Ante la crisis económica por el coronavirus, la Coparmex cree que el salario mínimo para 2021 debe situarse entre 128.15 y 135.83 pesos diarios.

Ciudad de México, 23 de noviembre (EconomíaHoy).- Ante la negociación del Gobierno de México y la iniciativa privada para aumentar el salario mínimo en 2021, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió que éste no suba a más de 135.83 pesos, ya que la economía del país atraviesa por una profunda crisis financiera en la que predominan el desempleo y la pobreza.

La Coparmex sugirió aumentar un mínimo de 4 por ciento y hasta 7.31 pesos adicionales de monto de recuperación a los salarios mínimos.

Lo anterior significa que si al salario mínimo actual de 123.22 pesos se le agrega el 4 por ciento de inflación quedaría en 128.15 pesos diarios, a la que se le puede adicionar un monto de recuperación de entre 4.21 y 7.31 pesos para llegar a un máximo de entre 132.46 pesos y 135.83 pesos al día.

 De esta manera, indicó la Coparmex, se protegería el poder adquisitivo de los trabajadores sin generar mayores presiones a los generadores de empleo.

“Enfrentamos un panorama que nos obliga a hacer una reflexión crítica sobre el camino que debemos de seguir en el corto plazo. Estamos experimentando lo que pudiera ser la peor crisis del último siglo”, advirtió el líder de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, quien también recordó que pese a las restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, las empresas no cuentan con apoyos fiscales del Gobierno.

“Hoy señalamos que el objetivo del salario mínimo tendría que estar entre 128.15 pesos como base y como tope 135.83 pesos diarios”, resumió el líder de la Coparmex.

Gustavo de Hoyos añadió que una vez superada la crisis por la COVID-19, la Coparmex podrá impulsar futuros aumentos que permitan que el salario mínimo esté por encima de la Línea de Bienestar Familiar, “es decir, que el ingreso de dos personas ocupadas en la formalidad sea suficiente para mantener a una familia promedio mexicana de cuatro integrantes”.

“Ello porque para lograr dar mayor poder adquisitivo se tendría que llegar a los 214 pesos, pero ante las circunstancias actuales se tiene que encontrar un equilibrio entre mantener la línea de bienestar y la permanencia de los empleos”, dijo De Hoyos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.