JUEVES22DEJULIO

Ciudad de México, 23 de  julio (SinEmbargo).– El pasado 30 de enero, Luis Videgaray Caso, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), anunció un recorte al gasto público de 124 mil 300 millones de pesos, debido a la caída de los precios internacionales del petróleo que ocasionaron una disminución en los ingresos federales.

Al respecto, un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) dio a conocer que dicha decisión podría poner en riesgo el pago de la pensión universal a los adultos mayores en el futuro.

El estudio detalló que la presión que ejercen sobre las finanzas públicas el pago de pensiones a trabajadores actualmente inactivos y el crecimiento del segmento de la población que, año con año, requiere de este beneficio económico son también un factor que agrava la situación.

Datos del informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública que la SHCP envió al Senado de la República en febrero pasado demuestran que el pago de pensiones federales fue por un total de 523 mil 434 millones de pesos.

El año pasado, el Segundo Informe de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto informó que 247 mil millones de pesos se destinarían para el pago de pensiones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), mientras que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) recibiría alrededor de 133 mil 937 millones de pesos.

De acuerdo con el documento, en aquel momento el ISSSTE contaba con un registro de 947 mil 900 pensionados y el IMSS 3 millones 260 mil.

Sin embargo, el pasado 13 de julio, la Asociación Mexicana de Afores (Amfore) alertó a través de un estudio que el gasto en pensiones pasaría de 525 a 912 mil millones de pesos en 2020, por la transición demográfica del país y los gastos elevados que realiza el gobierno en este rubro, lo que significa una “presión a las finanzas públicas”.

En ese sentido, Alejandra Macías Sánchez, investigadora del CIEP, dijo a SinEmbargo que antes los contratos colectivos de los trabajadores eran “más jugosos”. Sin embargo, añadió, con las nuevas disposiciones, las personas ya no tendrán los mismos beneficios y “aún así, la presión que tiene el Gobierno federal con los anteriores pensionados es grande”.

Al respecto, Gustavo Leal Fernández, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), opinó que con la Reforma a la Salud que se pretende hacer “se está pasando por alto que después de 18 años, los trabajadores no van a tener jubilaciones dignas, es decir, que los que se jubilen dentro de trece años (ya con la operación de Ley de 1997), van a ser trabajadores que van a tener cuando mucho un 30 por ciento de su salario como monto total de su pensión”.

Agregó que “se hizo una comisión de expertos a partir de la minuta que envió el Presidente Enrique Peña Nieto a la Cámara de Diputados sobre la Ley para Sistema de Ahorro del Retiro, Pensión Universal y el Seguro de Desempleo que ahora está con los senadores desde marzo pasado”.

La especialista del CIEP comentó además que el tema de pensiones no es algo nuevo y que el problema se va a agravar con los años “porque vamos a ser más viejos y nos vamos a enfermar más, eso por un lado, y por el otro, es que la esperanza de vida es más larga”, abundó.

De acuerdo con el Informe Financiero Actuarial del ISSSTE “se proyecta que la población en México mayor o igual a 65 años se incremente durante los próximos años. En 2014, esta población representó 6.7 por ciento de la población total y se estima que llegará a 16.8 por ciento, en 2050”.

COSTO DE PENSIONES

Foto: Cuartoscuro

El futuro de las pensiones está en riesgo, coinciden estudio y analistas. Foto: Cuartoscuro

Ante las recientes especulaciones de una posible quiebra de los principales institutos de salud de este país, el tema de pensiones volvió a sacudir la preocupación de los trabajadores que cotizan en el sector salud por el recorte del gasto público anunciado por la SHCP y la tentativa de una modificación a la Ley General de Salud.

Datos del Informe Ejecutivo Federal sobre la Situación Financiera y los Riesgos del Instituto Mexicano del Seguro Social  registraron un gasto para pagos a pensionados y jubilados de 56 mil 026 millones de pesos en 2013  y  60 mil 542 al cierre de 2014.

