Además, y a pesar de los reportes recientes de que al menos cuatro hospitales del estado están saturados, López Obrador afirmó que existe aún 40 por ciento de capacidad hospitalaria.

México, 23 oct (EFE).- México está preparado para un posible rebrote de la COVID-19, aseguró este viernes el Presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de que el estado de Chihuahua anunciara que volvió al Semáforo Rojo por un repunte de casos de coronavirus, y en otras regiones del país ha aumentado el número de hospitalizados.

“Sí, (estamos preparados) porque contamos con el apoyo de los médicos”, afirmó el mandatario durante su conferencia matutina desde Palacio Nacional, cuando el país suma 874 mil 171 casos y 87 mil 894 muertes desde la llegada de la COVID-19 en febrero pasado.

Afirmó que la pandemia “no ha causado más daños, estragos porque nos ha ayudado la gente”.

El Presidente dijo que estará pendiente de lo que ocurre en Chihuahua con el incremento de casos y muertes por COVID-19, lo que obligó a las autoridades estatales a regresar al color rojo -de máxima alerta- en el semáforo epidemiológico.

Además, y a pesar de los reportes recientes de que al menos cuatro hospitales del estado están saturados, López Obrador afirmó que existe aún 40 por ciento de capacidad hospitalaria.

Dijo que se debe hacer una revisión de las plantas de las maquiladoras en dicha entidad, ya que el problema “está en la frontera”.

Durante la conferencia, el Subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, aceptó que existe un repunte de casos. Lo “habíamos contemplado podía ocurrir y que lo anunciamos desde mayo”.

“Ya que llegó, se instrumentan los distintos complementos de la estrategia que implican táctica y operación”, continuó el encargado de la estrategia contra el coronavirus en el país.

Aseguró que ahora hay que regresar a extremar los cuidados y también las actividades que se están haciendo para la detección de casos “con el propósito de interrumpir desde la comunidad las cadenas de transmisión”.

Sin embargo, López Obrador destacó que se mantendrá la misma estrategia que se ha implementado hasta ahora y que se seguirá convocando a la población a mantener las medidas de precaución “sin medidas autoritarias”.

“Vamos a seguir confiando en que debemos de cuidarnos, no confiarnos, que la gente por sí misma tome las medidas de cuidado”, indicó.

Enfatizó la importancia de “detectar a tiempo a los que están infectados”. Y puntualizó que lo que más importa es que no haya fallecimientos, “y en eso vamos mejorando”, reiteró.

Según las autoridades sanitarias, los estados con mayor peligro de rebrote son Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guerrero, Nuevo León, Querétaro y Zacatecas.

Además, la Ciudad de México estaría evaluando imponer nuevas restricciones tras un alza en el número de hospitalizados en los últimos días, si bien todavía no se ha confirmado

RECONOCE A MÉDICOS EN SU DÍA

López Obrador reconoció la labor de los trabajadores de la salud y dijo que su labor este año “ha sido excepcional frente a la pandemia de coronavirus”.

Apuntó que se firmó un decreto para que se establezca legalmente el 23 de octubre como el “Día de las médicas y los médicos” en el país.

“Mi reconocimiento amplio y fraterno a todos los médicos, en especial a quienes han estado salvado vidas en esta pandemia”, dijo.

Aseguró que con el proceso de formación y capacitación de miles de médicos generales para atender la pandemia “se garantizó que ningún infectado enfermo de COVID-19 se quedara sin ser atendido, sin tener una cama, un médico, una enfermera”.