El titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Alfredo Castillo, anunció que su renuncia depende de dar una explicación puntual a la sociedad sobre los resultados de los deportistas en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y ofreció una disculpa pública por la falta de sensibilidad en su actuación durante la justa deportiva. “Fue falta de sensibilidad de mi parte, públicamente ofrezco una disculpa”, dijo Castillo en entrevista con Carlos Loret de Mola.

Alfredo Castillo Cervantes en entrevista con Carlos Loret de Mola. Foto: Twitter @CarlosLoret

Alfredo Castillo Cervantes en entrevista con Carlos Loret de Mola. Foto: Twitter @CarlosLoret.

Ciudad de México, 23 de agosto (SinEmbargo).– El director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Alfredo Castillo Cervantes, ofreció disculpas por su actuación en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y anunció que su renuncia depende de dar una explicación puntual a la sociedad sobre los resultados de los deportistas.

“Ayer me reuní con el Presidente Enrique Peña Nieto y la instrucción que yo tengo es dar una explicación puntual a la sociedad, explicar cuáles fueron los resultados en los JJOO y cuál fue la dinámica. De eso depende mi permanencia al frente de la Conade”, explicó Castillo Cervantes en entrevista en el programa Despierta con Loret.

En ese sentido, afirmó que regresó con antelación al país para darse a la tarea de entregar un reporte sobre dichos resultados, situación por la que se reunirá con el Secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, a quien le entregará el informe. “Mi renuncia está sobre la mesa, pero daré una explicación puntual”, dijo.

Respecto al tema de su acompañante y las denuncias que recibió en redes luego de que ella apareciera con la vestimenta oficial de la delegación mexicana durante la inauguración de la justa deportiva, Alfredo Castillo dijo tenía acreditación válida y que no desfiló -porque sólo pueden hacerlo los atletas-. Explicó que a ese tipo de beneficios se les llama “acreditaciones de familia hospitalaria” y que están contempladas para el ministro del deporte, cargo que sustenta como el titular de la Conade, además de referir que dicha acreditación le da derecho a su acompañante de estar con él inclusive en áreas reservadas.

“Mi acompañante tenía acreditación válida y no desfiló en la inauguración como se dijo”, expresó el titular de la Conade.

Además ofreció una disculpa pública por la falta de sensibilidad en su actuación durante los Juegos Olímpicos, siendo que apareció públicamente con su acompañante y por haber asistido a eventos de deportistas extranjeros mientras se desarrollaban competencias en las que connacionales participaban.

“Fue falta de sensibilidad de mi parte que me ha generado altos costos. Públicamente ofrezco una disculpa”, dijo Castillo.

Asimismo negó que al respecto existan irregularidades, que él cubrió los gastos de su acompañante, y que, además, no llevaron a más entrenadores y fisioterapeutas ya que, basados en una dinámica mundial, no pueden llevar a un equipo técnico por cada uno de los atletas

Cuestionado sobre el tema de la corrupción, Castillo responsabilizó a las federaciones deportivas por el actual rendimiento de los atletas y las acusó de hacer uso discrecional de los recursos que les asigna el Gobierno federal. “Hay abuso, corrupción y saqueo”, mencionó.

Además, el titular de la Conade profirió que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) le pidió investigar y dar parte a la autoridad, ya que supuestamente algunas federaciones no han comprobado recursos. Al respecto, dijo ser “el primer interesado en que se realice una auditoría. No he robado nada”.

Por su parte, el presidente del Comité Olimpico Mexicano (COM) Carlos Padilla defendió a las federaciones, pero aclaró que “si alguien hizo mal uso de esos recursos debe de ser sancionado y procesado de acuerdo a las leyes. Eso es incuestionable”.

Además, el funcionario manifestó que “las federaciones no son intocables” y que si algo procura el COM es la rendición de cuentas y la transparencia, por lo que ellos se suman “a la campaña de limpieza del deporte”. De acuerdo con el, federaciones como las de atletismo y tiro con arco se encuentran actualmente bajo investigación.

En respecto del presupuesto y del desempeño de los atletas, mencionó que este año subió debido a las crecientes demandas de preparación de los deportistas y que, como es de suponerse, ellos piden presupuesto “de acuerdo a la necesidad”.

Sin embargo, tanto Castillo como Padilla convergieron en que hace falta una mejor relación entre las federaciones y la Conade, así como el trabajo en conjunto. En ese sentido, Castillo aseveró que pese a que “hubo resistencias en este semestre se logró trabajar con las federaciones”. Dijo que no hay una relación ríspida con la COM y que tiene que trabajar “hacia adelante”.

En cuanto al apoyo de la Conade para con los atletas mexicanos, su titular indicó que también existieron inconformidades por parte de los organismos deportivos ya que su dependencia decidió apoyar a los deportistas de manera directa con una inversión de 100 millones de pesos.

Al respecto mencionó el caso de Misael Rodríguez y de Joselito Velázquez, a quienes halagó diciendo que “son dos grandes boxeadores” y de los que aseveró recibieron apoyo por parte de la Conade.

