Los dos jóvenes que fallecieron en el hospital fueron alcanzados por las balas en un punto reconocido de venta de drogas dentro de las instalaciones de Ciudad Universitaria. Se trata de un sitio conocido como “Los Frontones”, donde con anterioridad se ha denunciado la presencia de narcomenudistas que se mueven por la zona.

Las dos muertes tuvieron lugar un día después de que una funcionaria de la Facultad de Estudios Superiores de Acatlán, en el norte de la Ciudad de México y dependiente de la UNAM, fuera herida de gravedad por arma de fuego cuando se retiraba del estacionamiento de la Facultad.

El Rector de UNAM, Enrique Graue Wiechers, reafirmó su postura sobre negar el acceso a las fuerzas armadas en la Máxima Casa de Estudios porque, argumenta, sólo atraería más violencia y podría dañar a personas inocentes.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), lamentó “mucho que esto esté sucediendo en la UNAM. No debe haber violencia, hay que buscar sin violar la autonomía de la universidad una solución al problema de la inseguridad’’.

Ciudad de México, 24 de febrero (SinEmbargo).- Enrique Graue Wiechers, Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló este día que no permitirá que la fuerzas policíacas y militarizadas entren a la Máxima Casa de Estudios, a pesar de la ola de violencia que se ha registrado en los últimos días.

“Escucharemos voces, internas y externas, que clamarán por otras alternativas más agresivas, algunas que quisieran vernos militarizados o armados, y no pocas aprovecharán los momentos políticos electorales que vive nuestra nación, para intentar desestabilizarnos”.

En conferencia de prensa, Graue Wiechers señaló que está consciente de los problemas que se están suscitando en la universidad, sin embargo, cree que la solución no está en la violencia.

Consideró que las medidas que se han implantado en la UNAM son las únicas en las que trabajarán, y descartan a toda la violencia que pueda atraer las fuerzas armadas, porque podría dañar a personas inocentes y nada garantiza que se vaya a erradicar.

“[En la UNAM realizamos] determinadas acciones disuasivas y preventivas: aislamos los espacios en que los narcomenudistas se habían asentado, iluminamos zonas, cambiamos y multiplicamos luminarias, ampliamos la vigilancia y sistemas de seguimiento y estrechamos la colaboración con las autoridades responsables de la seguridad en la Ciudad de México”.

“Estoy convencido que el camino que nos hemos trazado es el correcto, y en ello mi administración se seguirá empeñando. Haber ignorado la inseguridad y el narcomenudeo, no era una opción para una comunidad como la nuestra. Solicitar el desalojo por medio de las fuerzas policiacas, entraña un riesgo de violencia armada, en donde pueden salir lesionados inocentes, y no por ello se podrían garantizar la ausencia permanente del narcomenudismo”.

Si bien es cierto que los narcomenudistas se han fragmentado, –añadió Graue– también lo es que se han dispersado, distribuyéndose en otras zonas del campus central factor que pudo desencadenar una disputa por el control del territorio.

“Este último evento [balacera], de alguna forma puede ser consecuencia de las medidas implantadas por la Rectoría, de combatir el narcomenudeo en nuestras inmediaciones”

Finalmente, el Rector consideró que es lamentable que después de mucho tiempo la universidad vuelva a vivir hechos de violencia de este tipo, sin embargo, señaló que asume toda la responsabilidad de las consecuencias por las acciones que se tomaron para combatir el narcomenudeo, incluso lamentó la muerte de los dos jóvenes, aunque entiende que es producto de desesperanza en la juventud.

AMLO LAMENTA LO OCURRIDO

También hoy, durante una reunión con integrantes del Movimiento Regeneración Nacional, Andrés Manuel López Obrador habló sobre la seguridad en Ciudad Universitaria. 

“Lamento mucho que esto esté sucediendo en la UNAM, no debe haber violencia, hay que buscar sin violar la autonomía de la universidad una solución al problema de la inseguridad’’, expresó el candidato a la Presidencia de 2006 y 2012. 

“En el plan que nosotros tenemos de garantizar la paz, la tranquilidad en el país, ya hemos dado a conocer algunas estrategias y en la campaña y vamos a puntualizar sobre lo que va a llegar a cabo, no quiero adelantar mucho sobre nuestra estrategia de seguridad y sobre otros proyectos y programas porque nos copian, plagian, fusilan, los precandidatos ahora repiten lo que estoy diciendo des hace tiempo”, agregó el tabasqueño. 

La tarde del viernes dos personas murieron a causa de heridas de bala tras una riña dentro de las inmediaciones de Ciudad Universitaria, en la Ciudad de México.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina informó sobre la detención de dos presuntos autores de la agresión que dio muerte a dos individuos, de 20 y 29 años de edad, en Ciudad Universitaria.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Publica (SSP) ubicaron a los dos sujetos dentro de las inmediaciones de Ciudad Universitaria. Los detenidos portaban un arma de fuego y droga.

De acuerdo con la dependencia, elementos de seguridad de la UNAM fueron alertados de la agresión cerca de las 16:00 horas. Los trabajadores de vigilancia se dirigieron al sitio con los agraviados por impacto de bala, localizados cerca del anexo que se ubica entre las facultades de Ingeniería y Contaduría.

“Al lugar arribaron paramédicos para trasladar a las víctimas a un hospital, donde fallecieron más tarde”, indicó la PGJ.

Los dos individuos que fallecieron en el hospital fueron alcanzados por las balas en un punto reconocido de venta de drogas dentro de las instalaciones de Ciudad Universitaria. Se trata de un sitio conocido como “Los Frontones”, en donde con anterioridad se ha denunciado la presencia de narcomenudistas que se mueven por la zona. El campo universitario es un enorme y codiciado mercado para los traficantes.

Elementos de seguridad de la UNAM fueron alertados de la agresión cerca de las 16:00 horas. Foto: Cuartoscuro

La UNAM emitió un comunicado donde condenó enérgicamente los hechos violentos provocados en sus instalaciones y rechazó la presencia de gente ajena a la institución, pues aclaró que los individuos, que no eran alumnos de la universidad, sostuvieron una riña de la cual dos personas resultaron heridas.

Previo al inicio del ciclo escolar 2017-2, la UNAM implementó una serie de acciones para fortalecer la seguridad de los estudiantes dentro del campus. Una de ellas fue la colocación de vallas metálicas en la zona de “Los Frontones”, localizada entre las facultades de Ingeniería y Contabilidad.

La medida fue rechazada por los alumnos de la institución, quienes señalaron que la colocación de vallas no garantizaría la disminución de la venta de drogas en el campus universitario.

Las dos muertes tuvieron lugar un día después de que una funcionaria de la Facultad de Estudios Superiores de Acatlán, en el norte de la Ciudad de México y dependiente de la UNAM, fuera herida de gravedad por arma de fuego cuando se retiraba del estacionamiento de la facultad.

La UNAM subrayó ayer que sucesos como ese ponen “en riesgo la seguridad de todos”, y exhortó a las autoridades locales y estatales a brindar la atención necesaria ante hechos similares que se han sucedido recientemente en la zona del Estado de México donde se ubica la facultad.

Asimismo, se acordó el establecimiento de mesas permanentes de diálogo entre las autoridades mencionadas y las universitarias, a fin de crear entornos y senderos por los cuales la comunidad transite con completa seguridad.