En el juicio, que podría terminar el viernes, los abogados intentarán demostrar que el jugador no iba tan borracho ni tan rápido como la Fiscalía del Estado lo señala.

Ciudad de México, 23 de octubre (La Opinión).- En junio de 2019, Maleck provocó el accidente donde falleció una pareja de recién casados, Fernanda Álvarez y Alejandro Castro.

Al juicio acudieron 10 testigos para rendir su declaración, entre los que se encontraban policías, médicos, peritos y testigos presenciales. Se espera que la parte acusadora presente otros 12 testigos contra Joao Maleck.

“Como reiteramos desde el principio, él reconoce la responsabilidad en este accidente y a lo que venimos hoy (ayer) es a lo que busca la Constitución: reparar el daño”, dijo Alejandro Aquino, uno de los defensores del jugador de Santos.

En el juicio, que podría terminar el viernes, los abogados intentarán demostrar que el jugador no iba tan borracho ni tan rápido como la Fiscalía del Estado lo señala.

“Simplemente, al juicio justo que nosotros buscamos es que se le sentencie en verdad como iba, si es cierto que iba a ese exceso de velocidad, ¿cómo lo van a comprobar?; si es cierto que iba en alcoholemia, ¿hasta dónde es cierto? (que iba tomado)”, añadió Javier García González, otro de los defensores.

El juicio se llevó a cabo en los juzgados de la prisión de Puente Grande, Jalisco para comenzar la última parte del proceso, con el fin que se dicte sentencia al jugador el viernes 23 de octubre.

El futbolista ocasionó un fuerte accidente automovilístico, al impactar un auto en el que viajaban una pareja de recién casados. El percance tuvo resultados letales, pues María Fernanda Peña y Alejandro Castro fallecieron.

De acuerdo con el reporte de los medios locales, el futbolista iba a exceso de velocidad y en estado de ebriedad.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE La Opinión. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.