A pesar de la pandemia del nuevo coronavirus, el peso sólo se ha depreciado 3 por ciento, aseguró el Presidente López Obrador. Esta mañana el tipo de cambio se colocó cerca del soporte clave de los 20.85 pesos por dólar, alcanzado en el mes de septiembre.

La apreciación de la divisa mexicana se apoyó en el avance de los indicadores del sector manufacturero en Europa y a partir de la depreciación del ponderado del dólar.

Ciudad de México, 3 de octubre (SinEmbargo).- El tipo de cambio rompió el piso de los 21 pesos por dólar. La ganancia de la divisa mexicana se relaciona, principalmente, con el debilitamiento del dólar. A lo largo de la noche el peso aumentó su apreciación con la publicación de los indicadores PMI de Europa que anotaron un avance sostenido en el sector manufacturero en el mes de octubre, pese a que el sector servicios mostró una desaceleración vinculada con el avance de la pandemia de la COVID-19.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a la ganancia de la divisa mexicana y reconoció que hay un avance en la fortaleza del peso. “Vamos avanzando, ayer, por ejemplo, bajó el dólar con relación a nuestra moneda, se apreció el peso a menos de 21 pesos, poco menos, por dólar. Cuando estuvimos a más de 25 pesos por dólar”, recordó.

“En lo que llevamos del Gobierno, si tomamos en cuenta el dato de ayer, sólo se ha depreciado el peso, en casi dos años, 3 por ciento, a pesar de la pandemia“, aseguró el mandatario mexicano.

El peso cerró la sesión con una apreciación de 0.54 por ciento, o 11 centavos, cotizando cerca en el mínimo de 20.8677 pesos, cercano al soporte clave de 20.85 pesos por dólar de mediados de septiembre. En una semana la moneda mexicana se apreció 1.07 por ciento, equivalente a 23 centavos, con lo que acumuló un mes de ganancias desde los 22.3430 en que se ubicó el tipo de cambio el 25 de septiembre.

El dólar spot se vende en 20.8780 pesos, en tanto que en ventanillas de BBVA se coloca en los 21.15 pesos por cada billete verde. A lo largo de la sesión el Banco de México observó un tipo de cambio entre 20.8690 y 20.9670; en la semana el rango se ubicó entre 20.8690 y 21.2340 pesos por dólar.

El IPC (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) arrancó este viernes con ganancias y logró un alza semanal del 2.19 por ciento (831.23 unidades) en línea con sus pares de Nueva York. Los inversionistas esperan que las negociaciones para un nuevo paquete de estímulos económicos en EU avancen de manera positiva.

El IPC se coloca en las 38 mil 707.72 unidades, un avance de 0.14 por ciento, equivalentes a 55.53 puntos.

La actividad empresarial de la zona euro se vio lastrada por la mala evolución de los servicios, que cayeron por segundo mes consecutivo ante la “preocupación” por la epidemia y que no pudieron compensarse con la aceleración de la producción manufacturera, que anota sus mejores datos desde febrero de 2018.

El empleo sufrió recortes por octavo mes consecutivo, aunque a un ritmo más moderado que en el peor momento de la pandemia, debido al exceso de capacidad de las empresas ante la reducción de los pedidos pendientes de realización, que coincidió con una nueva bajada de los precios medios cobrados.

Los mercados estarán atentos al debate entre los candidatos presidenciales de EU, Donald Trump y Joe Biden, luego de que el actual Presidente mejoró su participación y podría mejorar sus probabilidades de triunfar en las elecciones del 3 de noviembre. También están atentos a que la la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) concedió la aprobación definitiva como primer tratamiento contra la COVID-19 al antiviral de Gilead Remdesivir, hasta la fecha el único con autorización del regulador para tratar la enfermedad.

En México, el Inegi publicó los datos de las ventas minoristas del mes de agosto que mostraron una ralentización con un avance de 2.54 por ciento mensual, lejos del 5.90 de julio. A tasa anual la contracción se situó en el 10.09 por ciento y se colocó en un nivel similar al de enero de 2015.

También se dio a conocer que en el sector servicios los ingresos no financieros aumentaron 4.5 por ciento mensual, ligeramente menor al 5.0 por ciento de julio; sin embargo, el descenso anual es de 22.0 por ciento. Los servicios de esparcimiento culturales y deportivos anotaron el mayor aumento de ingresos con un avance porcentual de 94.8 mensual.