Según él, a Joselito le pagaron el tratamiento de una lesión, aunque de Misael sólo mencionó que “ya había estado en mi oficina” y que en total se destinaron 1.6 millones de pesos para apoyar a los deportistas. Además añadió que Misael tiene asegurado un millón de pesos por la medalla obtenida durante las Olimpiadas.

Ahondó en el tema diciendo que, en cuanto a la federación de boxeo, han enfrentado severos problemas debido a que el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), por lo menos desde la gestión de el presidente Mauricio Sulaimán, apoya más a los profesionales que a los deportistas olímpicos ya que tienen mayor rendimiento comercial.

Además y en congruencia con la disculpa por su falta de sensibilidad, mencionó que aunque hubo descuidos también hubo “trabajo de fondo”, ya que según él, “si hubiera habido una mala preparación Ale Valencia no habría podido vencer a la número uno del mundo” y quedar en cuarto lugar en esta edición de los JJOO.

Sobre el desempeño de los deportistas, explicó que México cuenta con 45 atletas que se encuentran entre los mejores 26 de su categoría a nivel mundial y que en promedio son jóvenes de 24 años de edad, por lo que para el 86 por ciento de ellos son sus primeros Juegos Olímpicos.

LOS ESCÁNDALOS DE CASTILLO

El descontento generalizado se ha hecho presente en los Juegos Olímpicos de Río 2016, a pesar de las medallas obtenidas por los atletas durante los últimos días de la justa veraniega, y las miradas se han apostado de frente al deporte nacional. La participación de México en Brasil ha exhibido la gestión del actual titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Alfredo Castillo Cervantes, quien es responsabilizado de la debacle expuesta ante miles a nivel internacional.

Ciudadanos y diputados han lanzado una petición para exigir la remoción del actual representante del deporte nacional. Las críticas en contra de Castillo han surgido de todos los frentes, y muchos coinciden en que la delegación mexicana en Río “ha tenido que padecer la falta de apoyo de un funcionario que poco o nada sabe del deporte en nuestro país”. En tanto que el Congreso aprobó el llamado para que el funcionario federal comparezca ante el Congreso de la Unión una vez concluidos los Juegos Olímpicos.

Medios nacionales, así como la prensa internacional aseguran que Alfredo Castillo no ha logrado mantener el control de su administración, misma que ha ocupado desde abril de 2015. Especialistas deportivos han enfatizado el hecho de que Castillo es un ejemplo de la forma en que las conexiones son más importantes que el mérito a la hora de otorgar un puesto.

A continuación un breve recuento de algunos de los escándalos que han minado la imagen de Castillo y que dejan entrever uno que otro problema que se cuela desde lo administrativo para socavar el desempeño deportivo mexicano:

1.- La Conade recortó el presupuesto a varias federaciones, entre la que se encuentra la de pugilismo, y por la que pasó de 171 millones de pesos en 2015 a 51 millones de pesos en 2016. Mientras tanto, boxeadores como Misael Rodríguez, quien representó a México haciéndose valedero de una presea de bronce en la categoría de 75 kilos, tuvieron que “botear” un año antes para poder llegar a la fase clasificatoria de Río 2016, situación que a ojos de la crítica pública, no es otra cosa que una situación atroz. Y más allá de cualquier otra cuestión, lo cierto es que tuvieron que pasar 15 jornadas para que México lograra obtener su primera medalla. ¿No estará fallando algo?

2.- Jaqueline Tostado, la mujer que acompañó a Castillo a los JJOO, causó polémica debido a que, sea cierto o no, sí hubo presupuesto para una acompañante pero no para acreditar a más médicos y personal de asistencia para las delegaciones deportivas.
A pesar de que el funcionario justificó su presencia asegurando que está contemplado dentro de sus atribuciones como titular de la Conade y que no asistió con recursos públicos, el estigma y el juicio no esperaron, por lo que ahora se ve investigado por su mal desempeño y por posibles irregularidades.
De acuerdo con el código de conducta de la Conade, se debe evitar hacer uso de la autoridad para obtener un privilegio personal o de terceros, sólo que en esta ocasión no queda del todo claro.

3.- Castillo pidió perdón por faltar a eventos deportivos en los que connacionales competían. A pesar de haber admitido su falta de sensibilidad, ello no borra el hecho de que prefirió ir a ver el enfrentamiento entre el tenista serbio Novak Djokovic y el argentino Juan Martín del Potro mientras 14 mexicanos, en la tercera jornada, luchaban por poner en alto a su país.

4.- Entre otras cuestiones, Castillo ha sido ampliamente criticado por justificar su mal desempeño señalando problemas que no lo justifican, como en el caso de las acusaciones en contra de algunos jueces que durante los JJOO, según él, dieron bajas calificaciones a los clavadistas mexicanos sin razón aparente. Tal vez ligue la saña de los jueces al caso del pleito entre la Conade y la Federación Internacional de Natación, que multó a la dependencia con cerca de 15 millones de dólares tras la negativa de la Conade para ser anfitrión del próximo Mundial de natación en 2017.

5.- Castillo no atestiguó cuatro de las cinco medallas obtenidas por mexicanos, ya que por lo anterior y por más, tuvo que regresar a territorio nacional de manera anticipada. En fin, una ausencia más no daña a nadie… ¿o sí?