SOUNDTRACK: Playlist de Mariana Hernández “para todos los días de mi vida”

23/08/2015 - 12:03 am
Foto: shutterstock
Foto: shutterstock

Por Mariana H

Debo decir que no es la primera vez que tengo que elegir, para determinado propósito,  un número limitado de canciones que me gusten, me definan o simplemente me parezcan fantásticas. En esta ocasión escogí diez canciones que, en principio, me parecen absolutas joyas musicales, pero además me vinculan directamente con una emoción relacionada a un momento importante o a alguna persona en especial. Mi vida entera ha estado vinculada con la música en muy distintos niveles, casi podría decir que tendría que poner en primer lugar alguna canción de Mother Goose o “El ratón vaquero” (a la fecha me gusta) que marcaron mi infancia. Sin embargo, a lo largo de veinte años de trabajar ininterrumpidamente en radio musical y habiendo cumplido (apenas) cuarenta años, hoy puedo definirme, en principio, por estas canciones.

Va una lista absolutamente honesta, sin pretensiones, sin crítica musical, todas ellas han me han dado, por lo menos unas 100 veces en mi vida (cada una) un momento de euforia absoluta o tristeza abismal.

SD_01Don’t Think Twice It’s Alright- Bob Dylan

Para mí el disco The Freewheelin de Dylan es clave. Hace muchos años, lo encontré entre los discos de ópera de mis tíos. Me lo robé.

Había, y sigue habiendo algo en ese disco, importantísimo para muchos, que me remueve las entrañas. No sabía de acciones contestatarias, ni de folk, ni de metáforas. Pero ese disco, que aún conservo en CD y con el precio de 9.90 dólares, es mi tesoro. Durante muchos años “Girl From the North Country” fue mi favorita, seguramente lo sigue siendo, pero escojo esta porque con los años he entendido que ninguna persona en el mundo debe hacerte perder tu tiempo “you just kinda wasted my precious time” y también, que si lo hace, no pasa nada. “ Don’t Think Twice, It’s Alright”

Para Bob, con  enorme gratitud

SD_02Harvest Moon- Neil Young (versión Unplugged)

La primera vez que tuve consciencia absoluta de la sensación de libertad y de felicidad fue en un viaje que hice a los 18 años a Canadá. Yo era una adolescente permeada por los gustos del MTV de aquellos años y me gustaban las llamadas “Hair bands”. Vergonzoso, lo sé, pero también lógico. En el contexto de estar lejos de casa, de conocer lugares y gente nueva, descubrí esta canción en el más absoluto de los clisés: una isla en medio de la nada, un ligue local, noche de estrellas y mi nuevo amor. No, no me refiero al canadiense en cuestión, era Neil Young con esta versión de su clásico “Harvest Moon”. (Bueno, el clisé pudo haber sido peor y haber escuchado a Celine Dion)

Va para Canadá y los amigos (y el canadiense) que nunca volví a ver.

SD_03Elderly Woman Behind The Counter In A Small Town-Pearl Jam

Pearl Jam no es mi banda favorita , pero lo es, o lo era, de mi hermana. Recuerdo que en 1994 poco después de que saliera el disco “Vs.” de Pearl Jam ella hizo una fiesta en la casa. La fiesta tuvo tintes de fracaso, sin embargo, cuando pusimos esta canción que a las dos, a la fecha, nos encanta, nos abrazamos y en lo que para los demás debe haber parecido un gesto demencial, corrimos por el jardín, dando vueltas como imbéciles y cantando cada línea de la canción. Años después, en un escenario distinto, repetimos el número. Llevábamos una botella de vino en la mano. El gesto demencial, esa segunda vez,  se justificaba.

Lo haríamos otra vez a esta edad y reforzaríamos la frase de la canción que dice “I changed by not changing at all”

Va para ti, Sofía, por los buenos,  los malos ¡y los que nos faltan!

SD_04“That Feel”- Tom Waits

Tom Waits me cuesta trabajo. Los puristas dirán que si no te metes en las entrañas de la distorsión, el ruido, la asimetría de Tom Waits es que no estás en ello. No me importa. A mi me gusta el Tom Waits sentimental. No puedo contar las veces en las que he escuchado esta canción y llorado sin sentir tristeza alguna (en ocasiones sí) y disfrutar todos y cada uno de sus acordes y sus frases. Básicamente habla de la imposibilidad de deshacerte de una emoción específica, hagas lo que hagas no va a desaparecer. Y es justo cuanto dice “I cross my wooden leg and I swear on my glass eye” en donde inevitablemente me quiebro. Hay cosas inexplicables que da la música y esta canción explica exactamente por qué es imposible perderlas.

Ésta va para Abel (qepd) que me dio a Tom Waits. Te extraño tanto.

