El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, defendió que la subcontratación permite flexibilidad a las empresas, mejorar el ingreso, reducir la informalidad y afrontar los retos de la globalización.

Ciudad de México, 24 de febrero (SinEmbargo).- Empresarios defendieron los mecanismos de subcontratación laboral y señalaron que una sobrerregulación podría afectar la competitividad del país.

Durante un foro para analizar la subcontratación en el Senado de la República, representantes del sector privado defendieron los actuales mecanismos de outsourcing, y señalaron que no se les haga dado el tiempo suficiente para ser evaluados.

“La regulación actual no ha terminado de ser instrumental, por eso no debería reformase. Se necesita que el Gobierno y empresas se coordinen para una correcta instrumentación“, destacó el presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), Antonio Del Valle,

El empresario añadió que la actual regulación permite “generar sanciones para quienes incurran en estas prácticas ilegales”.

Por lo que llamó a no sobrerregular la subcontratación, a fin de no afectar la competitividad y la economía del país.

“Una regulación altamente restrictiva llevaría inevitablemente a efectos nocivos en la economía, no sólo porque se perderían empleos, sino también se pondrían en riesgo los ingresos por exportaciones, ya que, como mencioné, varios sectores prioritarios para el país han uso extensivo de esta forma de contratación legal”, agregó.

En este sentido, el empresario Adrián Sada llamó a no criminalizar el outsourcing y tomar nota de experiencias internacionales.

“Pediría el enfocarnos en los cambios y no criminalizar absolutamente todo lo que tiene que ver con el outsourcing, porque el outsourcing bien manejado es una gran herramienta“, dijo.

Mientras, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, defendió que la subcontratación permite flexibilidad a las empresas, mejorar el ingreso, reducir la informalidad y afrontar los retos de la globalización.

“La sobreregulación de la subcontratación fomenta la informalidad y las prácticas ilegales, además implicaría una desventaja de competitividad económica”, advirtió.

-Con información de EconomíaHoy.