La alumna Fatoumata Kourouma Conde, de 18 años, había estado esforzándose mucho durante el año para poder pasar este examen, ya que era la evaluación final de Física y si lo aprobaba, obtendría su certificado de bachillerato.

Ciudad de México, 23 de julio (La Opinión).– Un hecho inverosímil ha tenido lugar en un salón de clases de una escuela en Mamou, Guinea, en donde una de las estudiantes que se encontraba haciendo un examen tuvo que retirarse por “motivos de causa mayor” para regresar unos minutos después y concluir la prueba.

La alumna Fatoumata Kourouma Conde, de 18 años, había estado esforzándose mucho durante el año para poder pasar este examen, ya que era la evaluación final de Física y si lo aprobaba, obtendría su certificado de bachillerato.

Pero Fatoumata estaba embarazada y al poco tiempo de haber iniciado el examen comenzó a sentir contracciones. La estudiante había iniciado la labor de parto, por lo que los directivos de la escuela pidieron una ambulancia, la cual la trasladó rápidamente a un hospital.

Increíblemente, Kourouma dio a luz en tan solo 10 minutos, y no solo eso, 40 minutos después de haberse ido del salón de clases, la chica volvió para terminar el examen.

Ella contó que algunos de sus familiares pronto la alcanzaron en el hospital, en donde les manifestó que estaba muy feliz por el nacimiento de su bebé pero no quería que esto acabara con un objetivo que se trazó desde hace tiempo.

“No me podía imaginar perdiéndome siquiera un solo examen de mi título de grado, para el que vengo estudiando hace un año entero”, comentó la joven a un medio local.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.