SD_05“For no one”- Beatles

Caí en el clásico –y absurdo- dilema de “¿Beatles o Rolling Stones”? Y quiero dejar bien claro –adelante linchadores –que me gustan más los Rolling Stones que los Beatles. Pero esta canción llegó a mis oídos justamente cuanto tenía el corazón destrozado. Una mañana puse el disco Revolver, prendí un cigarro, me asomé a la ventana y escuché “For no one”. La letra, el corno, darme cuenta de la absoluta inutilidad de mi sufrimiento, eran perfectos. Una hermosa canción de desamor que amplifica de una manera muy poética lo obsoleto de nuestras lágrimas.

A ti, el imbécil que me rompió el corazón (si estás leyendo esto, seguro no fuiste tú)

SD_06Tonight we fly – Divine Comedy

Dije que sería honesta. No puedo negar diez años de mi vida. En estos años una persona me llenó de música. Música suya y de otros. Divine Comedy, proyecto del músico Neil Hannon, es un grupo que me presentó el hombre con el que compartí esos años . De lo muchísimo que me enseñó de música, esta es la canción que más representa ese tiempo.

Además de ser casi una pieza de música clásica, el recorrido  al que nos lleva Neil Hannon, se parece mucho a la vida, a las relaciones de amor, de pronto vemos toda la maravilla del mundo en el que vivimos  en una suerte de vuelo de Peter Pan y Wendy (si quieren Lois Lane y Superman)  y para quienes están abajo somos sólo unas sombras que pocos notan.

Si seguimos la letra, el mensaje es claro: si el cielo no existe, lo que nos habremos perdido es que esta vida es lo mejor que siempre tuvimos.

Ésta va para Paco, gracias por los años y por la música.

SD_07Fly- Nick Drake

Nick Drake, de todos los tristes, es mi triste favorito. En esta canción además una melodía completamente melancólica, lo que Drake hace es una especie de plegaria completamente carente de orgullo y con distintas imágenes, pide, no a gritos sino casi con un susurro, una segunda oportunidad, la súplica de un nuevo comienzo y la promesa de, tal vez, un mejor futuro. Mismo que a él, no le llegó.

Ésta va –qué hípster- para Wes Anderson que la incluyó en la película The Royal Tenembaums.

SD_08Handle with care- Travelling Wilburys

Ya he hablado de la generación que me tocó vivir, de una emergente (en México y gracias a antenas parabólicas) MTV. Entre los muchos grupos de rockstars populares con vistosos atuendos que incluían bandanas y pantalones de cuero (no, Moderatto no inventó nada) de pronto aparecía un video de quienes en ese entonces yo consideraba “unos viejitos desconocidos”. Qué idiota. Ellos cantaban un rolón: “Handle with care”. ¿Qué carajos sabía yo de la trayectoria de Jeff Lynne, Roy Orbison, Bob Dylan, Tom Petty y George Harrison? Pero su música, the one and only language, fue lo que me conectó de por vida a esta canción. Hace no pocos años en una carretera llena de flores , después de más de veinte años de amar esta canción, me encontré cantándola a todo pulmón y al pie de la letra con uno de mis amigos más queridos, el escritor Jorge F. Hernández. “Reputation´s changeable. Situation is tolereable.  But baby you´re adorable…Handle me with care”.

“but don’t think twice, it’s alright”

Va para ti, Chicle.

SD_09Hallelujah- Leonard Cohen

Leonard Cohen ha sido un pilar en mi vida. Odio cuando los críticos llaman poetas a compositores que no lo son. En el caso de Cohen no existe la menor duda de que lo es. Esta es una obra maestra que tanto lírica como musicalmente llega a sublimar a cualquier persona que se precie de tener algo latiendo adentro de su pecho. Si no, hay que ir al médico.

Un día mi hermana le dijo a mi mamá que se iba de la casa a vivir con su novio. Mi papá ya no vivía ahí, yo tampoco. La última noche fuimos a cenar las tres. Después, mi mamá y yo nos quedamos en mi departamento platicando. Terminamos a altas horas de la noche y cuando le puse por primera vez esta canción, su tristeza y lo que ésta canción le conmovió le hizo finalmente soltar las lágrimas que había aguantado durante toda la cena. Y yo hice lo propio.

Va para ti, mamá. Ya no llores.

SD_10Free Fallin’ -Tom Petty and the heartbreakers

En el momento en el que recibí la invitación para escribir estas líneas, estaba manejando. La única certeza que tenía era que Free Fallin´ tenía que ser parte de esta lista. Es una de esas canciones que recuerdo que me atrapó tan sólo con el primer acorde en el instante en que la escuché por primera vez. Juro por mi vida que en el momento en el que pensaba esto, cerraba el correo y aparecía la luz verde, prendí el radio y estaba exactamente esta canción. No fue una señal, ni una confirmación, ni un momento cósmico, ni magia, ni religión. ¿O si?

Ésta es para mi.

Ahora, las disculpas. Perdón a: Johnny Cash, Bruce Springsteen, Lou Reed, Tho Rolling Stones, Fleetwood Mac, The Smiths, Dire Stra,  Sigu… Sin Embargo,  ¿me invitan pronto otra vez?

 

Mariana H es conductora de radio y televisión. Actualmente trabaja en Grupo Imagen en donde tiene programas de música y literatura. Escribe para Código Topo y Este País.

 

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas