Desprendimiento. Pintura de Tomás Calvillo Unna.

A sus 75 años, ¿cuáles son los dilemas y desafíos más relevantes que enfrenta la ONU?, y ¿cuál es el papel que le corresponde a México en todo ello?

Brújula

Estamos caminando de noche
hay que volvernos la noche misma
para llegar a casa.

(Del libro Pausada Tinta)

 

Fragmento XII

La virtud corpuscular del silencio
su esfera de sonidos
su imán
las palabras lo dicen
son las huellas más antiguas

flechas que atraviesan
con sus puntas de sílabas
el rito funerario de la historia

desatan los nudos de las horas
los decantan en segundos
apaciguan tormentas
se impregnan de tiempo
reconocen los ciclos
el fuego del cráneo y su conjuro

los dijes de marfil como versos en el pecho
el quantum de la fugaz visión
labrada en la almendra de basalto
la amalgama de la oración elegida
sus circuitos ígneos
su metáfora

para algunos el ángel oculto
en la grafía de los desiertos
para otros la serpiente
la sagacidad natural de la paciencia
los escalones de la tierra a las alturas
en los cambios de piel

y la estrella azul al fondo
agua descomunal
a chorros
su cubo de sal

su resurrección
apuntando a ser brazos
y un corazón en ciernes
como vocablos

 (Del libro Tabing Dagat)

Del Calendario

I

Se desprenden
las hojas de los días,
se nombran desolación.
Esa semana,
estos meses,
estos años
se nombran desolación.
Está por todos lados,
se le convocó
cuando el copal impregnó los sueños
para celebrar a las deidades de barro
ante los ojos de millones
que confirmaron el sacrilegio.

El cielo está deshabitado.
Los dioses se mudaron.

Convirtieron a las palabras en ponzoña
ignorando la ambrosía de su pronunciación.

II

El Águila devorando la serpiente
ya no está;
el hueco de su helado viento
levanta las cenizas.

El sol en el cenit
incendia las pupilas.

Llega la noche al medio día;
los corazones dispersos sobre el pedregal
trazan el rojo de la sangre.

(Del libro Galería de Promesas)