Después de que aterrizaran en México, según reportes de medios, las primeras tres mil dosis del fármaco de Pfizer y BioNTech, el Canciller Marcelo Ebrard Casaubón confirmó que México es uno de los primeros 10 países del mundo en tener una vacuna y el primero en América Latina. 

Ciudad de México, 23 de diciembre (AP/SinEmbargo).— México se convirtió el miércoles en el primer país de América Latina en recibir las vacunas contra la COVID-19.

El avión con las primeras dosis de la vacuna de Pfizer aterrizó en la mañana en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Martha Delgado Peralta, Subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), explicó, luego del arribo y desembarque de la vacuna de Pfizer-BioNTech, todo el esfuerzo de la Cancillería para lograr que este primer lote llegara a México.

“Las cosas buenas llegan en pocas cantidades, y ese es el caso. México es el primer país de América Latina que recibe vacunas y uno de los 10 primeros en el mundo que la comenzarán a aplicar”, añadió.

En su mensaje a medios de comunicación, la funcionaria aseguró que “la llegada de la vacuna no es el fin de la batalla, pero sí es el principio del fin”.

Arturo Herrera Gutiérrez, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), celebró la llegada de la vacuna como “el mejor regalo de Navidad” y expuso que esta acción se hizo en tiempo récord.

El Secretario de Estado precisó que el monto total de los convenios para la compra de vacunas asciende a mil 659 millones de dólares o 33 mil millones de pesos. Además, los recursos están ya en dólares, por lo que si hubiera algún ajuste cambiario, México estaría cubierto.

También detalló que los costos adicionales que contemplan la aplicación de la vacuna ya están reservados en el presupuesto porque no existe mayor prioridad hoy que la vacunación de los mexicanos.

Jorge Alcocer Varela, titular de la Secretaría de Salud federal (SSa), reconoció esta mañana a los trabajadores de salud de la primera línea de batalla que atienden a los afectados por la pandemia.

Hoy, dijo, también celebramos el éxito de un logro científico: una vacuna desarrollada en tiempo récord y con calidad y eficacia.

El doctor Alcocer Varela destacó que no se debe ser ingenuo y pensar que la lucha contra la pandemia ha terminado, por lo que hizo un llamado a seguir atendiendo las medidas de prevención.

Frente a los medios de comunicación, recordó que será el día de mañana cuando comience la campaña de vacunación más grande que se haya visto en México con los trabajadores de la salud.

Por otra parte, el Canciller Marcelo Ebrard Casaubón confirmó que México iniciará inmediatamente la campaña de vacunación porque es uno de los primeros 10 países del mundo en tener una vacuna.

Agregó que “tenemos acceso suficiente para el plan que ha desarrollado el Sector Salud del Gobierno de México, donde se contempla que sea de acceso universal en toda la República Mexicana”.

Esta operación de vacunación es la más grande que ha visto México en tan poco tiempo, y habrá suficientes recursos para lograrla, añadió el Secretario de Relaciones Exteriores.

“Es cierto que estamos todavía frente a una pandemia tremenda, la peor que hemos vivido, pero hoy es el principio del fin. Hoy podemos ver claramente que les vamos a derrotar a esos virus”, concluyó Marcelo Ebrard desde la pista del aeropuerto.

El primer lote del fármaco, un cargamento de prueba para calibrar toda la logística que será necesaria, comenzará a aplicarse el jueves en la Ciudad de México y en la norteña ciudad de Saltillo para luego extenderse por todo el país priorizando a los trabajadores de la salud.

“Esperamos que con la vacuna podamos controlar esta pandemia”, había dicho el Presidente Andrés Manuel López Obrador horas antes del arribo de las dosis.

El proceso de vacunación será universal y gratuito, y estará gestionado por las Fuerzas Armadas. Está previsto el arribo de un total de 1.4 millones de dosis hasta fines de enero.

México tiene más de 1.3 millones de contagiados confirmados y casi 120 mil muertes aunque expertos y autoridades reconocen que las cifras reales son mucho mayores.

ARGENTINA ESPERA LA LLEGADA DE “SPUTNIK V”

El organismo sanitario argentino aprobó el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer contra el nuevo coronavirus en medio de los intentos del Gobierno para destrabar su adquisición a la farmacéutica estadounidense.

La prensa fotografía a funcionarios mientras se retira el primer envío de la vacuna Pfizer COVID-19 a México, arriba a la derecha, luego de ser descargado de un avión de carga de DHL en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez en la Ciudad de México, el miércoles 23 de diciembre de 2020.

La prensa fotografía a funcionarios mientras se retira el primer envío de la vacuna Pfizer COVID-19 a México, arriba a la derecha, luego de ser descargado de un avión de carga de DHL en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez en la Ciudad de México, el miércoles 23 de diciembre de 2020. Foto: Eduardo Verdugo, AP

El Secretario de Salud de México, Jorge Alcocer, sostiene la etiqueta de envío de DHL para el primer envío de la vacuna Pfizer COVID-19 a México en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez en la Ciudad de México, el miércoles 23 de diciembre de 2020.

El Secretario de Salud de México, Jorge Alcocer, sostiene la etiqueta de envío de DHL para el primer envío de la vacuna Pfizer COVID-19 a México en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez en la Ciudad de México, el miércoles 23 de diciembre de 2020. Foto: Eduardo Verdugo, AP

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó la inscripción de la vacuna desarrollada por Pfizer junto al laboratorio alemán BioNTech al considerar que “presenta un aceptable balance beneficio-riesgo permitiendo sustentar el otorgamiento de la inscripción y autorización condicional del producto para la indicación solicitada”.

Esta es la primera vacuna contra la COVID-19 autorizada en Argentina, que supera los 42 mil fallecidos y más de un 1.5 millones de infectados.

Su aprobación se produjo cuando aún falta un acuerdo para su comercialización y en medio de las tratativas gubernamentales.

En tanto, Argentina espera la llegada el jueves de las primeras 300 mil dosis de la vacuna rusa “Sputnik V”, que aún no ha sido autorizada por la ANMAT.

El Presidente Alberto Fernández salió al cruce recientemente de las críticas sobre la confiabilidad de la “Sputnik V” y las gestiones desarrolladas para proveer al país de vacunas al señalar que negoció con distintas farmacéuticas para asegurar su obtención.

El mandatario también negó que un supuesto pedido de sobornos haya boicoteado un acuerdo con Pfizer, tal como apuntaron miembros de la oposición.

Blanca Ortiz, de 84 años, celebra después de que enfermeras le dijeron que ya podía dejar el hospital Eurnekian Ezeiza, en las afueras de Buenos Aires, Argentina, el jueves 13 de agosto de 2020, varias semanas después de que entró con COVID-19.

Blanca Ortiz, de 84 años, celebra después de que enfermeras le dijeron que ya podía dejar el hospital Eurnekian Ezeiza, en las afueras de Buenos Aires, Argentina, el jueves 13 de agosto de 2020, varias semanas después de que entró con COVID-19. Foto: Natacha Pisarenko, AP

El gobernante no precisó con qué vacuna empezará a inmunizar a los argentinos pero aseguró que “vamos a vacunar a todos y todas, estamos trabajando para lograr eso”.

El Ministro de Salud, Ginés González García, afirmó días atrás que Argentina no había llegado a un acuerdo con Pfizer porque exigió “condiciones un poco inaceptables”.

La referencia apuntó a que Pfizer reclamó la sanción de una ley en el Congreso que le garantizara inmunidad ante la justicia local, una cláusula común impuesta por los laboratorios que producen la vacuna ante posibles litigios. Pero la norma aprobada a fines de octubre sólo permite un cambio de jurisdicción fijada de antemano en el contrato, lo cual no habría conformado a Pfizer.

El presidente de la opositora Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, dijo que “hay muchas sospechas acerca de si se le ha pedido coimas (sobornos) y cosas de ese tipo”, mientras otros líderes de la oposición reclamaron al Ministro de Salud que dé explicaciones en el Congreso. La filial local de Pfizer no se pronunció sobre la controversia.

CHILE RECIBIRÁ 10 MIL VACUNAS DE PFIZER

Chile recibirá el jueves la primera partida de 10 mil dosis de vacunas de Pfizer/BioNTech, que aumentarán progresivamente hasta alcanzar 10 millones de dosis en los primeros meses de 2021, informó el miércoles el Presidente Sebastián Piñera.

El migrante peruano José Collantes llora mientras observa a los trabajadores del cementerio enterrar a su esposa Silvia Cano, quien según dijo murió de complicaciones de COVID-19, en el Cementerio Católico en Santiago, Chile, el viernes 3 de julio de 2020.

El migrante peruano José Collantes llora mientras observa a los trabajadores del cementerio enterrar a su esposa Silvia Cano, quien según dijo murió de complicaciones de COVID-19, en el Cementerio Católico en Santiago, Chile, el viernes 3 de julio de 2020. Foto: Esteban Félix, AP

“Esto significa que a partir del día de mañana Chile inicia su proceso de vacunación”, que será voluntario y gratuito, agregó el mandatario, que señaló que el siguiente embarque arribará la próxima semana.

Las dosis serán destinadas al personal de salud que trabaja en las unidades de cuidados intensivos con enfermos críticos en las cuatro regiones que tienen más contagiados de COVID-19.

Piñera precisó que el Gobierno también se aseguró otros 10 millones de dosis de la vacuna china Sinovac.

De momento la única vacuna autorizada para usar en Chile por el ente regulador local es la de Pfizer, que necesita permanecer a menos 70 grados centígrados para su conservación. Chile cuenta con tres super contenedores.

“Estamos en posición de asegurar que vamos a contar con más de 30 millones de dosis de vacunas en nuestro país”, para vacunar a 15 de los 19 millones de chilenos, añadió. Primero se vacunará al personal de la salud, a ancianos y a pacientes crónicos.

Inicialmente Piñera había informado que en diciembre llegarían 50 mil dosis, luego habló de 20 mil dosis y, finalmente, informó que serán 10 mil dosis. No se ha explicado por qué se redujo el número de vacunas.

A mediados de año Chile fue uno de los países con más contagios en la región y tras unos meses de una meseta que se estacionó entre mil 300 a mil 500 contagiados diarios, hace un par de semanas empezó un leve pero constante incremento que promedia unos dos mil infectados cada jornada.

Además de las 20 millones de vacunas de Pfizer y Sinovac, el Gobierno ha dicho que mantiene acuerdos para recibir 14.4 millones de dosis de AstraZeneca/Oxford y forma parte de la iniciativa mundial Covax, que busca un acceso equitativo mundial, que entregará otros ocho millones de vacunas.

Hasta ahora en Chile se han registrado más de 589 mil casos del nuevo coronavirus y más de 16 mil 200 fallecidos, según el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.