Al ser cuestionado por la solicitud de la Fiscalía General de la República (FGR) para desaforar al Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, para poder acusarlo de corrupción, el Fiscal Alejandro Gertz Manero afirmó que no podrá darse ninguna “venganza o alguna cosa de tipo político, de ninguna naturaleza. ¿Por qué? Porque prácticamente el juicio va a ser público ante el Congreso, con todas las pruebas de quienes denunciaron”.

Ciudad de México, 24 de febrero (SinEmbargo).– El titular de la Fiscalía General de la República (FGR) dijo esta mañana que no hay venganza política y que el juicio en contra del Gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, miembro del Partido Acción Nacional (PAN), será en el Congreso. Allí se exhibirán pruebas y testigos, aseguró Alejandro Gertz Manero.

El mismo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, negó persecución política. “No es mi fuerte la venganza”, subrayó. Pero “no somos tapadera de nadie”.

Ayer, García Cabeza de Vaca expresó en su cuenta de Twitter: “Morena filtra una supuesta acusación en mi contra. De nuevo el uso faccioso de la justicia donde no hay delito. Se orquesta una embestida política. Esperaré a ser notificado para tener detalles y fijar mi posición. Nunca he violado la ley. Me defenderé ante cualquier atropello”.

Y la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) señaló: “El uso político y electoral de los aparatos de justicia es la más grave señal de rompimiento democrático del estado de derecho. Es contrario al llamado para un acuerdo en defensa de la democracia”.

Hoy, el Fiscal General de la República fue cuestionado directamente por periodistas durante su asistencia a la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la cual se celebra todos los días en Palacio Nacional.

“El procedimiento que se está siguiendo en el caso de esta persona tiene una ventaja muy grande, que es su claridad. Nosotros lo estamos presentando ante el Congreso con todas las pruebas para ver si existe la procedibilidad correspondiente”, comentó.

Asimismo, Gertz Manero explicó que “todo el Congreso, todos los partidos políticos y todos los diputados van a tener acceso a ese procedimiento para conocer si existe un absoluto y total apego a la justicia y al procedimiento penal en ese caso junto con las pruebas que se están aportando”.

“No va a haber ninguna falta de transparencia. No podrá darse ningún caso de que esto sea una venganza o alguna cosa de tipo político, de ninguna naturaleza. ¿Por qué? Porque prácticamente el juicio va a ser público ante el Congreso, con todas las pruebas de quienes denunciaron, lo que se hizo en el procedimiento de investigación y lo que se le propone al Congreso”, destacó.

Frente a los medios de comunicación, detalló que se está “sometiendo a todos los diputados de todos los partidos para que analicen ese caso y lo puedan tratar con toda transparencia porque si no, no va a haber claridad”, por ello, pidió “estar tranquilos de que esto va a tener una visión clarísima de las pruebas y de los elementos que hay”.

Por otra parte, el mandatario mexicano manifestó que no hay persecución contra nadie, ya que no es su fuerte la venganza. Sin embargo, reiteró que su Gobierno “no es tapadera de nadie” y que los funcionarios de su administración tienen a orden de pasar cualquier denuncia por corrupción a la FGR.

“Yo ahí quiero dejar de manifiesto que nosotros no perseguimos a nadie. No es mi fuerte la venganza, pero también debe saberse, o recuerdo que he dicho que no somos tapadera de nadie. La instrucción que tienen los servidores público del Gobierno es que si hay una denuncia por corrupción, que no se tape nada, sea quien sea y que se envíe de inmediato esa información a la Fiscalía, que es la encargada de investigar y de atender estos asuntos”, precisó.

LA FGR PIDE A DIPUTADOS EL DESAFUERO DE CABEZA DE VACA

La Fiscalía General de la República (FGR) de México pidió ayer a la Cámara de Diputados el desafuero del Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, para poder acusarlo de corrupción.

Según publicó en Twitter el coordinador de los diputados del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Ignacio Mier, la Fiscalía atribuye a Cabeza de Vaca la posible comisión de los delitos de delincuencia organizada, operación con recursos de procedencia ilícita y fraude fiscal equiparado.

Sin embargo, el Gobernador de Tamaulipas usó la misma red social para asegurar que “se orquesta una embestida política” en su contra.

“Morena filtra una supuesta acusación en mi contra. De nuevo el uso faccioso de la justicia donde no hay delito. Se orquesta una embestida política. Esperaré a ser notificado para tener detalles y fijar mi posición. Nunca he violado la ley. Me defenderé ante cualquier atropello”, escribió.

Pese al alegato de Cabeza de Vaca, el documento compartido por Mier reveló que detrás de la petición está la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, Falsificación o Alteración de Moneda.

La Cámara de Diputados deberá ratificar la solicitud de desafuero en dos días, el jueves 25 de febrero.

De acuerdo a lo reportado por la prensa local, en meses pasados se presentó una denuncia contra Cabeza de Vaca por enriquecimiento ilícito por un valor de 46 millones de dólares.

A raíz de esa denuncia, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dependiente del Gobierno Federal, habría acreditado triangulaciones financieras mediante una empresa fantasma que reportaron al Gobernador ingresos por unos dos millones de dólares.

Cabeza de Vaca, del derechista Partido Acción Nacional (PAN), pidió en agosto de 2020 a la Fiscalía General de la República que le informara si existía alguna investigación en su contra.

En aquel momento, quien empezara su mandato en el fronterizo estado de Tamaulipas en 2016, aseguró en un escrito estar a disposición “de cualquier autoridad local o federal”.

El Gobernador, cuyo periodo al frente de Tamaulipas termina en 2022, es uno de los señalados por el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) acusado de corrupción, Emilio Lozoya, como uno de los políticos que habrían recibido sobornos para la aprobación de la Reforma Energética en 2013.

–Con información de EFE