Las nuevas medidas anunciadas consisten en computar un monto menor de reservas específicas en la reestructura; que las reservas específicas que se liberen se consideren reservas adicionales; contemplar mayor capital regulatorio y las reservas adicionales como capital complementario; además de reducir los requerimientos de capital por riesgo.

Ciudad de México, 23 de septiembre (SinEmbargo).- La Secretaría de Hacienda, a través de Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), presentó un nuevo paquete de medidas para la reestructuración de créditos que incluye tasas de interés menores, plazos más largos y cuotas más bajas.

La dependencia federal informó que el grupo de medidas es un apoyo a la ciudadanía y para las empresas para mitigar los efectos económicos derivados de la pandemia causada por la COVID-19.

“El paquete incluye cuatro medidas regulatorias que incentivan y permiten a los bancos y otros intermediarios financieros reestructurar los créditos de los clientes que lo requieran”, explicó la Secretaría a cargo de Arturo Herrera.

En las nuevas medidas se contempló que podrán adherirse los más de ocho millones de créditos beneficiados por los Criterios Contables Especiales (CCE) que se emitieron entre marzo y abril por la CNBV. También aplicarán para los clientes que ahora busquen el apoyo de este mecanismo.

Hacienda destacó que las medidas se tomaron para que las entidades financieras pudieran implementar y ofrecer diversos programas de apoyo a sus clientes, recordó Hacienda.

Estas consistieron en el diferimiento, parcial o total, del pago de intereses o del capital por un periodo de cuatro, seis y hasta 18 meses en créditos del sector agropecuario. La modificación contempló que no se generaran intereses adicionales, ni tampoco el cobro de comisiones por reestructuras, la solicitud de garantías adicionales, así como la restricción o cancelación de las líneas de crédito, entre otras barreras.

“Hasta ahora 8 millones 622 mil 159 créditos se apegaron a los CCE, lo que ha resultado en un alivio financiero para familias y empresas”, aseguró Hacienda.

Para adaptarse a la nueva realidad económica que la pandemia del nuevo coronavirus orilló, se tuvo que disminuir el pago que los clientes realizaban por los créditos en, al menos, en un 25 por ciento. El movimiento implicará una ampliación del plazo remanente hasta en un 50 por ciento de lo original contemplado, además de disminuir la tasa de interés y hacer quitas de capital.

Las cuatro nuevas medidas son:

– Computar un monto menor de reservas específicas cuando se pacte una reestructura con el cliente.

– Reconocimiento de las reservas específicas que se liberen por la reestructura de un crédito como reservas adicionales.

– Podrán reconocer un mayor capital regulatorio al considerar las reservas adicionales como parte del capital complementario.

– Reducir prudentemente los requerimientos de capital por riesgo de crédito.

Con el fin de incentivar la inclusión financiera y la viabilidad de otorgar nuevos créditos emitió tres nuevas medidas para las instituciones financieras:

– Se extiende el uso del buffer de capital hasta el 31 de diciembre de 2021.

– Se amplían los requerimientos de liquidez hasta marzo de 2021, con lo que los bancos podrán reducir transitoriamente sus buffers de liquidez por debajo del 100 por ciento de sus necesidades.

– Se amplía a personas morales la regulación para abrir cuentas y contratar créditos sin la presencia del cliente en la sucursal. También se eliminó el límite establecido para la contratación de créditos y apertura de cuentas, con lo que se facilita la apertura de cuentas de identificación simplificada consideradas de bajo riesgo para SOFIPOs y SOCAPs.

Estas disposiciones impactan a diversos sectores de la población y económicos, que Hacienda espera ayuden a mitigar las dificultades derivadas de la pandemia.

“No sólo busca otorgar un alivio en la economía de los clientes beneficiarios, sino que contribuye a la recuperación económica del país proveyendo liquidez a familias y empresas”, aseguró la Secretaría.

La dependencia destacó el compromiso del Gobierno para mantener finanzas públicas sanas y un sistema financiero sólido y resiliente.