El pasado 20 de diciembre, el Gobierno estadounidense confirmó que que devolvería a México a los inmigrantes que pretendieran acceder al país irregularmente o sin los documentos necesarios por la frontera sur, incluidos los solicitantes de asilo.

San Diego, 24 de enero (AP).- El Gobierno del Presidente Donald Trump obligará a los solicitantes de asilo en San Diego a esperar en México a partir del viernes mientras sus casos son procesados en los tribunales de Estados Unidos, informó el jueves un funcionario.

Si sobrevive a una impugnación legal prevista, sería uno de los cambios más significativos al sistema migratorio de Estados Unidos en la presidencia de Trump.

Se tiene previsto que los cambios se implementen primero en el cruce fronterizo de San Ysidro, en San Diego, el más transitado del país, indicó el funcionario, el cual tiene conocimiento del plan pero habló a condición de guardar el anonimato debido a que todavía no es definitivo.

El plan les pide a las autoridades estadounidenses llevar a los solicitantes de asilo en autobuses de ida y vuelta a la frontera para las audiencias judiciales en el centro de San Diego.

Las autoridades de Estados Unidos anticiparon que a la larga el cruce de San Diego procesará más solicitudes de asilo de lo que hace hoy en día.