México

Familias zacatecanas huyen por la violencia hacia la frontera. Buscan asilo en EU

23/09/2021 - 11:30 am

La disputa que sostienen las organizaciones del crimen organizado en Zacatecas ha llevado a que los habitantes de algunas comunidades dejen atrás sus hogares y se desplacen a comunidades aledañas, en algunos casos, o que salgan de la entidad rumbo a Estados Unidos, donde han pedido asilo.

Ciudad de México, 23 de septiembre (SinEmbargo).– El incremento de la violencia en Zacatecas, estado que se disputan organizaciones del crimen organizado, ha ahuyentado a algunas de las familias que ahí viven, quienes en su desesperación han huido a localidades vecinas o hacia la frontera norte, a Tamaulipas, en busca de asilo en Estados Unidos.

La movilización de zacatecanos se ha dado desde inicios de este mes, cuando un grupo de habitantes de Ermita de los Correa, localidad del municipio de Jerez, una de las principales ciudades de la entidad, dejaron la mayoría de sus pertenencias para salvaguardarse de los enfrentamientos que han protagonizado en este territorio grupos antagónicos del narcotráfico.

La agencia Cuartoscuro consignó el pasado 9 de septiembre cómo esta comunidad lucía como un pueblo fantasma, con animales muertos por las calles y corrales, otros más encerrados y con sólo un par de personas recorriendo las calles. De acuerdo con los mismos reportes, cerca del 90 por ciento de la población se desplazó a diferentes comunidades vecinas y cabeceras municipales, como Fresnillo, Calera y Jerez, mientras otros más optaron por viajar hacia Estados Unidos tras las amenazas de la delincuencia.

Pobladores de la comunidad de Ermita de Los Correa desplazados por la violencia. Foto: Cuartoscuro.
Albergues habilitados para los desplazados de Zacatecas. Foto: Cuartoscuro.
Familias de Zacatecas huyeron de sus comunidades por las amenazas de grupos del crimen organizado.
Familias de Zacatecas huyeron de sus comunidades por las amenazas de grupos del crimen organizado. Foto: Cuartoscuro.

Algunos de los desplazados regresaron días después, acompañados por elementos de la Policía Estatal y del municipio, para intentar rescatar sus pertenencias, sobre todo ganado, que dejaron atrás al salir de sus casas, según reportó El Sol de Zacatecas. Sin embargo, las viviendas lucen en su mayoría abandonadas ya que únicamente el 10 por ciento retornó, refiere la misma información.

A este éxodo se sumó el registrado esta semana, cuando un grupo de 45 personas, 16 de ellos niños, se trasladaron a Nuevo Laredo, Tamaulipas. Encabezados por Yolanda “N”, pastora de la iglesia Hispanoamericana Pentecostés “Manantial de Esperanza” que se ubica en el municipio de Calera Víctor Rosales, que colinda con Jeréz, los pobladores han pedido a las autoridades estadounidenses el asilo por las amenazas de muerte que recibieron.

La pastora comentó al diario Excélsior que se trata de habitantes de diferentes municipios de Zacatecas que han dejado atrás sus hogares ante la guerra de los diversos grupos delincuenciales. Aseguró que ellos iban huyendo debido a que el crimen organizado amenazó con matarlos.

La comunidad de Ermita de los Correa se percibe como pueblo fantasma debido a la violencia. Foto: Cuartoscuro.
Casas abandonadas en comunidades de Zacatecas debido a la violencia. Foto: Cuartoscuro.
Locales abandonados debido a la violencia.
Locales abandonados debido a la violencia. Foto: Cuartoscuro.

En ese sentido, el día de ayer el Congreso del estado exhortó al Gobernador David Monreal, quien apenas asumió el cargo esta semana, para que se conforme un grupo operativo que esté permanentemente en Ermita de los Correa para detener el desplazamiento forzado de personas. Los legisladores también solicitaron a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) asignar a un Visitador Especial para dar seguimiento a este desplazamiento forzado.

Zacatecas afronta una pugna entre los cárteles de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación (CJNG), por lo que es uno de los estados con mayor índice de homicidios en lo que va del año, con cerca de 37 por cada 100 mil habitantes. Además ha sido escenario de hechos de extrema violencia durante los últimos meses.

La entidad ha visto crecer los homicidios dolosos y se perfila que este año sea el más violento del que se tenga registro. Por ejemplo, en 2018 se contabilizaron 686 homicidios dolosos; para 2019 fueron 634; un año después ascendían a mil 065, casi el doble, y en ocho meses de este 2021, suman mil 032, un incremento del 59.01 por ciento con respecto al mismo periodo de 2020, cuando se contabilizaron 649 asesinatos.

Comunidades de Zacatecas se han convertido en pueblos fantasma. Foto: Cuartoscuro.
La movilización de zacatecanos se ha dado desde inicios de este mes, cuando un grupo de habitantes de Ermita de los Correa, localidad del municipio de Jerez. Foto: Cuartoscuro.

La semana pasada, las autoridades del estado hallaron 10 cadáveres en una vivienda en la comunidad rural de Machines, del municipio de Zacatecas, capital del estado. Las autoridades lo ocurrido con el crimen organizado, pero medios locales han reportado que se trata de una fosa clandestina, informó la agencia Efe.

Un mes antes, el 13 de agosto, en Fresnillo fueron dejados cinco cadáveres envueltos en cobijas sobre la Carretera Federal 49. Previamente, las autoridades encontraron los cuerpos semidesnudos de seis hombres colgados de un puente vehicular en Zacatecas, la capital.

Estas escenas se suman a la del pasado 24 de junio, cuando la Secretaría de Seguridad Pública de Zacatecas informó sobre el hallazgo de 18 cuerpos tras un supuesto enfrentamiento entre grupos criminales en la localidad de San Juan Capistrano del municipio de Valparaíso.

Familias huyen de sus comunidades en Zacatecas. Foto: Cuartoscuro.
Elementos del Ejército vigilando las comunidades que han sido abandonadas. Foto: Cuartoscuro.

Los habitantes de este municipio narraron que comandos del Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa llegaron al municipio desde finales de 2020 y se disputaban el territorio con extrema violencia, provocando precisamente el desplazamiento forzado de los pobladores.

Esta disputa, han señalado analistas, se debe a que Zacatecas está en el camino de dos importantes rutas que son utilizadas para el trasiego de drogas hacia Estados Unidos, país en el que ahora algunos zacatecanos buscan refugio.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas