México

Entregas de Pfizer: Llegaron 3 mil. En diciembre serán 53 mil 625. A finales de enero, 1 millón 420

23/12/2020 - 5:35 pm

Este miércoles México se convirtió en el primer país de América Latina en recibir el primer lote de vacunas contra la COVID-19 fabricada por Pfizer-BioNTech para vacunar a la población mexicana; el reto de las autoridades es conseguir la cantidad suficiente a tiempo.

Ciudad de México, 23 de diciembe (SinEmbargo/EFE).– Martha Delgado, Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), confirmó esta tarde que llegaron 3 mil vacunas a México de la farmacéutica Pfizer y que en todo diciembre la entrega serán de 53 mil 625.

“El siguiente envío de la vacuna de Pfizer será de 50 mil dosis, con lo que iniciará un proceso de entregas periódicas que sumarán 1.4 millones entre hoy y el 31 de enero. Durante el resto del año llegarán a México las dosis adicionales acordadas con el mencionado laboratorio”, explicó la Subsecretaria en su cuenta de Twitter.

La esperanza aterrizó este miércoles en México dentro de un avión que cargó el primer lote de vacunas contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech en llegar a América Latina, en medio de las dudas que existen para lograr las suficientes dosis ante el ambicioso reto de vacunar rápidamente a toda la población mexicana.

“Es cierto que estamos todavía frente a una pandemia tremenda, la peor que hemos vivido, pero hoy es el principio del fin. Hoy podemos ver claramente que vamos a derrotrar a esos virus“, expresó pletórico el Canciller mexicano, Marcelo Ebrard, en la pista del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde aterrizó un avión de DHL con las vacunas a las 9:02 hora local.

México inauguró así un puente aéreo con la planta de Pfizer en Bélgica, a través del cual llegarán a México cargamentos semanales hasta el 31 de enero con un total de 1.4 millones de dosis que permitirán comenzar a vacunar desde este mismo jueves a personal médico que atiende a enfermos de la COVID-19 en los saturados hospitales de Ciudad de México.

Una luz de esperanza para un país que acumula más de 1.3 millones de contagios y 119 mil muertos, lo que lo sitúa como el cuarto del mundo en decesos, por detrás de Estados Unidos, Brasil y la India.

El arribo de las primeras vacunas contra la COVID-19 a México se realizó en un avión de la compañía de transporte DHL. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

EL RETO DE TENER SUFICIENTES VACUNAS

“El esfuerzo del Gobierno ha sido muy bueno. Se ha logrado que México esté al frente en la fila de la repartición mundial de vacunas, pero hay retos muy importantes porque dependemos exclusivamente de la de Pfizer”, señaló a Efe el doctor Alejandro Macías, estratega del Gobierno contra la pandemia de gripe A en 2009.

Tras un enorme despliegue diplomático, México ha acordado con Pfizer una precompra de hasta 34.4 millones de dosis que tendrían que llegar durante el próximo año, así como 77.4 millones de dosis de la británica AstraZeneca y 35 millones de la china CanSino, dos vacunas que todavía no han sido aprobadas para su uso.

“Hay que recordar que somos 130 millones de mexicanos y se pretende vacunar al menos a la mitad de la población, es evidente que con la vacuna de Pfizer no vamos a alcanzar”, subrayó el epidemiólogo, quien lamentó que la investigación de AstraZeneca, la vacuna con la que México tenía mayores esperanzas, esté encallada.

No es menos importante el reto logístico que supone la vacuna de Pfizer, la cual requiere de dos dosis por persona y una muy delicada cadena de frío, con una congelación de -70 grados que, según los planes del Gobierno, obliga a centralizar su suministro en la Ciudad de México y en el norteño estado de Chihuahua, dificultando el acceso a zonas rurales.

Además del riesgo que existe de que el calendario de suministro de vacunas quede alterado por una cada vez mayor demanda de vacunas de Pfizer en otros países como los de la Unión Europea, que también comenzarán a vacunar este misma semana.

Arturo Herrera, Secretario de Hacienda; Marcelo Ebrard; Luis Cresencio Sandoval, Secretario de la Defensa Nacional; Jorge Alcocer y Hugo López-Gatell durante el arribo del avión de la empresa DHL que transporta la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

Para este mes de diciembre, por ejemplo, se esperaba la llegada de al menos 150 mil dosis a México, mientras que el cargamento aterrizado este miércoles, según ha trascendido en medios, fue una pequeña dotación de 3 mil dosis que llegó con unos días de retraso.

“No dudo de la promesa de distribución de Pfizer, pero también es cierto que históricamente las compañías farmacéuticas se comprometen pero luego la demanda es tal que no pueden cumplir el calendario”, expresó Macías.

VACUNAR AL MENOS A LA MITAD DE MÉXICO

Este primer lote de vacunas fue trasladado por el Ejército a un recinto militar de la capital al interior de contenedores con hielo seco, medidores de temperatura y chips para su geolocalización, y se espera que el jueves comiencen a inyectarse a personal médico de la capital, aunque no hay más detalles al respecto.

El primer lote de vacunas fue trasladado por elementos del Ejercito y se espera que el jueves comience a aplicarse a personal del sector salud. Foto: Cristian Hernández, Cuartoscuro

“Hoy van a definir la estrategia para empezar a vacunar mañana”, anunció el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en una conferencia de prensa matutina previa a la llegada del avión.

El plan del Gobierno anunciado hace unas semanas prevé ir adquiriendo dosis para garantizar una vacunación universal y gratuita, que comience con el personal médico y que entre febrero de 2021 y marzo de 2022 se complete con el resto de la población de forma gradual en función de la edad y de enfermedades crónicas.

Para el doctor Macías, la cifra mágica es vacunar al 50 por ciento de la población ya que, aunado a los que ya han pasado la enfermedad, se “lograría un control de la pandemia desde el punto de vista de salud pública”.

“El reto principal será tener la vacuna en cantidad y tiempo suficiente”, insistió.

Ante la posibilidad de que haya ciudadanos que se nieguen a recibir la vacuna, López Obrador aclaró esta misma semana que su aplicación siempre será “voluntaria” en México, pero para los expertos esto no pone en riesgo el plan.

“Hay personas atrincheradas en una posición antivacunas que por fortuna no son muchas en México. No perdería el tiempo en esto”, zanjó Macías.

–Con información de Eduard Ribas i Admetlla, EFE

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas