La investigación en el caso de los normalistas desaparecidos en 2014 se extendió a la Policía Federal porque no hay evidencia de que los agentes hicieran algo para evitar las agresiones a los estudiantes, informó el abogado de los familiares. Tres agentes estuvieron a un costado del Palacio de Justicia y sabían a dónde se llevaron a los jóvenes, explicó.

Por Jacob Morales Antonio

Chilpancingo, Guerrero, 23 de agosto (El Sur).– El abogado del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, dijo que la ampliación de la investigación a la Policía Federal (PF) en el caso Ayotzinapa es porque no existe evidencia de que hayan hecho algo para evitar las agresiones a los normalistas y la desaparición de los 43 en Iguala, además de que hubo elementos que participaron el día de los ataques junto a otras corporaciones en contra de los estudiantes.

Este miércoles se informó que en la octava reunión ordinaria de la Comisión Presidencial para la Verdad y el Acceso a la Justicia para el Caso Ayotzinapa se estableció una nueva ruta de trabajo que incluye la investigación de acciones u omisiones de mandos y elementos de la PF en los ataques ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala.

El abogado dijo que por lo sensible del caso y las investigaciones no puede revelar mayor información, pero comentó que la responsabilidad de la Policía Federal es por la presencia en el puente del “Chipote”, a un costado del Palacio de Justicia en Iguala, donde estuvieron tres policías federales “que sabían hacia dónde se habían llevado a los estudiantes”.

Sin embargo, en el curso de las investigaciones, indicaron que además de su responsabilidad, de su presencia y de su conocimiento sobre la ruta de los 43 normalistas habrían estado otros policías federales en otras zonas de Iguala cubriendo distintos aspectos.

El abogado agregó que “toda la mecánica muestra que la actuación de los policías federales no fue para ayudar a los estudiantes, al contrario, su actuación muestra un patrón de actuación conjunta con otras fuerzas de seguridad que estaban atacando a los estudiantes”.

Vidulfo Rosales dijo que esta ampliación de la investigación es para tener una mayor información de la responsabilidad de la corporación federal, “incluso por aspecto de omisiones de que ellos desde temprana hora supieron –de la presencia de los normalistas– y estuvieron allá, pero no hay evidencia ahora de que la Policía Federal hizo algo para evitar y prevenir la agresión que estaban sufriendo los estudiantes, pero sí se enteraron de lo que ocurría”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EL SUR. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.