Aguirre con Rubén Figueroa, el ex Gobernador del PRI que debió renunciar a su cargo por la matanza de Aguas Blancas. El ex mandatario nunca fue procesado. El gobierno de México fue llevado a tribunales internacionales por la matanza. La izquierda protestó airadamente, durante años, que Figueroa siguiera Libre. Pero la noche del 13 de septiembre, cuando la tormenta “Manuel” entraba a Guerrero, Aguirre celebraba con él. Foto: Gobierno de Guerrero

Aguirre con Rubén Figueroa, el ex Gobernador del PRI que debió renunciar a su cargo por la matanza de Aguas Blancas. El ex mandatario nunca fue procesado. El gobierno de México fue llevado a tribunales internacionales por la matanza. La izquierda protestó airadamente, durante años, que Figueroa siguiera Libre. Pero la noche del 13 de septiembre, cuando la tormenta “Manuel” entraba a Guerrero, Aguirre celebraba con él. Foto: Gobierno de Guerrero

Ciudad de México, 23 de septiembre (SinEmbargo).– El viernes 13 de septiembre, cuando la tormenta tropical “Manuel” pegaba en el estado de Guerrero, el Gobernador Ángel Aguirre Rivero era el anfitrión de una cena con motivo del bicentenario del Primer Congreso de Anáhuac y los Sentimientos de la Nación.

La tragedia apenas se asomaba a la entidad. Miles de comunidades, se sabe ahora, no fueron avisados ni por las autoridades estatales ni por las federales de qué magnitud era la tormenta.

Pero el Gobernador celebraba. Era, según los mismos boletines de prensa difundidos, una cena de gala. Al evento asistieron dos ex mandatarios guerrerenses, parte del gabinete de Aguirre, senadores y diputados federales, muchos de ellos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que ahora exige una investigación “exhaustiva” de los funcionarios que fallaron en dar la alerta.

También asistían funcionarios federales, varios de ellos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

En su informe de los daños del pasado 19 de septiembre, Aguirre Rivero daba el reporte de 27 ríos desbordados y 32 carreteras dañadas por el paso del que, a decir del mandatario, fuera el peor fenómeno meteorológico. Aún más devastador que el huracán “Paulina”, dijo.

Pero esa noche, Aguirre celebraba. Las fotos muestran arreglos y copas de vino. Estaba el Alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos; su ciudad quedó destruída. Estaba el jefe de la Oficina de la Secretaría de Desarrollo Social, Ramón Sosamontes Herrera Moro, un ex perredista que fue acusado de corrupción. Incluso se encontraba el presidente de la Comisión de Gobierno en el Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez.

Según con los reportes oficiales, el paso de “Manuel” por la entidad afectó a más de 20 mil personas que tuvieron que ir a albergues temporales. Además se contabilizan al día de hoy a 95 personas muertas, entre ellas cinco elementos de la Policía Federal que el jueves habían acudido a la población de La Pintada, donde un cerro de desgajo dejando en 15 y 18 muertos y 68 desaparecidos, en labores de rescate  a bordo de un helicóptero Black Hawk, que dos días después fue encontrado hecho pedazos.

De fiesta. Foto: Gobierno de Guerrero

De fiesta. Foto: Gobierno de Guerrero

Sin embargo, en el momento en que “Manuel” estaba a punto de entrar a la entidad, tanto Ángel Aguirre como parte de su administración festejaban en la Casa Guerrero, en Chilpancingo, otras de las zonas más afectadas. En la cena acudieron sus predecesores, René Juárez Cisneros y Rubén Figueroa Alcocer; el secretario General de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo; el coordinador general del Ejecutivo, Humberto Salgado Gómez, los diputados locales Héctor Astudillo Flores y Héctor Apreza Patrón.

Figueroa Alcocer, es el ex Gobernador acusado de haber ordenado la matanza de Aguas Blancas. Tras su renuncia, quien ocupó el cargo, como interino, el mismo Aguirre.

También se encontraba el Senador Armando Ríos Piter, los diputados federales Catalino Duarte Ortuño, Manuel Añorve Baños y Jorge Salgado Parra y el Delegado de Sedatu, Héctor Vicario Castrejón.

Asistió el subsecretario de Desarrollo Comunitario y Participación Ciudadana de la Secretaría de Desarrollo Social federal, Javier Guerrero García, quien dijo participó en la entrega de la presea Sentimientos de la Nación post mortem a quien fuera Diputado local, Armando Chavarría Barrera.

En la ceremonia, el funcionario federal señaló: “Hoy a 200 años, sin duda, hemos logrado avances importantes, pero es necesario afrontar los retos para elevar el calidad de vida de los mexicanos; retomar su ejemplo, y llevarlos a la práctica”.

Tras recibir la condecoración, Martha Obeso, viuda de Chavarría, agradeció que en este día histórico se entregara la presea con la que se honra a hombres y mujeres que dejan huella por su espíritu de servicio.

Además recordó tanto a Aguirre como al representante de Peña Nieto que “el Estado mexicano y el gobierno de Guerrero deben garantizar la vida, la integridad física y el patrimonio de todos los ciudadanos y hacer que se respeten los derechos humanos que consagra la Constitución”.

