Un ciudadano mexicano, exgerente de una filial estadounidense multinacional comercializadora y distribuidora de petróleo, fue acusado por su presunta participación en un plan internacional de soborno y lavado de dinero, entre los crímenes se encuentra el pago de soborno a funcionarios de Ecuador.

Washington, Estados Unidos, 23 de septiembre (EFE).- Un gran Jurado estadounidense acusó a un ciudadano mexicano exgerente de la filial estadounidense de una multinacional comercializadora y distribuidora de petróleo por su presunta participación en un plan internacional de soborno y lavado de dinero que incluyó pagos a funcionarios ecuatorianos, informó este miércoles el Departamento de Justicia (DOJ).

Javier Aguilar, de 46 años de edad, originario de México y residente en Estados Unidos, fue acusado en el tribunal del Distrito Este de Nueva York por su presunta participación en los delitos de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) y conspiración para cometer lavado de dinero, señaló el DOJ en un comunicado.

“Entre aproximadamente 2015 y julio de 2020, Aguilar y otros participaron en una conspiración para pagar y ocultar sobornos a funcionarios ecuatorianos de entonces, incluida la Empresa Pública de Hidrocarburos de Ecuador (Petroecuador )”, detalló la nota, que cita documentos judiciales, incluida la denuncia penal.

Los pagos presuntamente tenían como fin “obtener y retener negocios para la Trading Company”, como es identificada la empresa a la que estaba vinculado Aguilar, y, en particular, “un contrato de 300 millones para la compra de diesel”.

El DOJ indicó que Aguilar -quien fue arrestado en Houston (Texas)- y sus socios al parecer acordaron utilizar acuerdos falsos de consultoría con intermediarios, en cuyas cuentas Trading Company depositó fondos “a sabiendas de que serían utilizados para pagar sobornos a los funcionarios del Gobierno ecuatoriano”.

Según la acusación, Aguilar y sus cómplices hicieron que se pagaran “aproximadamente 870 mil dólares en sobornos que habían prometido a los entonces funcionarios ecuatorianos a nombre de Trading Company”.

La investigación está a cargo del escuadrón de Corrupción Internacional del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

El anuncio de los cargos contra Aguilar fue hecho por el Fiscal general adjunto interino de Estados Unidos, Brian C. Rabbitt; el Fiscal federal interino para el distrito este de Nueva York, Seth D. DuCharme; y el Agente especial a cargo George L. Piro, de la oficina local del FBI en Miami.