El director general adjunto del banco, Gabriel Casillas Olvera, destacó que el país tiene buena percepción entre los inversionistas internacionales.

Ciudad de México, 24 de enero (SinEmbargo).- La reactivación de proyectos cancelados, una alza en la producción petrolera y la ratificación del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), impulsarán a la economía mexicana en 2020, consideró Banorte.

Durante la presentación de sus resultados trimestrales, el director general del banco, Marcos Ramírez Miguel, estimó que la economía mexicana crecerá hasta un 0.8 por ciento.

“Estamos optimistas y documentados, creemos que será un mejor año que el pasado, el Plan Nacional de Infraestructura es positivo y también la ratificación del T-MEC”, puntualizó.

Mientras el director general adjunto del banco, Gabriel Casillas Olvera, destacó que el país tiene buena percepción entre los inversionistas internacionales.

“Hay muy buena percepción de México. Los inversionistas ven que las cosas van bien; con la ratificación del T-MEC se pueden impulsar las inversiones“, apuntó.

Ramírez Miguel recalcó que Banorte está preparado para apoyar los proyectos de infraestructura anunciados en noviembre pasado por el Gobierno federal y empresarios.

“Podemos prestar lo que nos pidan, siempre y cuando se haga sentido bancario”, aclaró.

Mientras Casillas destacó que los empresarios asimilaron el cambio de Gobierno, volverán a invertir.

“Varios empresarios, después del primer año de Gobierno normalmente ya ven cómo está la cosa y van a volver a invertir, proyectos que habían pospuesto desde la época electoral, que ocurre en cada inicio de sexenio”, expuso.

Casillas también destacó el repunte que la producción petrolera ha tenido, luego de una prolongada baja, desde julio de 2017.

Incluso, estimó que México podría producir un 0.2 por ciento más de crudo, en gran medida por el aumento en los precios del petróleo y la generación de crudo en los posos de Ixachi y Quesqui.

Dijo que la ratificación del T-MEC impactará de manera positiva al país, ya que nuevas empresas llegarán a México para invertir.

“Para la mayoría de las empresas que ya estaban en México no es una diferencia muy fuerte que el T-MEC haya sido ratificado; sin embargo, empresas nuevas no habían estado en México, nada más estaban esperando la ratificación de EU para poder venir a México a invertir, y ahí eso puede generar, estamos estimando, 12 puntos base”, finalizó.