Más tarde, a nombre del Congreso del estado, el Diputado Héctor Astudillo Floresal dijo a Aguirre: “Sabemos que gobernar Guerrero no es una tarea fácil; se necesita sensibilidad, habilidad y generosidad con el pueblo que tanto necesita la mano solidaria de sus gobernantes”.

Tanto expertos como organizaciones en defensa de los derechos humanos han cuestionado el compromiso de las autoridades para hacer frente a los daños que ocasionaron las fuertes lluvias tras el paso de “Manuel”.

En la sesión para conmemorar la sesión de la instalación del primero congreso de Anáhuac. Foto: Especial.

En la sesión para conmemorar la sesión de la instalación del primero congreso de Anáhuac. Foto: Especial.

La noche del jueves 18 de septiembre, el Centro de Derechos Humanos Tlachinollan denunció que los damnificados de la Montaña “han sido invisibilizados” pues “hasta la fecha no se han adoptado acciones gubernamentales para atender los daños que dejaron las recientes tormentas en esta región”.

“En la Montaña de Guerrero, cientos de comunidades indígenas permanecen incomunicadas por las inclemencias climatológicas. Es apremiante la situación que enfrentan comunidades Na’savi y Me’phaa de los municipios de Malinaltepec, Atlamajalcingo del Monte, Iliatenco, Cochoapa el Grande Metlatonoc, Tlacoapa, Acatepec y Copanatoyac, donde la gente está incomunicada y abandonada. Se han reportado accidentes y muertes de menores y adultos en Mixtecapa, Municipio de San Luis Acatlán, a causa del desgajamiento del cerro donde se encuentra asentada la comunidad”, dijo.

En las comunidades de Moyotepec y El Tejocote, del municipio de Malinaltepec, dijo la organización en un comunicado, las autoridades comunitarias han reportado más de diez muertes.  “En Tilapa y su anexo El Salto, pertenecientes al mismo municipio, se denunció una situación particular en la medida en que se han registrados accidentes hundimientos y daños a centenares de viviendas  así como destrucción de cultivos”.

Daños en Guerrero. Foto: Cuartoscuro

Daños en Guerrero. Foto: Cuartoscuro

“En Huehuetepec, del Municipio de Atlamajalcingo del Monte, el Cerro del Ixtle ha empezado a desgajarse y sus pobladores han salido de sus viviendas para refugiarse en los cerros aledaños pues no hay más caminos o espacios alternos; se teme que alrededor de 70 familias enfrentan el grave riesgo de que sus viviendas sean sepultadas”, agregó.

“Para Tlachinollan, los estragos causados por las lluvias en la Montaña son incuantificables por el momento, pues además de que no se han logrado precisar los fallecimientos y accidentes; al perderse la cosecha del maíz sembrado para la autosubsistencia en este ciclo agrícola, la mayoría de las comunidades de la región enfrentarán en el futuro inmediato una preocupante escasez de alimentos. Aunado a ello, las viviendas han sido arrasadas en muchas comunidades. La garantía de los derechos humanos a la alimentación y a la vivienda digna mediante acciones emergentes, en este contexto, resulta urgente”, señaló.

“La respuesta estatal no ha llegado a la Montaña”, expresó.

A su vez,  medios de comunicación de España y Estados Unidos destacaron este sábado que autoridades de los tres niveles de gobierno en México incurrieron en actos de negligencia al no informar a tiempo sobre el peligro que representaba para la población la llegada de la tormenta tropical “Manuel” y el huracán “Ingrid” a las costas mexicanas.

El diario español El País publicó el sábado en su página de internet el reportaje “La Hora de las responsabilidades”, en el que se entrevista a legisladores de oposición, expertos en meteorología y especialistas en Protección Civil donde señalan la tardía emisión de alertas meteorológicas.

Uno de los factores que pudieron alertar a las autoridades, señalan los entrevistados, fue que el fenómeno meteorológico estuvo estacionado por varias horas sobre el Estado de Guerrero.

El panel de especialistas consultados por el medio español coincide en que el sistema de alertas meteorológicas necesita modernizarse, además deja entrever que si bien se emitieron alertas los estados no las tomaron en cuenta.

El New York Times en su versión web publicó  el 20 de septiembre el reportaje In Mexico, Critics Say Political Corruption Worsened Impact of Dual Storms (En México, los críticos dicen que la corrupción política agravó el impacto de las dos tormentas), en el que señaló que pareciera que los funcionarios mexicanos no han aprendido de otras catástrofes que han azotado al país.

En el 2007 el Estado de Tabasco sufrió una de las anegaciones más catastróficas de las que se tengan memoria. En aquel año, mientras el Gobernador Andrés Graniel Melo responsabilizó al Gobierno federal por la falta de obras hidráulicas, en ese entonces, la ONU advirtió que dicha tragedia, que afectó a un millón de personas, pudo haberse prevenido.

El diario norteamericano cita al vice Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Ángel Macías Garza. El funcionario señala que de haber existido un adecuado plan de desarrollo, México “no estaría sumido en el caos”.

“La corrupción ha permitido que se hagan construcciones a lo largo de afluentes de ríos y cañones”, apunta el empresario.