El crudo Brent, de referencia en Europa, cae a 64 dólares el barril al tiempo que el West Texas, de referencia en Estados Unidos, desciende por debajo de los 58 dólares el barril.

El ataque volvió a centrar la atención de los inversores en la perspectiva de nuevas interrupciones del suministro en otros países productores miembros de la OPEP.

Ciudad de México, 23 de septiembre (Economía Hoy).- Arabia Saudita ha recuperado alrededor del 75 por ciento de la producción de petróleo que perdió tras los ataques a sus instalaciones y restaurará la totalidad del flujo para inicios de la próxima semana, dijo el lunes a Reuters una fuente cercana al tema.

La producción de crudo saudí en Khurais se encuentra ahora en más de 1.3 millones de barriles diarios (bpd), mientras que el bombeo en Abqaiq se sitúa en cerca de 3 millones de bpd, de acuerdo a la fuente.

Los ataques en las plantas de Khurais y Abqaiq, algunos de los mayores complejos petroleros del reino, echaron abajo 5.7 millones de bpd en producción, más de la mitad de la extracción diaria del reino. Autoridades saudíes han dicho que la producción sería plenamente restaurada para fines de septiembre.

En consecuencia, frente a las destacadas ganancias vividas en los últimos días, el petróleo ve hoy bajar su precio. El crudo Brent, de referencia en Europa, cae a 64 dólares el barril al tiempo que el West Texas, de referencia en Estados Unidos, desciende por debajo de los 58 dólares el barril.

TENSIONES GEOPOLÍTICAS

El ataque volvió a centrar la atención de los inversores en la perspectiva de nuevas interrupciones del suministro en otros países productores miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), como Nigeria, Libia y Venezuela.

En los últimos meses, la preocupación por la falta de suministro se había disipado debido a las amplias reservas de los países miembros del cártel.

“Mientras las instalaciones petroleras saudíes arden sin llama, el potencial de nuevas interrupciones en Nigeria, Libia y Venezuela sigue afectando al mercado”, aseguró a Reuters Stephen Brennock, inversor de petróleo de PVM.

Así, la tensión en Medio Oriente se ha intensificado desde el mencionado ataque con drones a refinerías saudíes a mediados de mes. Un hecho que, al mismo tiempo, ha supuesto un impulso a la cotización del petróleo.

A pesar de que rebeldes de Yemen insisten en que son los autores de los ataques, tanto Arabia Saudí como Estados Unidos, entre otros, apuntan a Irán como responsable. Por ello el Pentágono norteamericano ordenó el despliegue de tropas adicionales en la región del Golfo.

También Reino Unido cree que Irán fue el culpable del ataque, por lo que ha anunciado que trabajará con los aliados de Estados Unidos y Europa en una respuesta conjunta, según ha informado este mismo lunes el primer ministro, Boris Johnson.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.