“Es absolutamente inadmisible que el Gobierno federal rompa la coordinación en la mesa de seguridad en el estado de Chihuahua”, detalló.

Ciudad de México, 23 de septiembre (SinEmbargo).– La Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) declaró que es “inadmisible” que el Gobierno federal rompa coordinación con la mesa de seguridad en Chihuahua.

A través de un comunicado, la GOAN destacó que debe respetarse la soberanía en el estado.

“Es absolutamente inadmisible que el Gobierno federal rompa la coordinación en la mesa de seguridad en el estado de Chihuahua”, aseguró.

A través de su cuenta de Twitter, la Asociación demandó que debe respetarse la soberanía estatal. “Respaldamos a nuestro compañero Javier Corral, Gobernador de Chihuahua”, escribió.

La GOAN destacó que brindan su solidaridad con la sociedad chihuahuense.

JAVIER CORRAL DENUNCIA QUE EL GOBIERNO FRENÓ LA COOPERACIÓN EN SEGURIDAD

Javier Corral Jurado, Gobernador de Chihuahua, denunció este miércoles que el Gobierno federal dejó de brindar su apoyo en la cooperación que mantenían en materia de seguridad “como mecanismo de represalia” ante la postura que mostró sobre el conflicto del agua que se vive en la entidad.

“Les informo de un asunto que me parece bastante delicado, y que asoma ya, otra dimensión en la relación del Gobierno federal con el Gobierno del estado de Chihuahua, derivado de nuestra posición por el tema del agua”, así fue como abrió un hilo a través de su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el mandatario estatal, Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana ( SSPC) le comunicó ayer que “en el Gabinete de Seguridad se acordó que los responsables de las fuerzas federales en el estado sesionen diariamente, por su lado, en la zona militar, atendiendo los temas de su ámbito de competencia”.

El motivo de la decisión, reveló, fueron las críticas del Gobierno del estado a su participación en la custodia de diversas instalaciones cuya custodia es su responsabilidad constitucional, dado su carácter estratégico, generan un ambiente de confrontación que queremos evitar hasta donde sea posible”.

En su red social, consideró que se trata de “una decisión que muestra un talante autoritario y vengativo contra el pueblo de Chihuahua, a quien finalmente se perjudica. Se incumple así el compromiso de hacer de la seguridad un campo de neutralidad política, y se usa como mecanismo de represalia”.

CORRAL ACUSA GOLPETEO POLÍTICO

Apenas hace dos días, el Gobernador de Chihuahua acusó al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de golpeteo político por el conflicto del agua de la presa “La Boquilla”.

Corral Jurado aseguró que maniobras como las que el Gobierno federal ha realizado sólo se hacían durante el Gobierno de Enroque Peña Nieto.

“Nunca pensamos que lo iba a hacer este Gobierno”, señaló en un comunicado de prensa.

Según el mandatario, el golpeteo contra su administración inició cuando el Gobierno federal envió al Subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Bermeja, a dialogara para destrabar el conflicto.

Corral Jurado señaló que Mejía Bermeja ya ha metido el tema de la inseguridad en la discusión, para convertir el conflicto en “politiquería”.

“Lo que pasa es que se ha magnificado de una manera brutal el tema de Chihuahua. Pues vean ustedes al Subsecretario de Seguridad Pública, a Mejía Berdeja como golpeador político. O sea, ya hasta el tema de la seguridad pública lo llevaron al ámbito de la politiquería, es gravísimo, es una regresión brutal que manden a un subsecretario de Seguridad al golpeteo político”, apuntó.