De acuerdo con el informe Entorno y Situación Financiera General 2013 del IMSS, Capítulo I, el pago de pensiones que otorgó el Instituto en 2012 fue de 47 mil 145 millones de pesos.

Asimismo el IMSS registró un costo por otros beneficios a empleados de 9 mil 220 millones de pesos en 2012 y 9 mil millones 868 en 2013.

El informe de Seguro de Invalidez y Vida 2013, Caítulo IV, del IMSS detalló que de este tipo de seguro cubre 16 millones 220 mil 140 trabajadores con determinadas prestaciones y es financiado con 2.5 por ciento del salario base de cotización para cada trabajador.

El Instituto Mexicano del Seguro Social especificó en dicho documento que la cuota se integra de manera tripartita a los patrones, trabajadores y al Gobierno federal, quienes les corresponde cubrir 1.75 por ciento, 0.625 por ciento y 0.125 por ciento, sobre el salario base de cotización, respectivamente.

Durante 2013, el Instituto otorgó, con cargo a este seguro, pensiones temporales y definitivas un monto de 8 mil 174 millones de pesos, cifra 2.7 por ciento mayor en términos reales a la de 2012, mientras que el cargo al Seguro de Enfermedades y Maternidad, se pagaron subsidios con un importe total de 4 mil 590 millones de pesos.

Al cierre de 2014 el IMSS cubría a  más de 3 millones de pensionados.

De acuerdo con el portal de Preguntas Frecuentes de la Reforma del ISSSTE,  “con  la reforma se resuelve el riesgo de insolvencia del Instituto y se establece por disposición de Ley, que el gobierno federal asumirá el costo íntegro de las pensiones en curso de pago y de las nuevas pensiones de los trabajadores actuales que elijan quedarse en el régimen anterior.

A principios de este mes Luis Antonio Godina Herrera, titular del Instituto dijo que el presupuesto autorizado al ISSSTE para este año es de 208 mil millones de pesos, de los cuales 135 mil millones se destinan al pago de pensiones.

Según el informe Financiero Actuarial dio a conocer que en lo referente al Seguro de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez,

A finales del año pasado, este instituto registró un total de 962 mil 075 pensionados en sus distintos regímenes.

Al cierre de 2014, los pensionados correspondientes a la Ley abrogada representaron 55.8 por ciento del total, los del Artículo Décimo Transitorio, 42.5 por ciento y los del régimen de Cuentas Individuales, 1.7 por ciento. En la Tabla 1 se muestra el número de pensionados por régimen, al cierre de 2014.

En lo referente al Seguro de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez, en 2014 se registraron ingresos por cuotas y aportaciones de 13 mil 754 mdp, mismos que se transfirieron al Gobierno Federal de conformidad el Artículo Décimo Segundo Transitorio de la Ley del ISSSTE.

El documento explica que “en virtud del crecimiento de los pensionados del régimen del Artículo Décimo Transitorio, se estima que, en 2042, se duplique el número de pensionados (agregando todos los regímenes). En ese sentido, el número de pensionados se estabilizará en torno al 1.9 millones de personas.

Asimismo el Instituto detalla que la población de pensionados tiene un potencial de crecimiento relevante, ya que durante el año 2014, los registros de afiliación y vigencia de derechos reportaron 5mil 189 trabajadores que cumplen los requisitos para ejercer el derecho a una pensión por Cesantía en Edad Avanzada y 3 mil 660, una pensión por Vejez, correspondientes al régimen de Cuentas Individuales.

En el caso de la población del Artículo Décimo Transitorio, 192 mil 165 trabajadores cumplen los requisitos para beneficiarse de una pensión por Jubilación 81 mil 320 por Edad y Tiempo de Servicio y 3 mil 145 por Cesantía en edad Avanzada. Este potencial de crecimiento de la población pensionaria puede materializarse como resultado de la reforma educativa.