue Diputado y Senador priista por vía plurinominal. Foto: Cuartoscuro

Diversas denuncias pesan sobre lo hombros de Romero Deschamps, Secretario General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) de 1993 hasta su renuncia en octubre de 2019.

Ha estado bajo sospecha desde hace 18 años por el Pemexgate, el presunto traslado de mil 500 millones de pesos de los fondos del sindicato petrolero a la campaña del candidato priista Francisco Labastida Ochoa. Pero fue absuelto y continuó como Diputado federal priista.

En julio de 2019, sin un cargo en el Congreso luego de ser legislador durante el panismo y priismo, con su abogado Juan Collado Mocelo en prisión preventiva por presunto lavado de dinero (en su detención el petrolero se tiró al suelo en un restaurante), y presionado por diversos grupos disidentes, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda lo denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR) por presunto enriquecimiento ilícito de él y seis familiares (esposa, hijos, nuera y sobrinas).

Romero Deschamps. Foto: Cuartoscuro.

El disidente Sergio Morales Quintana del Frente Nacional Petrolero también interpuso una denuncia ante la FGR en contra de Romero Deschamps por posible administración fraudulenta, la cual se sumó a la de Miguel Arturo Flores Contreras, del grupo disidente Petroleros Activos en Evolución (PEA).

Desde 2016 lo denunció ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la entonces Procuraduría General de la República, al igual que a sus hijos, por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

-Con información de Dulce Olvera